• Home »
  • Emprendimiento »
  • 10 Razones por las cuales Usted Jamas debería ser un empleado Si quiere ser millonario, feliz y libre
10 Razones por las cuales Usted Jamas debería ser un empleado Si quiere ser millonario, feliz y libre

10 Razones por las cuales Usted Jamas debería ser un empleado Si quiere ser millonario, feliz y libre

Generalmente uno desde chico le están diciendo o escuchando como es que un amigo o un familiar consiguió un trabajo en una empresa.

Es más en la escuela siempre se pregunta y tu papá en qué trabaja.

Usualmente se mira con más respeto a aquél que trabaja para la empresa más grande o que sea una multinacional.

Pues bien, ¿usted jamás ha considerado que tal vez trabajar para alguien más puede ser el peor error que puede cometer en su vida?

Steve Pavlina quien es un afamado blogger que vive de sus propios negocios y obviamente de tener su blog.

Nos da 10 razones por las cuales usted jamás debería trabajar para alguien o tener un trabajo en el sentido tradicional del término.

Steve y su compañera Erin desde los años 90 que no tienen un trabajo formal.

Viven de lo más bien y consideran como un error pensar que uno debe de conseguir trabajo.

He aquí sus diez razones:

1. Los ingresos que se obtienen por trabajar para alguien es para tontos.

Steve nos dice que si bien da cierta tranquilidad trabajar para alguien esa es la forma más estúpida de generarse ingresos.

Cuando uno entra a una empresa observa que todos están mudos o con las cabezas metidas en sus cubículos dado que como bien señala Steve a uno sólo le pagan si está trabajando.

Pero ¿usted ha considerado que también puede ganar dinero mientras que no está trabajando?

Esto es lo que se conoce como los ingresos pasivos.

¿Por qué es que a usted le pagan sólo por sus 8 horas de trabajo diario cuando podrían pagarle por 24 horas al día?

La gente inteligente por eso no trabaja para otros sino que busca maneras de generarse ingresos.

Donde le paguen las 24 horas al día los 7 días a la semana construyendo sistemas de ingresos pasivos.

Pero ¿Cuáles son esos sistemas?

Dentro de esos sistemas está el inversionista que compra acciones.

La creación de una empresa.

La creación de un website o blog

La generación de regalías por un trabajo creativo que se realizó entre muchos otros.

Un claro ejemplo de esto es por ejemplo este blog.

A mí escribir este artículo me puede generar una hora de trabajo pero si llego a generar valor y la gente se interesa en el mismo.

Me van a pagar dinero no sólo por la hora de trabajo que me demandó escribir este artículo,

Sino por siempre mientras que tenga mi blog y siga generando ingresos a través del mismo.

Su blog le viene generando ingresos de hasta U.S.$40,000 mensuales desde Octubre del 2006 y como nos cuenta Steve no es su única fuente de ingresos.

El escribe un artículo una vez pero sigue recibiendo dinero por esos artículos 24 horas al día los 7 días a la semana.

Hacerlo sólo le costó el registro de su dominio U.S.$9 dólares.

Como agrega Steve para generar ingresos pasivos no hay necesitad de inventar la rueda sino seguir ejemplos que otros están haciendo.

En la actualidad como el programa de las afiliaciones entre otros para los cuales sencillamente debe de ir a las librerías especilizadas y comprar los libros adecuados.

2. Trabajar para otro te da una experiencia limitada.

A veces se pone como excusa que trabajar para otro nos dará la experiencia necesaria que requerimos.

Lo cual según nuestro amigo Steve es no sólo falso sino que el efecto de trabajar para otro es totalmente contrario dado que nos limita las experiencias que podemos tener.

Al trabajar para alguien usted sólo obtiene experiencia en ese trabajo pero en nada más.

El trabajo generalmente es repetitivo, se aprende mucho al comienzo pero luego uno se estanca.

Al hacerlo las habilidades aprendidas se vuelven rápidamente obsoletas.

Steve por eso nos pregunta que experiencia le parece a usted más valiosa.

Aquélla que se obtiene de un trabajo por el cual me pagan sólo mientras trabaje allí?

O la experiencia que pueda obtener para generar ingresos para toda mi vida.

3. Al conseguir uno un trabajo, su empleador lo trata de domesticar.

Steve es despiadado y nos dice que el mejor trabajador es el que es mejor mascota para su empleador.

Se premia al que mejor obedece y el proceso de trabajo consiste en quien es el que sigue mejor las órdenes y se adapta al entorno laboral que no es otra cosa que la jaula de la mascota que es en realidad el trabajador.

Lo cierto es que la naturaleza humana no sirve para estar encerrada. ¿Usted es una mascota?

4. Al tener un trabajo usted alimenta a muchos menos a usted mismo o a su familia.

Cuando uno tiene un trabajo en una empresa, gran parte del dinero que usted genera para la empresa sirve para pagar impuestos, pagarle a los accionistas de la empresa sus utilidades, pagar costos de la empresa que usted no disfruta.

Usted sin darse cuenta al trabajar para otros alimenta un montón de bocas que no son la suya ni la de su familia.

Usted está sencillamente perdiendo dinero, a usted le pagan sólo una fracción de lo que en verdad genera por que muchos se están llevando una tajada de lo que produce.

5. Tener un trabajo es algo demasiado arriesgado.

Steve llama idiotas a los que creen que trabajar para alguien, por más grande que sea la empresa es lo más seguro que existe.

Este es uno de los grandes engaños que nos han metido en la cabeza.

En realidad es todo lo contrario y es lo más arriesgado que uno puede hacer en su vida.

Uno al trabajar para otro se pone en una posición en la cual bastan sólo dos palabras para que todo se termine:

Estás despedido.

Lo más seguro no es tener una sola fuente de ingresos como puede ser un trabajo sino tener 10 o más fuentes de ingresos en simultáneo.

6. Al tener un trabajo usted se corre el riesgo de tener a un imbécil de jefe.

Si usted se dedica a los negocios y se topa con un idiota o patán sencillamente dará media vuelta y buscará hacer negocios en otro lado.

Si usted tiene un trabajo y su jefe es un imbécil lo único que le queda por hacer es decir: Sí jefe, lo que usted diga.

Como le gusta vivir a usted.

7. Si tiene un trabajo y quiere más dinero por su trabajo lo tiene que rogar. Usted se convierte en un mendigo.

Al tener un trabajo para otro usted tiene que rogarle a su empleador para que le aumente el sueldo, usted se convierte en un mendigo si quiere ganar más dinero.

Cuando usted se dedica a sus propios negocios no tiene que mendigarle a nada sino esforzarse por dar valor a sus clientes.

Usted será libre y si no puede convencer a un cliente sencillamente tendrá la libertan de mirar al siguiente cliente y no deberá estar rogándole a nadie ni mendigando.

Usted será libre y no un esclavo corporativo.

8. Trabajar para alguien le da a uno una limitada vida social.

Uno vive socialmente en el trabajo y pierde su vida social.

Sencillamente uno comienza a interactuar con sus colegas o mejor dicho co – esclavos corporativos y paran pasmados si tienen que salir con personas extrañas.

El mundo social del esclavo laboral, de la mascota, se reduce exclusivamente a la jaula corporativa donde lo han encerrado.

Se generan en función al rango dentro de la empresa ciertas conductas donde la secretaria tal vez sólo puede hablarle con libertad a la otra secretaria pero a los gerentes se les debe de decir señores.

En el mundo real cuando usted es su propio jefe usted puede mirar a todos por igual y sus relaciones sociales es el mundo real y no la jaula de una empresa.

9. Se pierde la libertad.

Al trabajar para alguien el jefe lo llena al trabajador de reglamentos, políticas escritas y no escritas con el ánimo de domarlo.

El empleado se vuelve temeroso y obediente de las reglas. Uno se convierte en un esclavo.

10. Uno se convierte en un cobarde.

Al uno perder la libertad se vuelve en un cobarde temeroso de las reglas y se encuentra rodeado de otros cobardes.

Todos ellos pueden pensar que su jefe es un idiota pero nadie se atreverá a decirle que lo es.

Uno pierde integridad y valor.

Nadie se atreve a decir en forma abierta que las cosas están mal, se dicen a media voz, con miedo.

Lo bueno es que no importa que baja se encuentre su autoestima usted siempre puede recuperar su valor y liberarse.

Fuente: Emprendices – Colombia / Javier Díaz

¿Que opina sobre esta información?