La última tecnología para comprar casa

La última tecnología para comprar casa

El sector inmobiliario adopta innovaciones como la realidad aumentada y el 3D para facilitar al cliente la compra de propiedades.

Realidad aumentada, hiperexperiencia o visión 3D. Estos conceptos comienzan a introducirse en el sector inmobiliario, un mercado que empieza a darse cuenta del potencial de algunas fórmulas tecnológicas aplicadas a la venta de inmuebles.

“En España vamos tarde en lo que se refiere a tecnología en general, no sólo en el sector inmobiliario. En Gilmar estamos acelerando con importantes avances que creemos que aportan ventajas al cliente”, asegura Javier Castellano, director de Comunicación y Márketing de Gilmar. Precisamente, la inmobiliaria española acaba de presentar dos nuevas tecnologías aplicadas a la compra de viviendas, la realidad aumentada y la Hiperexperiencia 360.

MÁS ALLÁ DE LOS PLANOS
“El lujo que representa la firma se traslada ahora al lujo que nos permite la tecnología. Gracias a la realidad aumentada, el cliente puede escanear un código QR desde su móvil y visualizar una vivienda que aún no esté construida como si fuera una promoción finalizada y real. Dejamos a un lado los tradicionales planos que dificultan al usuario la decisión de compra y le ofrecemos una experiencia casi real al alcance de la mano”, comenta Castellano.

Una tecnología similar es la que presentó Solvia durante la 19ª edición del salón inmobiliario Barcelona Meeting Point (BMP), celebrada del 21 al 25 de octubre de este año. En este caso, bajo el nombre de Interactive Print, la inmobiliaria propone al cliente descargar una aplicación en la tableta o móvil, de manera que, al enfocar hacia un catálogo, donde hay fotografías estáticas se puede ver la proyección de una imagen en 3D. Esta proyección permite movimiento para conocer todos los ángulos de la imagen mostrada sin necesidad de recurrir a diferentes fotografias.

La posibilidad de ver el inmueble que se desea comprar en tres dimensiones antes de que esté finalizado o sin construir es sólo una de las múltiples posibilidades que ofrecen inmobiliarias como Gilmar o Solvia. “Gracias a la experiencia Kinect, permitimos al cliente viajar por el interior de la vivienda e incluso seleccionar distintas opciones de acabados de suelos y comprobar in situ cuál de ellos se ajusta mejor a sus gustos y necesidades”, comentan desde Solvia sobre la utilización de la tecnología Kinect de Microsoft en la venta de determinados inmuebles.

En concreto, Kinect es un sistema de control que detecta el cuerpo humano y funciona según los movimientos de las manos, por lo que el usuario puede navegar por una vivienda como si se encontrara en ella.

La visión del inmueble de la forma más realista posible también es el objetivo de la Hiperexperiencia 360 de la inmobiliaria Gilmar. En el caso de que el comprador quiera ver una vivienda en otra localidad no hace falta desplazarse hasta ella.

“El cliente solo tiene que colocarse una gafas de realidad virtual e ir moviendo la cabeza para desplazarse por la casa como si estuviese allí. Son imágenes reales que tomamos desde la inmobiliaria y que, gracias a las gafas, conforman un escenario prácticamente real. Además, el comprador puede llevarse unas gafas de cartón a casa y la aplicación específica para poder volver a visitar el piso cuando lo desee antes de tomar una decisión”, explica Javier Castellano.

Tanto Solvia como Gilmar ofrecen estos servicios de forma gratuita a sus clientes como una forma de enriquecer la compra de pisos con la tecnología más avanzada.

Fuente: Expansión / Economía digital.

¿Que opina sobre esta información?