En 2015 cayó 5,8% la producción agrícola

En 2015 cayó 5,8% la producción agrícola

El motor agrícola siguió fundido. La información oficial evidencia que el pasado año la producción estuvo en picada por la falta de planificación, la menor disponibilidad de insumos para la siembra, la regulación de precios, las fallas eléctricas y la disminución de la inversión.

Si en 2014 el sector agrícola no vio luz, en 2015 tampoco. La Memoria y Cuenta del Ministerio de Agricultura y Tierras muestra que la producción registró una caída de 5,8% y en varios rubros el descenso fue de más de 20%, lo que refleja las fallas de suministro.

La información detalla que la contracción en arroz fue de 27,8%, maíz 18,9%, caña de azúcar 17%, tubérculos 4,84% y frutas 4,61%. Solamente la producción de hortalizas repuntó 6,5%.

Los datos muestran más. La superficie cosechada disminuyó 10%, respecto a 2014 y al detallarse las áreas se tiene que en cereales el descenso fue 17%, tubérculos 1%, frutas 8% y café, cacao y caña de azúcar 9%.

Los obstáculos en detalle

El Gobierno admite que el pasado año la producción enfrentó obstáculos, y además de la sequía, impactó la ineficiencia de los entes oficiales.

El despacho de Agricultura y Tierras destaca que las condiciones climatológicas, específicamente la sequía de mayo de 2015, afectaron en más de un 40%, la siembra de cereales.

AgriculturasPero señala que adicional a ese factor, hubo insuficiencia en la disponibilidad y distribución de insumos como semillas, agroquímicos, fertilizantes, entre otros. A ello se sumaron los reclamos de los productores por la ausencia de repuestos para la maquinaria agrícola y los problemas de infraestructura, deterioro y contaminación en algunos silos y mataderos.

El despacho pone como ejemplo que la meta de producción de caña de azúcar no se cumplió por fallas mecánicas, racionamiento de luz, falta de transporte y de insumos como: combustible, sacos y químicos. La producción de queso y carne no alcanzó los objetivos por la disminución en la recepción de leche fría, de animales en pie a matadero y por los precios regulados.

El Ministerio reconoce la ausencia de planes de inversión de varias de las unidades que se encargan de la producción, y añade que hubo limitaciones financieras.

El presupuesto del pasado año no se ajustó a los requerimientos reales de funcionamiento por el impacto de la inflación. “Las metas y objetivos se ajustaron a los recursos existentes, pero no a las necesidades reales del rubro y sus productores”, apunta el informe que agrega que a la asignación insuficiente se sumaron los problemas de ejecución.

En 2015 hubo “retrasos en la disponibilidad de recursos para poder cubrir los gastos logísticos y efectuar las inspecciones a las agroindustrias. Hubo restricciones en el mantenimiento del parque automotor por los pocos recursos”.

Adicionalmente, por la vía de la cartera agrícola fueron pocos los fondos asignados. El informe indica que “disminuyó la cantidad de recursos designados a las carteras agrícolas y hubo poco seguimiento al otorgamiento de créditos por parte de la banca pública”.

Aunque el Gobierno a lo largo de 2015 destacó la entrega de subsidios a varios sectores, la Memoria y Cuenta indica que en el caso del café los desembolsos se realizaron con retrasos.

A las limitaciones financieras y de insumos, se añaden las técnicas. El Ministerio de Agricultura admite que se registraron fallas en la formación y capacitación del personal para la producción de: ganadería de leche, ganadería de carne, pastos y forrajes, siembra de arroz, maíz, melón, cebolla y sorgo.

Fuente: Crónica Uno.

¿Que opina sobre esta información?