4 Tips para iniciar una empresa de cuidado de niños pequeños

4 Tips para iniciar una empresa de cuidado de niños pequeños

Emprender no siempre es sencillo. ¿Cómo encontrar una necesidad que no esté siendo satisfecha?

¿Cómo encontrar un espacio para desarrollar una actividad o vender un producto atractivo e interesante?

El cuidado a la persona es un área que ha representado un continuo crecimiento y que quizá por su complejidad logística, sigue teniendo un amplio espacio para desarrollar interesantes emprendimientos.

Dentro del gran universo de ideas de nuevas empresas contenidas dentro del genérico “cuidado de la persona”, se encuentra la atención a los niños pequeños.

En el mundo contemporáneo, en que padres y madres de familia precisan salir de casa para poder tanto sostener económicamente como para buscarla satisfacción profesional y personal, deben existir estructuras adecuadas para el cuidado de los niños.

Estructuras que les permitan el desarrollo integral y que otorguen un marco de confianza a los padres de familia.

¿Cómo aventurarse en este tipo de emprendimiento?

Hay distintas formas de abordar esta fabulosa idea que permiten trazar un camino hacia una empresa exitosa.

Aquí cuatro tips esenciales para dar el primer paso en una empresa de cuidado de niños pequeños:

Investigación previa de los requerimientos legales.

En cada país de habla hispana, la normativa es diferente en cuanto espacios para cuidado de niños pequeños (que aún no están en edad de ir a la escuela).

Cómo establecer una empresa de niñeras o bien un espacio-guardería, deberá seguir una ruta completamente diferente dependiendo de la legislación local.

No hay que ver este paso como un obstáculo: en el cuidado de niños, es importante que exista una regulación exhaustiva para garantizar la seguridad de los pequeños.

Asesoramiento con especialistas.

Puede ser con un pediatra, puericulturista o psicólogo infantil.

Aún mejor si nuestro personal tiene una formación profesional en el área del cuidado de pequeños o en puericultura.

Dependiendo de la latitud en que abramos nuestra empresa, las opciones de formación y capacitación pueden variar.

Pasión por el trabajo.

Bien dicen que hay ciertas profesiones y áreas de desempeño laboral que requieren una auténtica vocación.

La docencia, la medicina y si, el cuidado de niños pequeños, forman parte de este conjunto.

No cualquiera puede dedicar su tiempo de trabajo a atender las necesidades de niños de menos de 3 años.

Se requiere paciencia, atención, y una forma de dar cariño manteniendo distancia para seguir siendo un profesional.

Un sitio web bien diseñado.

Sin importar el enfoque que queramos otorgar a nuestra empresa de cuidado de niños (bien puede ser un sitio de niñeras bilingües, una pequeña guardería, un sitio de aprendizaje vespertino…).

Es importante presentarlo bien con todos los requerimientos y exigencias que hay en la web actualmente. Un sitio apto para teléfonos móviles, reactivo, al día.

Que respete los parámetros SEO y que esté apto para una campaña de marketing online, es un elemento infaltable en un emprendimiento de esta categoría.

Fuente: Emprendices – Colombia / Carla Martínez

¿Que opina sobre esta información?