Arquitectura comestible: La increible pastelería de Dinara Kasko

Arquitectura comestible: La increible pastelería de Dinara Kasko

La ucraniana Dinara Kasko traslada al mundo de la cocina dulce los conceptos de la arquitectura con relación al espacio, la forma y la geometría. Tal cosa es posible gracias a la nueva tecnología de modelado e impresión 3D, consiguiendo una simbiosis perfecta entre gastronomía, arte y arquitectura.

La ampliación del concepto de la palabra arte hace que se mire, desde un punto de vista artístico, hacia otras manifestaciones que, tradicionalmente, han sido consideradas meramente utilitarias, puesto que ciertas prácticas las trascienden. Un ejemplo paradigmático es la gastronomía.

En el año 2007, Ferran Adrià (n. 1962) fue invitado a participar en una de las exposiciones de arte contemporáneo más importantes del mundo: la documenta de Kassel (Alemania), en su edición nº 12.  El director del documental 12, Roger M. Buergel (n. 1962) insistió ante los medios de comunicación: “Ferran Adrià está invitado como artista, como pensador de los materiales o más bien de la interfaz entre los materiales y lo inmaterial. No es el cocinero del documental”.

Con esta declaración Buergel dejaba claro que ciertas realizaciones culinarias sobrepasan la mera artesanía para convertirse en verdaderos hechos artísticos. El mundo del arte consagraba al cocinero como el nuevo artista del siglo XXI.

Gatronomía y arquitectura

El trabajo de Dinara Kasko, dentro del campo de la cocina dulce, muestra unas líneas de investigación muy claras que la vinculan con conceptos espaciales derivados de sus estudios de Arquitectura y Diseño. Para esta pastelera, la apariencia de sus creaciones es tan importante como su sabor. Sus pasteles exploran las posibilidades formales que ofrece la geometría, decantándose por las líneas rectas, las formas simples y el color (fundamentalmente rojo, negro y blanco), en una especie de minimalismo arquitectónico aplicado a la cocina.

Arquitectura - Creación para Coup de Coeur en Minsk (Bielorrusia), Dinara Kasko. Imagen: Dinara Kasko

Creación para Coup de Coeur en Minsk (Bielorrusia), Dinara Kasko. Imagen: Dinara Kasko

Arquitectura - Creación para Hangar 78 en Padua (Italia), Dinara Kasko. Imagen: Dinara Kasko

Creación para Hangar 78 en Padua (Italia), Dinara Kasko. Imagen: Dinara Kasko

La estructura y la seriación se combinan para obtener volúmenes facetados sencillos, que sólo al ser cortados, en sección, muestran la composición interior de sus ingredientes. La intensidad de su color y los acabados de sus coberturas, gracias a acristalamientos y glaseados similares a esmaltes, potencian su carácter táctil.

Arquitectura: Diamante negro, Dinara Kasko. Imagen: Dinara Kasko

Diamante negro, Dinara Kasko. Imagen: Dinara Kasko

Gracias al empleo de la tecnología de modelado e impresión en 3D, los conceptos espaciales son fácilmente adaptables a las creaciones de Dinara Kasko. Para ello se apoya en la ayuda de un taller de ingeniería conocido como Garage Hub, donde consiguen estructuras de chocolate en 3D que pueden ser cortadas en láminas con cualquier tipo de diseño.

Corte del chocolate. Imagen: Dinara Kasko

Corte del chocolate. Imagen: Dinara Kasko

Arquitectura: Manipulación del chocolate. Imagen: Dinara Kasko

Manipulación del chocolate. Imagen: Dinara Kasko

En el caso de sus tartas cinéticas, creadas para la revista SoGood, contó, además, con la colaboración del artista afincado en Miami José Margulis, especializado en la abstracción geométrica y el arte cinético. Su tartas parten de la idea de una percepción cambiante conforme varía la perspectiva del espectador. La transposición de las formas artísticas a materia comestible, transforma la obra en arte efímero, arte que desaparece al ser comido.

Arquitectura - Pasteles cinéticos, Dinara Kasko. Imagen: Dinara Kasko

Pasteles o tortas cinéticas, Dinara Kasko. Imagen: Dinara Kasko

El influjo de la arquitectura es más evidente en creaciones como su serie Postres geométricos. La ausencia de decoración y su reminiscencia de piezas construidas, casi de hormigón, que no parecen cocinadas ni horneadas, genera, en algunos casos, unas formas duras de aspecto incomible, pero atractivas en su acabado y suaves al tacto, haciéndolas apetecibles.

Postre geométrico 5, Dinara Kasko. Imagen: Dinara Kasko

Postre geométrico 5, Dinara Kasko. Imagen: Dinara Kasko

Postre geométrico 6, Dinara Kasko. Imagen: Dinara Kasko

Postre geométrico 6, Dinara Kasko. Imagen: Dinara Kasko

Un postre singular de esta serie se conforma como un conjunto 3x3x3 de burbujas o esferas de acabado glaseado rojo brillante, no azucarado, y corazón de pastel de frambuesa. Su realización es posible gracias al molde de silicona diseñado por la propia Dinara Kasko, y que actualmente comercializa la marca italiana SilikoMart.

Postre geométrico 3x3x3, Dinara Kasko. Imagen: Dinara Kasko

Postre geométrico 3x3x3, Dinara Kasko. Imagen: Dinara Kasko

En el caso de Triangulación de lima-albahaca, la forma geométrica vuelve a conectar arquitectura y pastelería. Lo logra en un volumen basado en la descomposición en facetas y el principio de triangulación. El esmalte neutro de color rojo se aplica con pistola pulverizadora.

Triangulación de lima-albahaca, Dinara Kasko. Imagen: Dinara Kasko

Triangulación de lima-albahaca, Dinara Kasko. Imagen: Dinara Kasko

Detalle de la cobertura de Triangulación de lima-albahaca, Dinara Kasko. Imagen: Dinara Kasko

Detalle de la cobertura de Triangulación de lima-albahaca, Dinara Kasko. Imagen: Dinara Kasko

Para la presentación del nuevo chocolate Ruby, de color rosa, se quería enfatizar su sabor único e inusual. Se optó por una composición algorítmica de 81 pasteles individuales. Al final, ellas conformarían una única composición de piezas completamente diferentes entre sí.

Se ha tomando como inspiración el trabajo del artista Matthew Shlian. En efecto, se partió de la geometría de un tronco de pirámide al que se modifica su inclinación y el área de su cara superior, para obtener todas las variaciones necesarias.

Tarta Ruby, Dinara Kasko. Imagen: Dinara Kasko

Tarta Ruby, Dinara Kasko. Imagen: Dinara Kasko

Las tartas de Dinara Kasko asimilan la investigación conceptual de verdaderos proyectos arquitectónicos, en los que la manipulación de formas y volúmenes es el objetivo del proceso creativo. Sus obras se asemejan, en consecuencia, a maquetas de arquitectura comestible.

Chocolate block, Dinara Kasko. Imagen: Dinara Kasko

Chocolate block, Dinara Kasko. Imagen: Dinara Kasko

Arquitectura comestible: La increible pastelería de Dinara Kasko

Fuente: Arquitectura y Empresa  //  Dinara Kasko

¿Que opina sobre esta información?