Así eran los pioneros de las grandes marcas actuales

Así eran los pioneros de las grandes marcas actuales

Alrededor de 1880, John Styth Perberton elaboró un brebaje a base de hojas de coca y cola de nuez, que comenzó a gozar de gran popularidad por su agradable sabor. Asa Griggs Candler compró los derechos de comercialización del jarabe y los vendió a los fabricantes de soda de Estados Unidos, que le aplicaron agua carbonatada. Nacía así la popular Coca-Cola.

La historia empresarial está plagada de pioneros como éstos. Algunos nombres sobresalientes son los de Alexander Graham Bell, Thomas Alba Edison, Siemens, Daimler y Benz, Bayer, Michelin, Colgate, Levi Strauss, Coco Chanel, René Lacoste o Anthony Fokker. A éstos se suman algunos españoles como José Ignacio Ferrero y José María Ventura (Cola-Cao), Enrique Bernat (Chupa Chups), Goicoechea y Oriol(Talgo) o José Antonio Serrallach (inventor de la mercromina).

Frente a los clásicos, hay que mencionar a los pioneros del siglo XXI. Muchos de ellos surgieron en la mítica Silicon Valley: William Hewlett y David Packard (HP), Andrew Grove (Intel), Nolan Bushnell (creador del primer videojuego), Steven Jobs y Stephen Wozniak (Apple) o Bill Gates (Microsoft). Otros pioneros destacados son Richard Branson (Virgin), Giorgio Armani, Amancio Ortega (Zara) o José Lacasa (Chocolates Lacasa).

¿Qué características comunes tienen los pioneros de antes y de ahora? Los expertos consultados han detectado los siguientes rasgos comunes:

1.Creatividad

El pionero debe ser creativo, aunque no tanto por tener grandes ideas sino por encontrar las soluciones más adecuadas en cada momento a los diferentes problemas. Pero crear no es siempre sinónimo de inventar. Ser creativo consiste también en saber innovar los productos existentes, darles la vuelta y casi crear uno nuevo a partir del ya existente.

2. Genialidad

La genialidad sigue existiendo, aunque hoy los pioneros geniales son minoría. Quizá sea está la principal diferencia que encontramos entre aquellos primeros pioneros, que se encontraron todo un mundo por hacer, y los nuevos, que viven en un universo global de tecnologías muy avanzadas.

3.Capacidad para innovar

Más que inventor, hay que ser innovador. El inventor es contradictorio porque sólo piensa en su producto y no en el mercado; el innovador no sólo tiene que ser capaz de innovar en productos, también en mercado o en distribución.

4.Visión empresarial

Thomas Alba Edison, fundador de la Edison Electric Light Co., cometió un gran error cuando se opuso en 1892 a una alianza de su empresa con la Thomson-Houston, germen de la General Electric. Los pioneros deben tener amplitud de miras y un gran sentido de la globalización. Si es un verdadero pionero, generalmente no tendrá miedo a perder el control de su producto porque tiene capacidad para crear otros nuevos.

5. Formación

En muchos casos, los grandes pioneros carecían de conocimientos empresariales y sólo se apoyaban en la intuición. Un management profesional es vital para el desarrollo de cualquier empresa.

Decálogo del pionero

1. Creatividad. Es una persona que encuentra soluciones originales a problemas empresariales.

2. Curiosidad. No solo ponen en marcha una idea inédita, sino que crea productos nuevos desde los ya existentes.

3. Anticipación. Se adelantan al mercado y crean nuevos productos demandados por una sociedad en constante cambio o transforman los que van quedándose obsoletos.

4. Riesgo. No solo hay que ser una persona arriesgada, sino que debe tener habilidad para conducir situaciones difíciles y superar los problemas, aplicando nuevas y más originales ideas.

5. Confianza en sí mismo. Es muy difícil convencer a otras personas si uno mismo no está convencido de sus propias posibilidades.

6. Constancia. Muy útil para conseguir los objetivos marcados.

7. Capacidad de organización. Una buena organización permite aumentar la eficacia y ahorrar mucho tiempo.

8. Dotes de mando. Mandar no significa ordenar. Los grandes hombres de empresas lo son porque se rodean de las personas adecuadas. Delegar es una de las claves del éxito.

9. Formación. Hoy es fundamental una buena preparación para afrontar los nuevos mercados. El manejo de idiomas y los conocimientos informáticos son complementos fundamentales.

10. Capacidad de análisis. Característica fundamental en la toma de decisiones rápidas y efectivas.

Fuente: Emprendedores – España

¿Que opina sobre esta información?