Ciudad Guayana sigue sin planta de tratamiento de agua

Ciudad Guayana sigue sin planta de tratamiento de agua

La Cámara de la Construcción del estado Bolívar se sumó a los llamados públicos que gremios y profesionales han hecho al Gobierno nacional, regional y municipal sobre la falta de una planta de tratamiento de agua en Puerto Ordaz y San Félix.

Desde 2011, Puerto Ordaz carece de una planta que trate las aguas servidas que caen en crudo al lago de Macagua, del río Caroní. Sin importar los exhortos que ha hecho el Colegio de Ingenieros de Venezuela (CIV) seccional Guayana, ningún ente del Estado se ha pronunciado públicamente, sobre la inoperatividad de la planta de tratamiento de Los Olivos, que fue desmantelada por el abandono.

El presidente de la Cámara de Construcción, Oscar Gómez, propuso este martes “la colocación de plantas de pre tratamiento” de aguas servidas en las urbanizaciones y centros comerciales, “tomando en cuenta los años que pueda tardar restructurar la planta de Los Olivos o construir la planta de Santa Rosa”, la cual está planificada para el lado sur oeste de Puerto Ordaz y ni siquiera se ha construido.

La propuesta incluye, necesariamente, el compromiso del Estado, sea Hidrobolívar, la Alcaldía de Caroní o Corpoelec –ente encargado de la planta de tratamiento-, toda vez que invitan a la colocación de un plazo determinado para la instalación de los equipos que ayudarían a “disminuir la cantidad de aguas no tratadas” que caen en los colectores principales, que luego depositan grandes cantidades de aguas contaminadas en el Caroní.

Regionalizar la obra

Gómez exaltó que las empresas agremiadas a la Cámara de Construcción pueden prestar la mano de obra para la fabricación e instalación de estos equipos.

El presidente del CIV Guayana, Pedro Acuña, reclamó a las autoridades haber ignorado los esfuerzos del gremio, que tiene como función “ser guardianes del bien público”. Se refiere a las propuestas que los ingenieros han planificado desde la Comisión de Ciudad y Ambiente, a partir del mes de abril, sobre distintos problemas del municipio, y no han sido tomados en cuenta.

Los gremios, que también estuvieron acompañados por representantes de la UCAB Guayana, alertaron además a la municipalidad sobre el desarrollo de nuevos urbanismos, “que se detenga la construcción de viviendas sin que cuenten con un sistema de tratamiento de agua”, como el que proponen, para contribuir al cese de la contaminación del lago de Macagua.

El calvario del agua en Caroní

A mediados de año hubo un coloquio del CIV sobre calidad del aguaen el que se explicó este problema de salubridad. Correo del Caroní publicó, posteriormente, un reportaje para explicar que en la memoria y cuenta del Ministerio de Energía Eléctrica, en el apartado de Corpoelec, se lista la remodelación y rehabilitación de la planta de tratamiento de agua de Los Olivos como una obra ejecutada en 2014, para la que se gastaron 154 millones de bolívares.

Jorge Yánez, miembro de la subcomisión de aguas del CIV Guayana, esclareció que si bien no estamos al borde de una epidemia, pues la contaminación del embalse de Macagua es contrarrestada con el uso aumentado del cloro en el acueducto de Puerto Ordaz, Caroní está al frente de la desidia de sus autoridades indolentes por la apatía con que han encarado la paralización de la planta de tratamiento.

Se refiere a que el excesivo uso de cloro en el agua produce trihalometanos, los cuales a largo plazo, representan un riesgo para la salud.

“Basta con leer un periódico para darse cuenta que en esta ciudad, todos los días, hay un problema con el agua”, dijo Yánez. El colapso del colector libertador, por ejemplo, condena a los habitantes de Las Teodokildas, Las Amazonas, UD-338 y sectores aledaños, a vivir en medio de ríos de aguas negras pues el destape de las cañerías dura, a lo sumo, una semana.

Mientras no hay solución concreta al colapso del colector Libertador, al colapso de las aguas servidas en Unare y San Félix, y a la falta de planta de tratamiento de agua en Ciudad Guayana, el municipio Caroní seguirá en vilo por la calidad de agua que consumen los guayacitanos.

Fuente: Correo del Caroní

¿Que opina sobre esta información?