Colapso de arroyo mantiene en vilo a residentes de El Espejo

Colapso de arroyo mantiene en vilo a residentes de El Espejo

Esta populosa comunidad se encuentran en vilo por el colapso del arroyo que bordea sus viviendas.

“El agua ya está alta y siempre que llueve se mete para los cuartos, por eso yo tengo todo recogido”, expresó Romero, quien es ama de casa y madre de dos niños.

Agregó que la “pudrición es horrible” y los zancudos se alborotan en las noches.

El vocero del consejo comunal El Espejo 1A, Alcides Medina, denunció que la red de cloacas está tapada, y ya las aguas negras se están metiendo para las casas.

Manifestó que a través de la Corporación de Vialidad e Infraestructura de Anzoátegui (Covinea) consiguieron una cuadrilla para limpiar el arroyo y tratar de mejorar la situación.

Aseguró que el 28 de junio de este año, el alcalde de Barcelona, Guillermo Martínez, y el gobernador de la entidad, Aristóbulo Istúriz, prometieron reparar el colector que está dañado, así como embaular y ampliar la boca del arroyo.

“Aquí vino Covinea y realizaron unos trabajos mal hechos en el colector caído. Fue peor el remedio que la enfermedad, porque no arreglaron nada y la calle quedó como si la hubiesen bombardeado”, expresó.

Epidemias
Medina hizo un llamado al gobernador para que cumpla su promesa, pues el desbordamiento de las cloacas causa enfermedades a los residentes del sector.

“Aquí tenemos epidemia de sarampión, hepatitis y dengue hemorrágico”, aseveró.

Angi Romero declaró que sus hijos se han visto afectados con sarampión, sarna y gripe.

Alida González precisó que sus nietos también han sufrido afecciones de la piel.

“Puro excremento es lo que sale cuando se desbordan las cloacas, no ha llovido y el arroyo ya está lleno”, dijo.
Agregó que “aquí no hay Gobierno para nada, a quién le reclama uno algo”.

Afectados
José Luis Negrón, vecino del sector El Espejo 1A, de Barcelona, comentó que la situación del riachuelo afecta a unas 200 familias.

“El arroyo está verde y lleno de basura. Es el mismo que atraviesa la avenida Juan de Urpín, la calle Oriente y Guamachito”, refirió.

Dijo que desde hace unos 17 años no le hacen una limpieza profunda para que el agua fluya con facilidad.

Además se quejó del servicio del aseo urbano, el cual no pasa con regularidad, por lo que muchas familias constantemente acumulan desechos en el frente de las viviendas. “Las calles también están deterioradas y llenas de huecos”.

El ama de casa Magalis González tiene que vivir con un bote de aguas negras en el frente de su casa.

Allí colocaron una tabla que funciona como un puente improvisado para evitar que los adultos y niños que entran a su hogar se caigan o ensucien con el agua.

“Esto ocurre constantemente, aunque desde hace una semana ha estado peor y por ello hay muchos niños en el sector que se están enfermando”, señaló.

El patio de la casa de Antonio Rengel da hacia el arroyo. “Cuando llueve el agua se mete hasta los cuartos”, señaló el hombre de 60 años.

Recordó que el año pasado realizaron una limpieza en una parte del riachuelo, pero no fue completa. En el fondo de su patio se observa un agua de color verde, cubierta de monte y basura flotando. “De aquí he sacado hasta cascabel”, confesó.

Han trabajado
A través de una nota de prensa, la Alcaldía del municipio Simón Bolívar informó que han invertido más de 30 millones de bolívares para recuperar el sector El Espejo.

En el boletín informativo aseguraron que “han desarrollado la construcción de cajones de drenajes y bateas en la avenida Juan de Urpín, al igual que han trabajado en la conservación, ampliación y mejoras del sistema hidráulico que incluye aguas blancas, servidas y pluviales, así como la construcción de un sumidero en la calle 23 de Enero”.

Manifestaron que ejecutaron la reparación del colector de la avenida Bermúdez.
Además realizan mejoras en materia de vialidad en la calle Zulia.

Sin alumbrado
La falta de alumbrado público es otra carencia en el sector El Espejo 1A ubicado en Barcelona. El residente de la comunidad José Luis Negrón denunció que el callejón San José, la avenida Juan de Urpín y la calle Orinoco son una boca de lobo. “Hay pocos bombillos que sirven y la intensidad del alumbrado no es suficiente, de noche la mayoría de las calles están oscuras, expresó.

Fuente: El Tiempo

Foto: Diario Metropolitano

¿Que opina sobre esta información?