Colegio de Ingenieros: Guri llegaría a cota mínima en abril de seguir niveles de descenso

Colegio de Ingenieros: Guri llegaría a cota mínima en abril de seguir niveles de descenso

A 246,71 metros sobre el nivel del mar amaneció la cota del embalse Guri este miércoles, 16 de marzo, a poco menos de tres metros de la cota mínima histórica que alcanzó en el año 2003. Con el fenómeno El Niño en contra, y con deficiencias en el sistema de turbinas, la central hidroeléctrica está lejos de trabajar a su máxima capacidad. Sin embargo, la Comisión de Energía Eléctrica Nacional del Colegio de Ingenieros de Venezuela advierte que el embalse podría llegar a la zona de colapso en abril si los niveles de descenso registrados en 2015 se mantienen.

Unos 19 metros sobre el nivel del mar separan a la Central Hidroelétrica de alcanzar su cota máxima, que llega a los 270 metros. Sin embargo, el agua no solo es lo único que falta en el embalse: también el mantenimiento brilla por su ausencia.De las 20 turbinas que operan en la central, cuatro están dañadas, aseguró el presidente de la comisión, Winston Cabas.

De acuerdo con un informe presentado por el Colegio de Ingenieros este miércoles, el año pasado la cota mínima descendió hasta los 250 metros y se registró un promedio de descenso de 16 cm por día. De continuar disminuyendo al ritmo de 2015, para el 2 de abril el embalse más importante del país entraría en la zona de colapso: 244 metros.

A pesar de que los rumores de un apagón nacional han cobrado un mayor eco ante la fuerte sequía, especialistas descartan este escenario y aseguran que la consecuencia será un racionamiento eléctrico aún más estricto. “Corpoelec deberá publicar un programa de racionamiento para que la gente pueda desenchufar los electrodomésticos cada vez que haya cortes”, sugirió Cabas.

Una gestión de desaciertos 

En febrero de este año, el Grupo Zuloaga publicó un informe en el que atribuye la precaria situación de energía a dos crisis que se complementan: una eléctrica, correspondiente a la gestión de Corpoelec, y otra del sector de hidrocarburos, en el que resalta la gestión de Pdvsa.

La crisis eléctrica, señala el documento, se produce por la gestión actual, donde el conglomerado apunta que han prevalecido la improvisación, la opacidad, las contrataciones irregulares, el monopolio y la centralización.

Tanto el Grupo Zuloaga como el Colegio de Ingenieros consideran que la predominancia del factor político sobre los aspectos técnicos y económicos, el uso inadecuado de los recursos, la falta de ingresos y la centralización de la industria eléctrica son los principales causantes de la crisis que atraviesa el país.

Crisis Eléctrica Grupo Zuloaga
Tomado del informe publicado por el Grupo Zuloaga en febrero de 2016

No obstante, el fenómeno climático El Niño también tiene su cuota de culpa. El presidente de la Comisión de Energía Eléctrica Nacional del Colegio de Ingenieros niega que los niveles críticos de la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar se deban a la gestión del Gobierno. “El problema del Guri es debido al fenómeno El Niño, que hace que no llueva en la cabecera de los ríos que alimentan el embalse“, afirmó.

Poca agua llega a la central; sin embargo, si los niveles de la cota disminuyen tres metros más, los operadores deberán tomar acciones que reducirían aún más la generación de energía necesaria para abastecer la demanda eléctrica máxima de la población, ubicada en 18.500 megavatios. “Si llega a los 244 metros, habrá que desprogramar ocho turbinas, lo que llevaría al Guri a generar 5.500 megavatios”, puntualizó.

Frente a la crisis actual, el Colegio de Ingenieros apunta que el Gobierno ha debido terminar la construcción de la Central Hidroeléctrica de Tocoma, la cual estuvo prevista en un principio para 2012, luego para 2014 y aún no está en funcionamiento. Su operación habría aligerado la demanda exigida al Guri y habría evitado el racionamiento de energía.

Sin agua y sin termoeléctricas

El funcionamiento de las plantas termoeléctricas habría evitado la “sobreutilización” de las centrales hidráulicas ante la sequía ocasionada por el fenómeno El Niño. No obstante, del total del parque degeneración térmica instalado, 50% está inoperativo.”De los 18 mil megavatios están disponibles solo 9 mil”, aseguró Cabas. En el informe se señalan las unidades fuera de servicio, la falta de mantenimiento y la insuficiencia de combustible como las principales causas de la deficiencia.

En los últimos años, la mayoría de la inversión estuvo dirigida al funcionamiento de plantas térmicas; sin embargo, la inoperatividad ha ocasionado que el Guri se resienta más rápido.

A pesar de que el Guri tiene 38 años operando, el ingeniero Winston Cabas aseguró que el embalse más importante del país aún da para más si se deja de sobreutilizar. “Le quedan muchos años más de vida al Guri si se administran bien los recursos y si se le da el mantenimiento adecuado“, afirmó.

Fuente: Efecto Cocuyo

¿Que opina sobre esta información?

Title
Caption
File name
Size
Alignment
Link to
  Open new windows
  Rel nofollow