Conversación entre arquitectos sobre lo esencial, la docencia y la vida

Conversación entre arquitectos sobre lo esencial, la docencia y la vida

En un momento de ocio, ya al filo de la madrugada, en un chat de arquitectos de la Universidad Simón Bolívar (USB) se desarrolla una interesante conversación.  Un intercambio entre colegas que habiendo compartido años de amistad, cada momento descubren algo más que los conecta y hasta quizás descubran algo más de sí mismos.

Comienzan por intercambiar aquellas cosas que han hecho además de la arquitectura. Lógicamente se refiere a aquellas que han dejado una grata experiencia o esa vivencia que vale la pena compartir… Aquellas cosas que con orgullo algún día nos gustaría contarles a nuestros hijos y nietos. Surgen temas diversos, entre lo mundano y la bohemia. Pero surge también un tema trascendental como la docencia.  La experiencia de enseñar y su evolución desde aquellos tiempos, desde que los protagonistas de esta conversación eran estudiantes hasta el presente.  Quien escribe estas primeras líneas y transcribe los diálogos es también parte de esa pequeña comunidad de ex compañeros, colegas y siempre amigos, más allá de la distancia y el tiempo. Y es que los amigos de la universidad y de nuestra juventud, terminan siendo los amigos de toda la vida. Quizás porque nos recuerdan una época que todos los días quisiéramos volver a vivir pero con nostalgia sabemos que aquellos tiempos no volverán. Por eso recoger estos diálogos intenta también comunicar a los estudiantes de hoy una forma de ver y sentir la vida. Es además la manera de mostrar toda la pasión que hay tras la hermosa tarea de enseñar, evidenciando esa faceta del profesor que jamás vemos cuando somos estudiantes.

El planteamiento inicial viene de Isaac Estanislao -extraordinario arquitecto y mejor ser humano- quien asegura que “Aparte de disfrutar los proyectos y las obras aquí y en España, debo decir que me gusta mucho la docencia. Formar chamos. Enseñarles a pensar y sentir la Arquitectura”. Y agrega “tratar de transmitir de alguna manera esa pasión que venía de Roig, Miguel Arroyo en Arte, Guillermo Carreras, Joel Sanz, Tenreiro, y hasta los nuestros Enrique Larrañaga, Guillermo Frontado y David Gouverneur, con todo y su juventud. Enseñar y escuchar es un placer”. Se refiere a Isaac a algunos de sus profesores y a otros compañeros que igualmente han entregado muchos años a la docencia. Recuerda además algunas experiencias estudiantiles que “salieron bien… fue emocionante y motivador”, advierte. “La verdad…yo disfruté mucho mis años en la USB. Nada que ver con el año que estuve en la UCV”, advierte.

Antes Andrés Makowski –otro talentoso colega con más de 15 años de experiencia en docencia e investigación- se había referido a su gratificante experiencia docente en la UCV y hablo del Taller X.

¿Taller X? será algo así como X-architects … como X-man, se pregunta Isaac. No pocos confiesan desconocer el tema, otros disimulamos nuestra ignorancia esperando que Andrés nos cuente. Mientras siguen las especulaciones sobre el Taller X, nos envía fotos de presentaciones…

Conversacion - Arquitectura 2

Conversacion - Arquitectura 3

Conversacion - Arquitectura 4

Hasta que por fin, Makowski nos saca de las tinieblas. “Parte de mi trabajo lo realizo en la FAU (Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UCV). El taller X es una unidad docente en la cual la mayoría de los docentes son egresados de la Universidad Simón Bolívar”…. “Las imágenes enviadas son parte del producto de un curso que se inició antes de las protestas que sacudieron al país, que se reanudó hace cuatro semanas y termina hoy…el nivel es 4to semestre”.

Las imágenes evidenciaban el uso de nuevas tecnologías para las presentaciones, las cuales sin lugar a dudas “son realmente impresionantes”, de acuerdo a la calificada opinión de Enrique Feldman, quien agrega: “hay que ver lo que nos costaba a nosotros hacer una presentación a tinta… sudor y lágrimas”. Todos nos sentimos identificados con el comentario. Y varios opinan, como Amalia Borrajo: “Así es! Y creo que hoy como docente hay que buscar debajo de tanto despliegue tecnológico la esencia y valor del proyecto. O como Pedro Izquierdo: Ocurre con las herramientas de hoy que muchas veces uno se encandila con las imágenes. Y al analizar el diseño, a veces este “no tiene nada en la bola”…..

Conversacion - Arquitectura 6

Surge así un tema conexo: ¿Acaso la tecnología limita el pensamiento? ¿La evolución va en detrimento de la creatividad o plantea nuevos desafíos? ¿O más bien, las nuevas tecnologías ofrecen novedosas formas de comunicar una misma idea? Hay varias intervenciones, todas interesantes… El debate puede ser interminable y por fortuna, Makowski replantea la conversación. Apunta hacia lo esencial de la arquitectura para luego abordar el asunto de la docencia y del Taller X, que aún nos tiene cavilando.

Conversacion - Arquitectura 7

Dice Andrés: “después de leer con atención lo escrito por ustedes, me convenzo aún más de lo maravilloso de este tiempo de pájaros que nos ha tocado vivir. Todos volamos en un sentido u otro, a veces en bandadas y a veces en solitario, pero siempre, al detener ese vuelo, nos cobijamos en nuestros propios nidos. Nidos forjados con tiempo, trabajo y paciencia; orientados por un deseo y una necesidad; nidos propios en los cuales es posible dar cobijo a otros y a nosotros mismos….. A veces imagino a los arquitectos así. Parte importante de nuestras vidas se articula en todo aquello que se relaciona con la Arquitectura, con sus procesos, sus técnicas, sus materiales, sus herramientas”.

Y continúa Makowski: “Rafael Moneo en “Anyway” escribe: “Lo específico de la arquitectura es un modo de pensar que permite interpretar un medio físico”. A mí, este texto me parece maravilloso: un modo de pensar, de imaginar, de relacionarnos con las cosas, con los otros y con nosotros mismos, un modo de pensar forjado en el tiempo bajo el imperativo de conectar, de hacer coexistir simultáneamente el mundo de las ideas con el de las posibilidades….. En este orden de ideas, si aceptamos la premisa de Abbagnano que afirma que el Proyecto es “la anticipación de una posibilidad”, y la posibilidad es aquello que aún no es pero puede llegar a ser, es decir, una idea o una imagen nacida de un estímulo externo, es válido afirmar que nuestro hacer siempre se inicia en una idea o imagen y que nuestra labor consiste en escalarla a través de los procesos que son propios del proyecto y del diseño arquitectónico”.

Conversacion - Arquitectura 1

“Parte de las imágenes que les envíe, son resultados de un proyecto académico que se ha venido labrando durante buen tiempo. Y que como se habrán dado cuenta, resultaría extremadamente fastidioso (y dificultoso) intentar comunicarlo vía WhatsApp. Por tanto, más que hacer ese inútil esfuerzo, voy a intentar comunicarles el ejercicio de diseño propuesto para este nivel”. Por fin vamos a saber lo que es el fulano Taller X… Y según nos cuenta Makowski , la cosa es así:

1. Se introduce el curso a través de la presentación del marco teórico, los objetivos y alcances previstos durante el semestre.
2. Una vez comunicados los fundamentos, a cada alumno se le asigna un ejercicio (uso y programa) diferente. En este curso se inscribieron 28 estudiantes por lo que se desarrollan 28 proyectos y diseños diferentes.
3. Una vez que el estudiante recibe el encargo, su primer ejercicio es construir una imagen “autorreferencial” que intente expresar el sentido o lo que la cosa solicitada ‘es’. Lo complejo de esta primera construcción radica en el hecho de que el estudiante se le prohíbe utilizar imágenes de cosas o artefactos ya construidos, ya que el objeto es comunicar ese sentimiento que la cosa solicitada produce en nosotros. Aquí las técnicas de representación sin absolutamente libres.
4. Está primera imagen, construida desde la más pura intuición, se convierte así en piedra angular de los procesos por venir.
5. Una vez que el estudiante objetiva ese sentimiento, se les solicita viajar por el mundo de las cosas. Se les invita a conocer e investigar, desde sus presunciones, el cómo otros han abordado ese mismo problema. Esta manera de acudir a los referentes, permite al estudiante una busca interesada, una busca en la que el referente se subordina a esa imagen inicial. Con este material, el estudiante de primer ciclo, construye por un lado los espacios capaces de reflejar ese sentimiento convirtiéndolo en un pensamiento concreto y, por el otro, construye el programa que es propio del encargo solicitado.
6. Ya en esta fase y con este material construido se inicia el proceso denominado cómo “escalamiento” o ajuste del pensamiento a través de técnicas que son propias del diseño arquitectónico.
7. La primera técnica utilizada es la axonometría. Se le solicita al alumno edificar o insertar un elemento arquitectónico que esté presente en sus imágenes anteriores. Una vez que el estudiante logra realizar esta operación, inmediatamente descubre que esas imágenes o fantasías previamente construidas pueden ser edificadas.

A esta altura, Isaac Estanislao advierte lo interesante de la propuesta: “el paso previo a la primera raya: enseñar a pensar antes de diseñar”.

Andrés Makowski: “Lo interesante de estos protocolos es precisamente eso, Isaac. Antes de actuar debes pensar, imaginar y expresar lo que sientes desde o a través de tu propio nido

Isaac Estanislao: ¡Así es! Pero insisto que lo más didáctico es enseñar a pensar y discurrir la idea y el concepto, para establecer una base de pensamiento que permita ser coherente de la primera a la última línea, y más aún si se construye, que es la idea y el fin, y que todo suene igual”.

Andrés Makowski: Estamos en absoluta armonía y correspondencia de ideas, Isaac. Esta técnica de la axonometría nace del reconocimiento y valor de las nuevas tecnologías.

Isaac Estanislao: “Los renders y dibujos en autocad han disminuido la importancia de los modelos reales, maquetas, materiales. ¿Me equivoco?”

Andrés Makowski: Si es que existe alguna pequeña diferencia entre estos protocolos y los que nos ayudaron a formarnos, es el uso de los procesos. Yo, personalmente, me forme con el uso del croquis, la planta y la maqueta para finalmente maravillarnos con el espacio que aparecía. Casi que en ese orden. Este protocolo en vez, inicia con una construcción libre, casi que desprejuiciada, intuitiva, (y a veces irreverente) del espacio. Luego, es que se utilizan las otras técnicas”.

Isaac Estanislao: “¿Lo estaremos haciendo bien?”

Andrés Makowski: “Lo que puede ser considerado como válido en estas maneras reside fundamentalmente en el hecho de que el recurso tipológíco (que tanto nos contenía) pasa a estar subordinado por ese impulso inicial”.

Isaac Estanislao: “¿Será que debemos meternos en la Realidad Virtual para ver los espacios y las formas, como sustitución de las maquetas?”.

¿Cómo era imaginada la realidad antes del descubrimiento de la cámara fotográfica? se pregunta Makowski…

Andrés Makowski: “Es parte de las posibilidades que los nuevos tiempos asoman… Pensemos cómo la realidad era imaginada antes del descubrimiento de la cámara fotográfica. ¿Qué pasó después de este hallazgo?… De los fundamentos que orientaron a la “caja” y al “decoro” del XIX, se pasó a ese maravilloso siglo XX”.

Isaac Estanislao: Cuando nació la fotografía muchos académicos dijeron “Murió el arte”. Y otros dijeron “acaba de nacer el auténtico arte”. Antes el arte contaba historias y a partir de finales del siglo XIX nacieron los impresionistas. Luego vino Cezzane, y mas tarde, Picasso, con todo lo que hasta hoy representa”.

Andrés Makowski: El abstraccionismo o esa disolución de la realidad observada, representada en espacios pictóricos y arquitectónicos nunca antes imaginados. En los inventos del hombre, en las nuevas tecnologías, creo que reside el germen de cualquier posibilidad por venir….. Este año se cumplen 100 años desde que Theo van Doesburg nos entregó ese maravilloso texto –más bien, manifiesto- “Los 17 puntos de la nueva arquitectura Neoplástica” que tanto influyó en la construcción de la primera modernidad”…… “Comentó esto porque veo extrañas reacciones ante las extraordinarias posibilidades que las nuevas tecnologías nos pueden ofrecer. Y lo dice alguien que sigue diseñando con lápiz y papel. Es más, ni siquiera manejo el Auto CAD”.

Continúa Andrés Makowski: “Siguiendo con el protocolo utilizado en los cursos, y entendiendo que casi todos los estudiantes cambiaron el croquis por el plasma o los LEDS controlados a su vez por nuevos e interesantísimos programas que facilitan las operaciones de diseño, la Axonometría se convierte en el medio a través del cual el estudiante construye y ordena los espacios por el imaginados. De esta construcción es posible derivar los modelos estructurales o de soporte, los esquemas de circulación, las plantas, las secciones, los alzados, etc etc., así como la casi totalidad de los recursos que pueden hacer posible una construcción de los espacios imaginados con extraordinaria precisión y semejanza. El problema no es la tecnología sino el uso inteligente que hacemos de ella. Fíjate, nos estamos comunicando por Whatsapp. Ya no escribimos o comunicamos lo cotidiano en papeles de hilo, ya no enviamos por correo ordinario nuestras ideas. La casi totalidad del protocolo que permitía comunicarnos ha sido afectado y sin embargo, seguimos comunicándonos”.

Isaac Estanislao: Las veces que he sido profesor siempre ha sido haciendo croquis, usando papel y lápiz… y quizás de último trabajar en digital. Pero insisto en que dibujen a mano todo de primera. Que disfruten y entiendan ese momento de creación inmediata. Lo otro es técnica y carpintería”.

Andrés Makowski: “Es posible”.

Isaac Estanislao: “De hecho, muchos alumnos no saben dibujar a mano suelta”.

Andrés Makowski: “Es verdad, Isaac; es más, sus dibujos a mano alzada son espantosos. En el taller, los tres primeros semestres son “a mano”, aquí se inician en la técnicas

Isaac Estanislao: “Muy poco Beaux Arts. Mirar tanto la pantalla te quita la posibilidad de mirar lejos y en perspectiva”.

Andrés Makowski: “Insisto en el valor de “los nidos”. Pero es importante estar abiertos a la diversidad. Los tiempos pasados me fascinan, los presentes me intrigan”.

Isaac Estanislao: Antes se podían anticipar algunas cosas. Hoy ninguna.

Andrés Makowski: “Creo que el docente debe facilitar técnicas y conocimientos que permitan a cada estudiante representar sus modos y maneras de ser y estar… Nuestras creencias son parte de esos nidos tan laboriosamente forjados por cada uno de nosotros”.

Isaac Estanislao: “Eso se llaman “herramientas” que deben ir unidos a valores como la ética, honestidad, trabajo, diversión…”.

Andrés Makowski: “Prefiero los tiempos inestables a los estables”

Isaac Estanislao: “Los tiempos inestables son interesantes cuando hay equilibrio con lo estable. Pero no es nuestro caso en ya casi 2 décadas”.

Andrés Makowski: “La duda es el germen y la vía de cualquier conocimiento posible. La certeza que existió en algunas épocas de la modernidad desapareció o dio pasos a nuevas certezas, es el ciclo de la historia”.

Isaac Estanislao: “Estamos un poco quemados. Hay que hacer esfuerzos por ser positivo para atraer lo bueno”.

Andrés Makowski: Me considero tremendamente positivo. Si me preguntan, no tengo un proyecto finalista, lo mantengo abierto y en continua formación. Creo en la gente y en la diversidad, pero también creo en mi proyecto. Ojo, eso no significa que margine de mi vida aquellos proyectos que no coinciden con mi estructura de pensamiento, los respeto y ya. A veces, hasta los disfruto. Esa libertad de ir y venir (como decía L. Kahn) entre “el silencio y la luz”; entre lo inestable y lo estable, me resulta una posibilidad extremadamente seductora”.

Ingrid Mattiuzzi: “Enseñar es eso: no transmitir conocimientos sino sacar de cada alumno lo que pueda decir sobre un argumento”.

Wilson Zacarías: “Si, los tiempos mudan y vienen las necesarias adaptaciones pero la técnica es sólo un instrumento de expresión o de exposición, la sustancia está en el pensamiento, en la razón por detrás de…, de otra forma, seriamos sustituidos por la máquina”.

Ingrid Mattiuzzi: Cuando hice la reválida en la Universidad de Florencia, viví una experiencia distinta y particular. Cursé el último año con la tesis. Debía hacerla de diseño urbano en un pueblo toscano. Hago mis propuestas iniciales y la respuesta de mi tutor fue: «¿usted conoce la historia de este lugar? Los etruscos, los romanos, el medioevo y además el Renacimiento pasaron por estas vías. Usted no puede resolverlo todo con dos rayas…». O sea, tuve que investigar un pasado amplísimo antes de producir una respuesta. Como se dice «el peso de la historia». Me tomó tiempo estudiar la historia y los cambios urbanos del pueblo: ruinas, restos de murallas, edificios históricos existentes. Aunque era un trabajo teórico debía ser viable. En un año saqué mi título. Las dos rayas eran los ejes de circulación peatonal propuestos… pero era más importante el respeto del pasado que la comodidad del presente.

Jenice Apitz: “Si estudiará en la unidad de Andrés –Taller X- tendría que “desestrucrarme” mentalmente para entrarle ….muy interesante…”
.
Nancy Luque: “Cuánto agradezco tenerlos y comprobar una vez más cuantos “valores” (en todos los sentidos) llevamos por dentro… Nuestra USB y la vida nos ha hecho lo que somos, con ese sentimiento, conocimiento y amor incondicional por la arquitectura y todo lo que ella “comunica” en nuestro día a día, cada quien desde su trinchera, haciendo lo mejor que se pueda ante cualquier circunstancia…”

Edmundo Tapia: “Lo maravilloso de la docencia es lograr sacar el máximo potencial que tienen los estudiantes, dejándolos explorar en un principio sin limitar su pensamiento sino todo lo contrario y luego guiándolos para convertirlos en un hecho palpable, coherente y consecuente. La satisfacción al ver la evolución y el desarrollo creativo del estudiante, no tiene precio. Una de las cosas que más extraño de dar clases, es el enriquecimiento mutuo, el desparpajo de la juventud con el ímpetu de los tiempos, llevados de la mano de la experiencia y el oficio aprendido del docente”.

Llegando al final de la conversación.

La tertulia queda en suspenso, a todos les quedó algo en el tintero… Aunque ya no se use tinta! Quedan abiertas estas páginas para estos y otros colegas que quieran compartir opiniones o brindar su aporte en esa tarea que compartimos todos de construir un futuro mejor. O quizás para los estudiantes que tienen el privilegio de tener profesores como estos que hoy hablan. ¿Estarán conscientes de tal privilegio? ¿Lo sabíamos nosotros cuando éramos estudiantes? Para unos y otros, para los de ayer y los de hoy, estas páginas están abiertas. De una u otra manera, todos “Construyen País”…

 

¿Que opina sobre esta información?