Cumaná celebra aniversario entre críticas

Cumaná celebra aniversario entre críticas

Cumaná será, desde el 27 de noviembre (y si se toma como fecha oficial la fundación formalizada por los conquistadores españoles en 1515), una señora de 500 años. El aniversario ha generado, no solo una agenda de obras y de recursos, sino críticas diversas. La posición de Cristina Blanco, presidenta del Centro de Ingenieros del Estado Sucre (CIES), es frontal y no se ahorra los cuestionamientos: “Lo que se ha hecho hasta ahora me parece que es muy poco, que es insuficiente para el estado en que se encuentra la ciudad”.

Y dice más: “Lamentablemente Cumaná va a recibir su cumpleaños como la mujer bonita que se viste y se maquilla sin haberse bañado. Lamentablemente es así”.

Cristina Blanco, presidenta del CIES
Blanco conversa con el Correo del Orinoco al caer la noche del pasado 19 de octubre. Para llegar a la sede del CIES, en la avenida Perimetral y con el golfo de Cariaco frente al rostro, hay que tropezarse con varios de los problemas que aquejan a la primogénita del continente y que ella, como arquitecta, ubica en el mapa de dificultades de la ciudad con su nombre propio: aguas servidas, huecos y calles cerradas por portones (debido a la inseguridad). Pero también, con los trabajos que adelantan la alcaldía cumanesa y la Gobernación del estado Sucre -con recursos aprobados por el presidente Nicolás Maduro- para apagar las 500 velitas. La presidenta del CIES reitera la disposición de las y los profesionales que agrupa el organismo para apoyar todas las iniciativas en pro de la ciudad.

LOS DOLORES DE CABEZA
“Los problemas que tiene Cumaná en infraestructura de servicios son muy difíciles de solventar fácilmente con una obra ni con recursos someros de inmediato”, es el primer diagnóstico que comparte. Atender las fallas “tiene que ser una cosa de tiempo, de planificación, porque están colapsadas las cloacas. Donde tú te metas consigues que hay aguas negras”. No se salva, acota, ni siquiera el frente del Hospital Antonio Patricio Alcalá, que debería ser un espacio especialmente limpio y cuidado.

“Sin ir muy lejos, aquí mismo tenemos ahorita un problema de cloacas colapsadas. ¿Por qué? Porque han menospreciado la planificación urbana”, reprocha. De acuerdo con su evaluación, al no hacerse la inversión en infraestructura “cuando vas a desarrollar la súper estructura te consigues con grandes dificultades y con grandes trabas”. Como las del presente.

La arquitecta expone, con la fuerza de sus más de 30 años de hija adoptiva de Cumaná, que las obras ejecutadas en la avenida Perimetral se quedaron pequeñas “para lo que aspiraban las y los cumaneses”, por considerar que la población esperaba “que se generara un gran bulevar en todo el frente marítimo, donde se desarrollaran actividades, se generaran nuevas playas y hubiera estacionamiento, hubiera servicios; que se ampliara la avenida”.

Eso, recalca, “no se hizo, pero no podemos desmerecer que se está haciendo algo”.

A su juicio, las obras previstas para los 500 años comenzaron a ejecutarse tarde. “Creo que desde hace como 5 años se está diciendo que la ciudad va a cumplir 500 años, y no veíamos nada de planificación de obras ni de lo que queremos todos los cumaneses, que era que por lo menos le lavaran la cara a la ciudad”, expone.

La responsable del CIES enumera problemas de basura y de drenajes, ya que “los canales de drenaje están todos llenos hasta el tope de matas y de desechos”. Refiere, entre otras, las fallas con el alumbrado público -y la consecuencia de las calles oscuras- y el servicio de agua potable.

Tampoco se ha garantizado equipamiento urbano, manifiesta, ya que aun cuando la ciudad no dejó de expandirse, tal parece que los servicios de salud y las instituciones educativas sí lo hicieron. “No se ha mejorado el hospital; ya el crecimiento de la ciudad ameritaría que tuviéramos otro hospital, e inclusive hay una aspiración de contar con un hospital de niños y de reubicar la cárcel”.

Fuente: Correo del Orinoco

¿Que opina sobre esta información?