Gobernación y alcaldía sepultaron Casacoima

Gobernación y alcaldía sepultaron Casacoima

El problema de esta localidad comienza en la vía Río Claro, única carretera para llegar hasta esta localidad del estado Delta Amacuro. Los vecinos se quejan por tanta desidia que existe en el gobierno local y regional.

La gente para trasladarse hasta El Triunfo, Sierra Imataca, Los Castillos, Piacoa y otros sectores es una odisea. El terminal de pasajeros que funciona en San Félix, a pocos metros del semáforo de El Gallo, en las horas pico colapsa después de las seis de la tarde para que la gente pueda trasladarse a sus casas, es un viacrucis.

Casacoima, carece de transporte público, agua potable, red de aguas negras, asfaltado, entre otras necesidades. En un paseo por ciertas comunidades se pudo observar que son muchas calles rotas, los vecinos sienten miedo de hablar, otros hacen responsables al alcalde Edgar Guzmán de sus deficiencias.

Cerca del obelisco, funciona el mercado municipal, las instalaciones de un momento a otro pudieran caer y causar una desgracia. A pesar que el gobierno anterior de José Santaella, dejó unas estructuras avanzadas en un 90 por ciento para el nuevo mercado, aún esta administración no se decide a concluir la obra.

Caos
María Fernanda, tiene un puesto en el mercado, ella indicó que la situación del mismo es crítica. El techo está a punto de caer y la estructura por todos lados se halla destruida.

Además, dijo que no ve ningún tipo de mejoría, cada día que pasa el municipio colapsa, “uno de los graves problemas en la zona es el agua, por otro lado la basura, resido en Bello Monte y allí padecemos de todos los servicios básicos”.

“Entre los Santaella y Edgar Guzmán, acabaron con Casacoima. No vemos ningún tipo de progreso, todo es un caos, vamos de mal en peor”, acotó otro pequeño comerciante.

Vendedores decidieron construir algunos ranchos improvisados para expender carne, cochino, verduras y otros rubros en el mercado. A escasos metros de los puestos de alimentos se puede ver un cerro de basura, regada en la calle.

Nada funciona
Carlos García, fue preciso al decir que en la mencionada localidad nada funciona, “ni siquiera se consigue medicinas en el dispensario. Una persona se muere a mengua si no la trasladan de inmediato al hospital de San Félix”.

También afirmó que para ellos gozar de agua potable es un calma, sólo llega por camiones cisternas, otros ciudadanos la obtienen a través de aljibes.

Aurelia Moreno, habita en Brisas de El Triunfo, sector II, “tenemos un alcalde, pero es como si no lo tuviéramos. Estamos tan decepcionados, todos son cortados por la misma tijera, en estos momentos sucumbimos en las deficiencias y nadie nos escucha”.

La entrevistada sospecha que nada mejorará en Casacoima. Instalaron unas tuberías de aguas negras y al siguiente día que la inauguraron colapsó, mientras que las calles cuando llueve se convierten en lodazales.

Víctor Mata, confesó que la gobernadora del Delta Amacuro, Lizeta Hernández, tiene 12 proyectos “trancados”  al alcalde de Casacoima, “no dejan trabajar a Edgar Guzmán”

Lugareños de la calle 2 del sector Libertador, denunciaron que le pasaron una máquina a la vía y la dejaron intransitable. Luego de un fuerte aguacero la misma quedó convertida en una laguna.

Agua potable
Carmen Mejías, se abastece del preciado líquido porque en el fondo de su casa construyó un aljibe. Apuntó que un tambor de agua cuesta 100 bolívares y un tanque 1.200 bolívares, dependiendo la cantidad de litros que agarre.

“Los problemas son los mismos de siempre. Lo único que funciona en este lugar es la luz eléctrica, gracias al trabajo que hizo Corpoelec”, acotó.

Miguel Ángel Vásquez, declaró que el Consejo Federal de Gobierno, aprobó recursos al alcalde Edgar Guzmán, para la construcción del cementerio municipal, el cual colapsó y los muertos los sepultan en el camposanto de Los Castillos de Guayana, “pero igual se encuentra en las mismas condiciones”.

“Debió de construir el Centro de Acopio de Mercal, tampoco lo llevó a cabo. El mercado municipal tiene un 90 por ciento de obra avanzada y no se decide a concluirlo”.

Otra de las situaciones que existe en Casacoima es la pobreza extrema en los barrios. Los vecinos no consiguen alimentos, sin embargo, los especuladores expenden un kilo de harina de maíz precocida en 500 bolívares.

Fuente: Nueva Prensa de Guayana

¿Que opina sobre esta información?