Graduarse de arquitecto descuadra el bolsillo

Graduarse de arquitecto descuadra el bolsillo

La arquitectura es el arte de idear, diseñar y construir estructuras que, a la vez, sean funcionales, perdurables y estéticamente valiosas.

Estudiar esta carrera en Venezuela se ha vuelto un reto, no solo por la situación de escasez que enfrentamos, sino también por los altos precios de los materiales que se requieren para los proyectos.

Valmir Lazo, estudiante del segundo semestre de arquitectura, en la Universidad José María Vargas, refiere que comprar los insumos para elaborar una maqueta es como “salir a hacer mercado”.

“Vives cazando los productos y que además estén económicos, ya que desde comienzo de año muchos han desaparecido, y los que se encuentran están llegando a las nubes”, dijo.

Lazo agregó que desde hace tres meses, ha tenido dificultad para conseguir cartón de 1 kilogramo. Este es de suma importancia ya que tiene un grosor de 4 milímetros y es el más frecuente para los modelos. También los blocks de dibujo y los marcadores rapidógrafos.

Otros estudiantes consultados sobre el déficit de herramientas relataron que los exactos circulares de la marca Olfa ya no llegan al país, por lo que muchos se ven en la necesidad de comprarlos en el exterior. Asimismo, la plantilla para cortes Cutimax y plotear (imprimir los planos en tiraje largo), es cada vez más difícil.

Caritos. Entre los más costosos y de uso recurrente destacan el pliego del papel cebolla en Bs. 500; pegas como silicona Bs. 1.500 y UHU entre Bs. 4 mil y 5 mil. Además de láminas de corcho en Bs. 6 mil, madera balsa en 4 mil, anime comprimido en 4 mil y las cartulinas de opalina en Bs. 600.
Víctor González, otro de los consultados, y también cursante del segundo semestre, aseguró que solo para una maqueta se puede llegar a invertir hasta 6 mil bolívares.
“Esto, dejando a un lado los gastos de transporte, pues trabajos con dos metros de altura no se pueden transportar en el metro ni en camioneta. Una carrera de taxi ronda los Bs. 600, la mínima”, expresó.

Poco inventario. Encargados de algunas tiendas especializadas en la venta de materiales para proyectos de arquitectura indicaron que tienen poco productos.
Una de las principales, ubicada en La Candelaria, se encuentra casi cerrada ante la falta de útiles. Faltan desde lápices hasta marcadores.

Fuente: Diario 2001 

¿Que opina sobre esta información?