Ingenieros emprendedores tras el primer celular chileno

Ingenieros emprendedores tras el primer celular chileno

Chile.- Pocos fabricantes nacionales se han aventurado a desafiar a las grandes empresas globales y desarrollar productos tecnológicos locales. Uno de los primeros en burlar esta regla fue la compañía Ubicuos, que en 2011 lanzó al mercado Mesh, el primer prototipo de tableta chilena. Pero el éxito no fue lo esperado por los fabricantes, por lo que la compañía la dejó de producir.

Una de las facetas en donde la industria nacional sí ha mostrado un gran avance, es en la creación de aplicaciones para dispositivos móviles, pero la fabricación de hardware nacional sigue siendo una tarea pendiente. Sin embargo, los chilenos Claudio Fuentes y Fernando Coppo están tratando de demostrar lo contrario y en 2014 decidieron fundar la empresa Elementt, para fabricar el primer teléfono chileno.

Los ingenieros aprovecharon su experiencia laboral en otras empresas telefónicas y decidieron emprender un viaje a Asia para buscar socios y encontrar un lugar para fabricar su teléfono. “Muchos critican el hecho de que mandemos a ensamblar el teléfono a China, pero hoy el 95% de todas las empresas lo hacen así”, señala Fernando Coppo, gerente general de Elementt, empresa que ya suma 15 empleados.

Después de seleccionar un prototipo de celular, Elementt modificó el software y algunas partes del equipo para mandar a ensamblar el dispositivo. “Primero vimos diseños de teléfonos que ya existen, para luego crear las modificaciones del sistema operativo Android”, aclara Claudio Fuentes, gerente de Ingeniería y Desarrollo de Elementt.

El primer teléfono lanzado por la compañía fue Torch, dispositivo estrenado en octubre del año pasado y cuyo principal propósito era llegar al público masivo. Su precio es de 90 mil pesos y su gran característica es que por ese valor posee especificaciones muy similares a las de su competencia, como cámara de ocho megapixeles que graba en HD.

Una de los beneficios de ser un teléfono fabricado en Chile, es que cuando el producto llega al país, la empresa modifica su software (para optimizar el rendimiento) y también el equipamiento interno del dispositivo, para después hacer pruebas internas en las redes chilenas y de esa manera asegurarse que el equipo funcione de manera óptima.

Buenas ventas

Si bien la compañía no ha logrado una gran difusión, sus creadores argumentan que es debido al poco tiempo que la compañía lleva en el mercado. Pese a ello, aseguran que las ventas han sido las esperadas. “Nosotros aún estamos en una marcha blanca y si bien no hemos tenido tanta difusión, la respuesta en ventas ha sida lo esperada”, señala Coppo.

Después de haber estrenado Torch, la empresa lanzó en diciembre Twister, un nuevo modelo dirigido a los usuarios más exigentes en cuanto a especificaciones. El teléfono se encuentra en el rango de los 200 mil pesos y una de sus principales características es que posee una cámara giratoria, algo que muy pocos modelos tienen y que permite tomar selfies y fotos normales con una calidad de 13 megapixeles. También posee un panel táctil en la parte trasera del dispositivo muy similar al que tiene la consola portátil PS Vita de Sony.

Futuro prometedor

Por ahora, la empresa tiene varios proyectos de nuevos modelos, además de actualizaciones de software. Este último apartado ha sido uno de los más criticados por los usuarios, principalmente porque sus modelos cuentan con una versión antigua de Android de hace dos años. Fuentes reconoce esta limitación, pero espera que dentro de los próximos meses el teléfono se pueda actualizar a una versión más reciente de Android.

Elementt también quiere que sus teléfonos tengan la posibilidad de conectarse a las redes 4G, ya que los modelos que tienen actualmente en el mercado solo tienen conexión 3G. “Sabemos que el 4G es lo más demandado por los usuarios, por eso nuestra segunda versión de Twister incluirá esta tecnología y funcionará con cualquier operador chileno”, aclara Fuentes.

Los empresarios esperan expandirse a otros países de Latinoamérica. Ya están casi listas las gestiones para comenzar a vender sus modelos en Perú. En el futuro esperan crear un teléfono sin la necesidad de utilizar modelos que ya están en el mercado. “Queremos crear un teléfono que sea 100% con nuestras ideas, e incluso, modificar nosotros mismos las piezas”, desafía Coppo.

Fuente: Entorno Inteligente / La Tercera

¿Que opina sobre esta información?