Investigadores crean un Chip capaz de sanar nuestros órganos

Investigadores crean un Chip capaz de sanar nuestros órganos

Aunque la idea parezca sacada de una película de ciencia ficción, gracias a los diversos avances de la ciencia, los órganos pueden ser curados solamente instalando un pequeño chip en las personas.

El equipo de investigaciones de la Escuela Médica Wexner de la Universidad Estatal de Ohio y del Colegio de Ingeniería de Ohaio en Columbus (EE.UU), realizó un estudio cuyos resultados podrían ayudar a restaurar efectivamente cualquier órgano del cuerpo humano.

Está nueva creación tecnológica está basada en dos elementos principales; el primero es el chip en sí mismo, el cual mediante la nanotecnología, tiene la capacidad de inyectar una carga genética en las células.

El segundo elemento es la propia carga genética inyectada previamente por el chip. El aparato lleva un código genético específico en forma de ADN o ARN que, cuando se aplica a las células, cambia su estructura y funciones anteriores y las reprograma de forma necesaria para reparar la lesión.

En este sentido, este innovador instrumento cambia la labor del organismo de una forma no invasiva, que reprograma las células vivas, dándole una nueva ‘identidad’.

Según explican los autores del estudio, los factores de reprogramación son enviados a la célula usando un ‘campo eléctrico altamente intenso y enfocado a través de nanocanales ordenados’. Es decir, que en resumen, el chip sólo se coloca sobre la piel y con un simple toque, una pequeña corriente eléctrica casi imperceptible forja canales en el tejido.

Vea el vídeo de la explicación completa de este descubrimiento aquí

El innovador procedimiento demostró ser completamente eficaz en el 98% de los casos, y además, al estar utilizando las propias células del paciente, no es necesario el uso de medicamentos.

El invento fue publicado en la revista especializada “Nature Nanotechnology” y en ella, los expertos expresaron el deseo de poder empezar las pruebas en humanos dentro de un año

 

Lea también:

 

Fuente: El Siglo

¿Que opina sobre esta información?