El Louvre, ciudad museo construida en una isla de los Emiratos Árabes

El Louvre, ciudad museo construida en una isla de los Emiratos Árabes

Una década después del lanzamiento del proyecto, el Louvre de Abu Dabi, el primer museo universal en el mundo árabe fue inaugurado como un mensaje de tolerancia como antídoto a los fanatismos.

Esta “ciudad museo”, concebida por el arquitecto francés Jean Nouvel, fue construida en la isla de Saadiyat y es fruto de una colaboración entre los gobiernos francés y emiratí.

El acuerdo, que se extenderá durante 30 años y totaliza 1.000 millones de euros (US$ 1.160 millones), incluye la explotación de la marca Louvre –nombre del museo más visitado del mundo–, así como la organización de muestras temporales.

En total, 13 establecimientos franceses colaborarán con el nuevo museo, aportando su experiencia y el préstamo de unas 300 obras.

La colección permanente de los Emiratos contará con unas 600 obras, entre ellas más de 200 ya expuestas desde su inauguración oficial, con la asistencia del presidente francés Emmanuel Macron y el príncipe heredero emiratí, Mohamed bin Zayed.

La mayoría de las 23 galerías permanentes buscarán reflejar el intercambio entre culturas, desde la Prehistoria hasta la actualidad, reuniendo las obras alrededor de temas universales e influencias comunes.

Más universal que el Louvre

Una hoja del Corán Azul, una Biblia gótica y un Pentateuco formarán parte de las joyas expuestas con vocación universal, así como el cuadro La belle ferronière, de Leonardo da Vinci –prestado por el Louvre parisino–, y un autorretrato de Van Gogh, del Museo de Orsay.

Para Jack Lang, presidente del Instituto del Mundo Árabe de París y exministro francés de Cultura, el nuevo museo es “mucho más universal que el Louvre de París”, al reivindicarse de “diferentes continentes y civilizaciones”.

También es un “proyecto de esperanza de un mundo respetuoso con las diversas opiniones y las diferencias”, frente al “fanatismo” y al “terrorismo”, dijo a la AFP.

Mohamed Jalifa Al Mubarak, presidente de la Autoridad del Turismo y la Cultura de Abu Dabi, declaró recientemente que el museo es símbolo de una “nación tolerante y abierta a la diversidad”.

Los Emiratos Árabes Unidos ejercen una política de soft power para granjearse la notoriedad mundial y libran una pulseada con el vecino Catar, especialmente activo en el ámbito deportivo con la organización del Mundial de 2022 de fútbol y la compra del club Paris Saint-Germain.

Los riesgos de vender la marca

La arquitectura del Louvre está inspirada en las medinas árabes con un conjunto de 55 edificios blancos. El costo de la construcción del museo fue inicialmente estimado en cerca de 600 millones de euros (US$ 700 millones de dólares), pero su finalización fu en varias ocasiones debido sobre todo a problemas de financiación.

El proyecto no estuvo exento de polémica. Algunas voces en Francia se levantaron contra “la venta de la marca” Le Louvre. Varias ONG, como Human Rights Watch, se mostraron inquietas por las condiciones de los trabajadores inmigrantes en las obras, una crítica que se apagó a lo largo de los años.

Uno de los principales desafíos fue garantizar la seguridad y la conservación de las obras de arte, en un lugar donde las temperaturas superan los 40 ºC en verano. Nouvel reivindica haber creado con su cúpula original una especie de “parasol” capaz de recrear un “microclima que reduce la temperatura en hasta cinco grados”.

El Louvre de Abu Dabi es el primero de los tres museos en abrir sus puertas en el distrito cultural de Saadiyat. Deberían seguir el Guggenheim, concebido por el arquitecto canadiense Frank Gehry, y el Zayed National Museum, confiado al británico Norman Foster.

Una portavoz del Guggenheim en Nueva York dijo a la AFP que las obras para el museo de Abu Dabi todavía no habían empezado.

El Louvre abre las puertas al público con un nutrido programa de cuatro días de conciertos y espectáculos de artistas del mundo entero.

US$ 1.160 millones. Es la cifra que vale la explotación de la marca Louvre por más de 30 años.

7.850 estrellas. Una majestuosa cúpula de 180 metros de diámetro, compuesta de 7.850 estrellas de metal, filtra los rayos del sol creando lo que Jean Nouvel denomina una “lluvia de luz”.

El Louvre, ciudad museo construida en una isla de los Emiratos Árabes

Fuente: El Observador

¿Que opina sobre esta información?