Oficinas Dardanel, arquitectura de contrastes

Oficinas Dardanel, arquitectura de contrastes

Oficinas de estilo futurista para la compañía Dardanel dentro de un edificio histórico, un edificio lleno de contrastes en simbiosis gracias a los arquitectos Alatas Architecture & Consulting.
Estrecho y oscuro es este edificio de estilo colonial fechado en el inicio del siglo veinte, una casa convertida en oficinas para la compañía Dardanel dedicada a las conservas de atún en la ciudad de Estambul (Turquía). Unas oficinas diseñadas para el departamento de administración de la empresa con capacidad para 25 empleados.

Los encargados del proyecto de estas oficinas fueron los arquitectos Alatas Architecture & Consulting, un estudio de arquitectura y diseño turco.

Oficina futurista 1

Aunque la estructura del edificio requirió de significativos refuerzos antisísmicos, uno de los aspectos más importantes para los arquitectos era la conservación de la fachada del edificio, un estilo clásico del novecientos digno de preservar y que aporta dinamismo al proyecto ya que los interiores contrastan en gran manera. Debido al estilo de la fachada y a su estrechez de solamente 5 metros, las ventanas son pequeñas y eso  complica la entrada de luz natural es por ello que encontramos ventanales de suelo a techo en su parte trasera, esta fachada sigue un estilo mucho más mínimal y actual que permite la apertura hacia el exterior, incluso el techo del patio trasero, convertido en una extensión de las oficinas la cual alberga la sala de reuniones principal,  se realizó en vidrio.

Oficina futurista 2

Uno de los elementos interiores más significativos es la escalera metálica en espiral situada en el centro del edificio junto a un ascensor realizado en vidrio transparente, el cual a su vez sirve como tragaluz y deja paso de luz vertical. Para contrarestar la estrechez del espacio y conseguir que el diese  la sensación de mayor amplitud los arquitectos colocaron espejos sobre la tabiquería  y muros pintados en blanco brillante.

Oficina futurista 3

Formas rectilíneas para los espacios horizontales y formas curvas para los verticales, el uso de materiales reflectantes y una carta de colores monocromática muy elegante sobre la que resalta el amarillo de particulares elementos, un juego geométrico y visual que consigue una percepción de mayor amplitud del espacio.

Fuente: Alatas Architecture & Consulting – Arquitectura y Empresa

¿Que opina sobre esta información?