#Opinión – Así se descubre una gran mentira // por Richard Casanova

#Opinión – Así se descubre una gran mentira // por Richard Casanova

Cualquiera que estudie con frecuencia el uso de nuevas tecnologías constructivas siempre encontrará sorprendentes innovaciones, algunas tan fantásticas como “Oasis of the Sea”, un proyecto del Arq. Emerson Stepp que inspira soluciones a importantes problemas de servicios y al déficit de vivienda en ciudades altamente congestionadas, impactando en positivo el hecho urbano y la movilidad. O el proyecto de BNKR Arquitectura, un alucinante rascacielos de 65 pisos con forma de pirámides que se extiende 300 metros bajo tierra. Son propuestas que bordean los límites de la ciencia ficción pero tienen sólido sustento técnico y en todo caso, son mucho más creíbles que el millón de viviendas que supuestamente construyó la llamada “Gran Misión Vivienda Venezuela”. ¡Eso sí es insólito! Basta hacer algunas referencias para evidenciar la colosal mentira de Nicolás Maduro y su gobierno, veamos…

Para que los venezolanos tengan una noción espacial de lo que significa construir un millón de viviendas, podemos recordar que en 1957 el Banco Obrero construyó lo que hoy esel“23 de Enero” -una de las más grandes urbanizaciones populares de Caracas-un proyecto del padre de la arquitectura moderna en Venezuela -Carlos Raúl Villanueva- inspirado en las concepciones sobre vivienda multifamiliares del gran maestro Le Corbusier (Unite d’ Habitaciòn). En las tres etapas, se construyeron 38 superbloques de 15 pisos y 42 bloques pequeños, lo que significó un total de 9.157 apartamentos con todos sus servicios. Son menos de 10 mil viviendas que ocupan una importante porción de la ciudad capital. Entonces, mi amable lector ¿Dónde pudo haber construido esta “revolución” el cacareado millón de viviendas? Salvo que sea bajo tierra como el proyecto de BNKR Arquitectura, es imposible ubicarlas en la geografía nacional.  El deterioro posterior de esta urbanización es otra historia pero el “23 de Enero” era expresión de la vanguardia urbana en su momento. La clave de semejante éxito fue usar el talento profesional venezolano; no chino, iraní o uruguayo.

Ahora bien, para que nadie se aproveche de la referencia aportada para defender a las dictaduras y el militarismo, advierto que en democracia –a final de los años 60- se construyó el desarrollo habitacional público más grande de Venezuela y de toda América Latina para la fecha, se trata de Caricuao, otra inmensa y muy populosa parroquia caraqueña que tiene un área superior a los 23 KM/2 y cuenta con 219 edificios que albergan unos 20.000 apartamentos. Nuevamente nos preguntamos ¿Dónde habrá construido el millón de viviendas este gobierno mentiroso? Referencias similares podemos hacer a nivel regional: cuando hablan de 65 mil viviendas en Anzoátegui, piensen que eso ocuparía el 70% del área de Barcelona, capital del estado. Para remate, si lo que dice el Presidente que han invertido en la GMVV se divide entre el costo promedio de la vivienda en los últimos seis años, podemos concluir que a lo sumo habrían construido poco más de 370 mil unidades, eso suponiendo que se tratara de un gobierno eficiente y que la corrupción no fuera el signo de esta “revolución”. Así, con simples reflexiones, se deja al descubierto la gran farsa de la Misión Vivienda. Sin duda, cada vez que habla Maduro, insulta la inteligencia de los venezolanos con sus insólitas mentiras y otorga la razón a quienes proponemos cambio.

Twitter: @richcasanova

Richard Casanova / Dirigente progresista – Vicepresidente ANR del Colegio de Ingenieros de Vzla.

¿Que opina sobre esta información?