Persisten irregularidades del transporte público en el estado Nueva Esparta

Persisten irregularidades del transporte público en el estado Nueva Esparta

El mal servicio y funcionamiento de las unidades de transporte aún es uno de los problemas que a diario aqueja a más de un margariteño.

La mayoría de las líneas de autobuses que prestan sus servicios en la entidad presentan fallas desde hace ya un par de meses, debido a que muchos están parados por falta de cauchos y otro tipo de repuestos.

Kleriser Serrano, usuaria de la ruta de Península de Macanao, indicó que todos los días debe enfrentarse a las insufribles y largas colas que se forman en la parada del Terminal Oeste de Pasajeros de Porlamar.

“Todos los días se vive la misma situación en el terminal, al igual que para uno poder salir de sus hogares. A veces tengo que salir una o dos horas antes para poder llegar a mi destino”.

José Chacón, usuario de la ruta de San Juan, señaló que “la mayoría de los choferes no cumplen con la ruta completa, solo dos o tres hacen su recorrido completo. Quienes no lo hacen, se niegan a llevar a los pasajeros con destino más lejano”.

Confesó que lleva siete años aguantando calamidades en el servicio de transporte.

Ingrid Nieves, usuaria de la ruta de Cotoperiz, señaló que las fallas que han presentado las unidades de transporte público se agudizaron durante estos últimos días, en comparación a los meses anteriores cuando ya muchas unidades comenzaban a mostrar irregularidades.

“Podría decir que hace un mes podía salir de mi casa a las 6:30 de la mañana y antes de que transcurriera una hora, ya me había embarcado en un autobús; pero ahora si salgo a esa hora, llego tarde a mi trabajo. Y para terminar de completar el asunto, cuando llego al Terminal de Porlamar en las tardes, también tengo que calarme otra cola y llego a mi casa como a las 7:30 de la noche, sin exagerar”.

Transportistas

Por su parte, Germán Carreño, fiscal de la línea de Las Mercedes, explicó que ellos hacen todo lo posible para brindar un buen servicio de transporte público, no obstante las dificultades que se les presentan a diario por la falta de repuestos.

“A pesar de los insultos que recibimos a diario por parte de los usuarios, como prestadores de un servicio tratamos de atenderlos bien para que lleguen a sus destinos”, dijo Carreño.

Manifestó que la escasez de repuestos para vehículos es la principal razón por la que muchas unidades han dejado de funcionar.

Carreño señaló que en los actuales momentos solo tienen activas 26 unidades de transporte para la línea de Las Mercedes. “De las 44 unidades con las que contaba la línea, 10 están paradas por falta de cauchos y otras ocho por motores, cajas, bandas, entre otros”.

Sostuvo que a partir de las cinco de la tarde es cuando se forman las colas en el Terminal de Pasajeros de Porlamar.

“En la tarde la situación sí es crítica, no solo porque contamos con pocas unidades, sino también porque ante el desespero, la gente termina agrediéndose física y verbalmente”, explicó.

Enfatizó que en oportunidades deben alejarse de la parada para que las personas no tomen acciones en contra de ellos.

Además Carreño informó que en estas instalaciones solo hay dos policías para custodiar a quienes permanecen en ellas y que cuando los necesitan, no los encuentran por ningún lado.

“Cola de los parados”

Debido a las irregularidades que se presentan en los servicios de transporte público, son muchas las alternativas que han inventado los mismos usuarios para llegar rápido a sus hogares.

Carmen Zabala, usuaria de la ruta de La Guardia, comentó que “por lo general debería ser una sola cola, tanto para los que se van sentados en el autobús como para aquellos que se van de pie; pero de un tiempo para acá no sé por qué, pero la gente inventó la cola de quienes se van parados y resulta que primero se van ellos que los demás”.

Fuente: El Sol de Margarita

¿Que opina sobre esta información?