Premio Latinoamericano de Arquitectura Rogelio Salmona

Premio Latinoamericano de Arquitectura Rogelio Salmona

Hoy en el centro Cultural Gabriel García Márquez se produjo el lanzamiento del tercer ciclo del Premio Latinoamericano de Arquitectura Rogelio Salmona: espacios abiertos/espacios colectivos.

El arquitecto Rogelio Salmona siempre tuvo presente que sus obras podrían enriquecer a la ciudad. De este modo, buscó que estas fueran espacios abiertos al público que ayudaran a consolidar una ciudad más participativa y democrática.

Esta es la esencia que inspiró el Premio Latinoamericano de Arquitectura Rogelio Salmona: espacios abiertos/espacios colectivos.

 

Premio Latinoamericano de Arquitectura Rogelio Salmona

Arquitecto Rogelio Salmona

El Premio busca identificar y divulgar las mejores prácticas de arquitectura en ciudades latinoamericanas y del Caribe que generan espacios públicos y de convivencia para sus habitantes, y que a su vez contribuyan a la consolidación de ciudades incluyentes.

El premio convoca a los diferentes sectores (ciudadanos, gobernantes, empresas pública y privada, gremios de arquitectos y urbanistas, amigos de la Fundación Rogelio Salmona) para generar discusión, reflexión, análisis y señalamiento de aquellas prácticas, como proponía Rogelio Salmona, “donde la arquitectura y la ciudad se diseñan simultáneamente”.

 

Rogelio Salmona
(París, 1929 – Bogotá, 2007) Arquitecto colombiano. Interrumpió sus estudios para ir a trabajar al estudio de Le Corbusier en París de 1949 a 1958, tras haberle conocido durante la visita que Le Corbusier hizo a Colombia en 1947 con motivo del Plan de Bogotá. Salmona aprovechó esa estancia en la capital francesa para asistir a los seminarios que Pierre Francastel estaba dando en La Sorbonne.

De regreso a Colombia, continuó sus estudios en la Universidad de los Andes, donde obtuvo el título de arquitecto en 1962. Y aunque recibió influencias del maestro belga, su obra se orientó hacia el conocimiento de la tradición de su país.

Utilizó materiales autóctonos, como el ladrillo típico de la región de Bogotá.

Además, adecuó su arquitectura al paisaje y la luz colombiana. En colaboración con Guillermo Bermúdez ganó el primer premio del concurso para la urbanización El Polo, donde utilizó el ladrillo visto, combinado con elementos típicos de movimiento moderno, como eran las ventanas corridas dispuestas en posición horizontal.

Premio Latinoamericano de Arquitectura Rogelio Salmona 

Fuente: El Espectador

¿Que opina sobre esta información?