Programa “Alimenta la Solidaridad” beneficia 80 niños de La Vega

Programa “Alimenta la Solidaridad” beneficia 80 niños de La Vega

En el sector Las Casitas de la parroquia La Vega de Caracas, está el comedor “La Isla” del programa “Alimenta la Solidaridad”, 80 niños son beneficiados de lunes a viernes por este programa recibiendo el almuerzo, algunas madres de los infantes colaboran haciendo la comida y organizando a los menores.

Comedor La Isla en La Vega

El programa Alimenta la Solidaridad fue creado por un grupo de jóvenes caraqueños quienes se sensibilizaron ante el incremento de los casos de desnutrición infantil, producto del alto costo y la escasez de los alimentos en el país, entonces abrieron 6 comedores en algunas zonas de bajos recursos de Caracas, están presentes en Los Mecedores (La Pastora), Las Mayas (Coche), Carapita (Antímano), Cota 905 (Santa Rosalía), Las Casitas (La Vega).

Roberto Patiño y Juan Francisco Mejias fundadores y  coordinadores del programa junto a las madres de las comunidades  organizan todo lo necesario para que esta iniciativa funcione, dando como resultado una mejor atención a los niños.

Roberto Patiño fundador del programa y Eloina Peña, propietaria de la casa que sirve de comedor.

“Es un trabajo conjunto entre las comunidades y la organización, nosotros conseguimos los insumos y las madres se encargan de hacer la selección de los niños, cocinar, mantener limpio y ordenado el lugar”, informó Juan Francisco Mejias, coordinador del programa.

Alimenta la Solidaridad ha logrado mantenerse gracias a las donaciones de venezolanos que sienten la necesidad de colaborar, en medio de una situación que nos golpea a todos, sólo que a niveles distintos.

“En la medida que se incrementen los aportes recibidos, será posible extender el programa a nuevas zonas o ampliar la propuesta en las que ya se viene aplicando”, añadió Roberto Patiño.

Madres Voluntarias de La Vega

El comedor La Isla en La Vega tiene 6 meses en funcionamiento en la casa de la señora Eloina Peña, quien dice sentirse feliz al ayudar a su comunidad prestando un espacio de su vivienda para que se les dé comida a los infantes.

Madre voluntaria Morela Romero

“Que los niños se vayan con su barriguita llena es una satisfacción”, Expresó Yudith quien es la cocinera del comedor, también agradeció a Dios y a los colaboradores del programa  por esta iniciativa y espera que cada día programas como este lleguen a más comunidades.

Por otro lado, las madres voluntarias organizan actividades recreativas con los niños para que estos se diviertan y aprendan, además hacen rifas para obtener fondos y así mejoras cada vez más las instalaciones del comedor.

La señora Morela Romero es la encargada de llevar el control de los niños que asisten cada día. “Todas las madres voluntarias llegamos a las 7:00 am para comenzar a picar y montar la comida” informó.

¿Que opina sobre esta información?