Rafael Aranda, premio Pritzker: “Una arquitectura mas próxima a la naturaleza”

Rafael Aranda, premio Pritzker: “Una arquitectura mas próxima a la naturaleza”

El arquitecto del estudio RCR inaugura en San Sebastián la muestra ‘Creatividad compartida’ dentro de la I Bienal Mugak. Rafael Aranda (Olot, Girona, 1961) se refiere constantemente al paisaje. Es el hilo conductor que ha guiado los 30 años de trayectoria del estudio RCR Arquitectos, del que es miembro junto a Ramón Vilalta y Carme Pigem.

Los tres comparten el premio Pritzker 2017. “Nos interesa la arquitectura que es paisaje”, dice, siempre en plural porque lo hace en nombre de todo el equipo: “Nos gusta una arquitectura más próxima a la naturaleza que a un edificio”. Aranda acapara este lunes toda la atención de la apertura de la I Bienal Internacional Mugak, la cita que transformará San Sebastián en “la capital internacional de la arquitectura” hasta el próximo 31 de enero.

La naturaleza, el paisaje, el entorno, sea este rural o urbano, son “la inspiración” de RCR Arquitectes. “El paisaje en sí mismo es la mejor arquitectura”, sentencia Aranda durante la visita guiada a la exposición central de la Bienal Mugak. Creatividad compartida es una muestra que recorre las tres décadas de trabajo del prestigioso gabinete de Olot, desde su creación en 1988. El Palacio Miramar donostiarra da cobijo a los esbozos hechos en acuarela, reproducciones a escala 1:6 de obras construidas y las maquetas de proyectos en curso y de concursos adjudicados. Aranda insiste en que el sello distintivo de RCR son “los conceptos, las ideas”. “Los sueños se pueden llevar a término”, comenta.

Pigem, Vilalta y Aranda están ahora inmersos en un sueño que consiste en la transformación de una finca de 124 hectáreas, próxima a Olot y donde ahora solo hay bosque, agua y edificios antiguos, en una suerte de parque temático RCR: “Queremos crear un lugar donde se lleven a término nuestros conceptos de la arquitectura”, explica el arquitecto en presencia del consejero de Vivienda del Gobierno vasco, Iñaki Arriola, y de su homólogo Pedro Astigarraga, comisario de la bienal Mugak.

Maqueta del proyecto 'The Edge', de RCR, para Dubai.
Maqueta del proyecto ‘The Edge’, de RCR, para Dubai. Javier Hernández.
Aranda enseña unos trazos de colores con agua y tinta que describen cómo se gestó la idea del restaurante Enigma de los Adriá, detalla varias piezas de casas unifamiliares y de proyectos vivos en espacios públicos urbanos y naturales, como la biblioteca Sant Antoni (Barcelona), la pista de atletismo de Tussols-Basil (Olot) o el crematorio de Hofheide (Bélgica), y avanza otros proyectos que serán una realidad próximamente, como las Casas Hashim e Ibrahim en Dubái (Emiratos Arabes), la mediateca Waalsekrook en Gante (Bélgica), el Musée Soulages en Rodez (Francia) o las bodegas de Peralada. En todos los casos, insiste Aranda, la arquitectura RCR está impregnada de las condiciones que cada proyecto encuentra en su entorno. “Siempre nos ha gustado un tipo de arquitectura que te trae a los orígenes y te hace pensar”, afirma el arquitecto.

La idea central de todas las obras, asegura Aranda, es que “la persona tenga relación con el medio”, porque “siempre hemos tratado de aproximar la arquitectura a todas las personas. Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos vivimos en contacto con espacios arquitectónicos”, apostilla.

 El mismo edificio que acoge el estudio de RCR es el mejor paradigma. Una antigua fundición donde se fraguaban campanas de bronce, ahora convertido en centro de operaciones de trío de arquitectos, se halla integrado en el entorno que lo circunda y lo envuelve como parte más del paisaje.

“La arquitectura no se entiende como un tratado de geometría y de construcción, sino como la materialización de un sentimiento, de un instante vital, de una idea, de aquella sensación que desde la vida toma forma y valor”, señalan Pigem, Vilalta y Aranda sobre la filosofía que inspira sus piezas.

El consejero Arriola ha destacado esta mañana en la presentación de la exposición que “contar con un premio Pritzker el mismo año de su concesión da brillo a la Bienal y coloca a Euskadi como referente internacional de la arquitectura”. Junto aCreatividad compartida, en el Palacio Miramar se pueden visitar desde hoy otras nueve exposiciones abiertas al público. Entre los objetos expuestos en la muestra de RCR puede verse un peculiar diván de madera confeccionado expresamente para el escritor Javier Cercas, tras escanear todas las medidas de su cuerpo.

Rafael Aranda, premio Pritzker: “Una arquitectura mas próxima a la naturaleza”

Fuente: El País – Javier Hernández // Arquitecto Rafael Aranda

¿Que opina sobre esta información?