Reciclaje aplicado en la arquitectura

Reciclaje aplicado en la arquitectura

El Arq. Horacio Cherniavsky propone construir talleres de artesanía utilizando bolsas de plástico recicladas. Fue en la presentación de su tesis “Red-Ciclaje”, que le valió el título por la Universidad Católica de Asunción. El arquitecto señala que el reciclaje es la nueva forma de construir.

El joven profesional señaló que es posible la construcción de una estructura económica y ligera; a ser empleada como taller o galpón de trabajo, con bolsas de plástico combinadas con otros elementos.

Concretamente, propone la conversión de las bolsas de polietileno en cuerdas que permitan conformar una red de tensores dispuestos a sostener un peso determinado. Explicó que dicha red de cuerdas tensadas puede conformar un sistema arquitectónico “bastante barato” para cubrir un espacio determinado, atendiendo la relación peso/luz.

Dijo que se pueden tejer de diferentes maneras, de modo que la superficie limitada por un contorno lineal cerrado; adaptado a determinadas circunstancias, tome distintas formas de reticulado. “Es una nueva mirada sobre el desecho cotidiano. Brindando la oportunidad de reutilizarlo como material constructivo a través de una mecánica sencilla”, expresó el egresado.

La tesis, que se presentó el viernes último ante un auditorio abierto, plantea el proceso de construcción de un prototipo de local destinado a la producción de artesanía, utensilios y juguetes productos del reciclado.

Primero se arma el esqueleto de bambú, luego se extiende la red de bolsas para soportar la cubierta; después se colocan las chapas sobre la malla y en los laterales del armazón. Finalizada la cubierta y los cerramientos, se coloca el piso para el cual se puede utilizar tablas de encofrado por su reducido precio, fácil adquisición y gran durabilidad.

La flexibilidad de la construcción permite también la adaptación del prototipo en una estructura flotante con la inclusión de tanques de 200 litros en los costados inferiores.

El arquitecto señaló que el proyecto pretende inspirar la imaginación y motivar el desarrollo con técnicas reproducibles y fáciles de copiar. “El espacio sería abierto al aprendizaje, al intercambio de ideas sustentables, a organizaciones y empresas vinculadas con el reciclaje”, destacó.

Toneladas de residuo urbano

El trabajo refiere a que al año se utilizan 1.000 millones de bolsas plásticas en todo el mundo; suficiente como para cubrir 2.400 m2, en un segundo, la misma superficie del Partenón de Atenas.

Señala que, por su lado, Asunción, produce 900 toneladas de residuo urbano al día. Lo que representan 1,25 kilos por persona al día, que al año representan 460 kilogramos.

El proyecto “Red-ciclaje” tiene como objetivo principal transmitir a la sociedad el potencial de la red de posibilidades de reciclaje y el cambio de conducta. “Buscamos un cambio en el comportamiento de la sociedad que habita una realidad que exige soluciones alternativas”, expresó.

Otras funciones

Preguntado si el sistema propuesto puede aplicar para cualquier otra construcción, Cherniavsky explicó: “Puede servir para cualquier función. De hecho que lo que se propone (en la tesis) es el sistema estructural, liviano y desmontable; hecho con bolsas plásticas como método de emergencia al incremento de basura y falta de regulaciones efectivas respecto a la producción y uso de bolsas plásticas”.

Añadió que este caso en particular le pareció adecuado construir un pabellón artesanal para el reciclaje en el mismo vertedero de Cateura. “No solamente estaríamos ahorrando material; sino que fomentaríamos un sistema sostenible y generaríamos fuentes de trabajo, a la vez de sanear la zona”, resaltó.

Fuente: abc

¿Que opina sobre esta información?