Valencia en su arquitectura de 461 años

Valencia en su arquitectura de 461 años

La Nueva Valencia del Rey, fue fundada tierra adentro, en un hermoso valle cerca de un gran lago, en un hato ganadero, a mediados del siglo XVI, tanto la fecha de la fundación de la ciudad como su fundador fueron establecidos “oficialmente” debido a la inexistencia de documentos que lo acreditaran.

Ya fueran Alonso Díaz o Alonso Arias, en 1553 o en 1555 el hecho es que la ciudad fue fundada siguiendo los patrones y diseños establecidos por las Leyes de Indias.

A pesar de que la conquista y colonización americana la hicieron militares y aventureros, debían obtener los permisos y cumplir las normas y las instrucciones que fueron dictadas por los reyes durante el siglo XVI, resumidas en las llamadas Leyes de Indias, las cuales aseguraban la forma, el orden, el poblamiento, todo ello para permitir la incorporación legal de las nuevas tierras a la Corona Española.

No hay dudas, Valencia del Rey fue una ciudad ordenada y tanto la selección del emplazamiento, como la formación de la ciudad, se hicieron bajo las normas de urbanismo de las Leyes de Indias.

La suave planicie entre el cerro La Guacamaya y el río Cabriales, la abundancia de agua y las brisas del Norte, la gran cantidad de tierra fértil y de pastos para el ganado, conforman un conjunto de razones favorables descritas en las instrucciones.

No se tiene conocimiento de quien la trazó, pero la cuadrícula que forman sus calles es una de las más perfectas de América, como lo demuestran las comparaciones de fotos aéreas.

“Valencia tiene el privilegio de ser la ciudad colonial española que desde 1555 hasta hoy sigue conservando el primer trazado urbano reticular cuadrangular perfectamente ortogonal y es el documento más antiguo que tiene la ciudad y el que más se resiste a desaparecer.” (Gasparini, 2005. p 19)

Esta trama ortogonal de calles en línea recta está orientada a los puntos cardinales, las cuadras son de cien metros y se han usado como patrón de crecimiento urbano durante varios siglos.

ValenciasSiglo XVI, el inicio de los trazos perfectos

La ciudad comenzó a desarrollarse a partir de la plaza mayor que era un espacio abierto, sin vegetación, donde se hacía el mercado, era también el sitio de reunión de los vecinos, de los actos religiosos, de las fiestas y el lugar cívico e institucional más importante ya que en su entorno debían estar los poderes públicos (religioso, político y militar).

En un principio las construcciones eran precarias. En 1596 el gobernador Diego de Osorio, delimitó los terrenos ejidos y los asignó tanto a las instituciones como a los propios vecinos (cuatro por manzana).

La Iglesia Matriz, en un comienzo fue un cobertizo de madera y palma mientras se construía la obra de “cal y canto”.

Esta Iglesia, situada en la esquina sur-este de la plaza, era un curato que asistía a la ciudad y a su jurisdicción, que comprendía los pueblos de indios: Guacara, San Diego y Los Guayos. Todo este territorio pertenecía al Obispado de Santiago de León de Caracas, constituyendo una sola Parroquia.

 

El Cabildo se situó en la esquina sur-oeste y se construyó una Casa Consistorial de dos pisos en la que funcionó durante la colonia y la independencia.

En 1926 fue demolida para edificar el Palacio Municipal, un edificio historicista, muy representativo, a su vez también demolido en 1974, perdiéndose la presencia de la Alcaldía en su lugar de origen y quedando el vacío.

En las esquinas y demás parcelas de la plaza también fueron construidas, a lo largo del tiempo edificaciones como el Cuartel de Caballería, la casa de los Gobernadores y varias casonas de los primeros fundadores. También han desaparecido todas ellas.

El crecimiento de una ciudad llena de historia

En 1634 se reseña la construcción de la Iglesia San Francisco y el Convento de San Buenaventurafrente a la plazoleta de San Francisco en donde había una fuente pública de agua que venía del manantial del cerro de la Guacamaya

En 1664 se construye en las afueras de la ciudad el Hospital de Españoles de Nueva Valencia del Rey, (Hospital San Antonio de Padua – Casa de la Estrella).

La tecnología constructiva de estos inmuebles era muy sencilla, se basaba en la utilización de materiales propios del lugar: la roja tierra arcillosa, piedras, madera dura y caña amarga.

Se utilizaba la tierra cruda apisonada en los gruesos muros elaborados con la técnica del tapial, que soportaban las armaduras de madera de las techumbres con forros de caña amarga y cubiertas de tejas, éstas y los ladrillos para columnas, arcos y marcos se hacían con la misma arcilla horneada. Se usaba la cal en morteros y argamasas.

Las conclusiones finales en este artículo están orientadas a destacar la significación e importancia del conocimiento y la divulgación de los valores que alberga el Centro Histórico, fundamentales para la ciudad de Valencia, ya que el patrimonio de una comunidad, es la base de su identidad geográfica, política y cultural.

Fuente: Notitarde

¿Que opina sobre esta información?