Opinión – Y llegó el lobo… –  Miguel López Trocelt

Opinión – Y llegó el lobo… – Miguel López Trocelt

Aunque se esperaba… pues nadie en el gobierno y en su sano juicio, pudo prever que el precio del petróleo sucumbiría a su propio vaivén. Un reporte de la agencia de noticias Reuters, sitúa al marcador venezolano Tía Juana en menos de 17 dólares por barril, lo cual proyecta, que de seguir la tendencia a la baja  en los costos del barril, ya no será rentable producir el otrora oro negro, que reinó por mucho tiempo con más de 100 $/B.

Esta es la muestra de la incapacidad propia de la administración de un Estado, que por lo que se deriva de ella, tenía una sola meta: gastar. Incluso una información que revolotea en las redes, da cuenta que aún la casa matriz (PDVSA), aún mantiene la política de erogaciones, como si no estuviera presentándose la debacle en el negocio.

Pero al parecer eso no es problema, porque aquí en Venezuela se dijo en menos de un año, que si el costo del crudo llegaba a cero, aún se podía manejar al país, pero ello al parecer como que no es así, dado que ya se oye el lamento oficial por esa tendencia pronunciada de los precios petroleros hacia el barranco.

Y es algo que no se entiende, dado que hace 17 años, el valor petrolero rondaba los nueve dólares y tiempo después, esta misma gente del oficialismo se mofaba de haber rescatado esos precios, entonces cabe la pregunta… Si lo hicieron aquella vez, con condiciones más adversas, ¿Porque ahora no?

Dice el refrán llanero: Una cosa piensa el burro y otro el que arriba lo arrea. Esta es la realidad palpable del mercado mundial de los hidrocarburos, que los cegatos, tontos o ignorantes gubernamentales no observaron desde cuando se inició la caída hace año y medio. Pero si se aprovecharon de realizar, por lo menos cinco periplos al Medio Oriente, a China, a Rusia todos inclusive en cada viaje.

Ahora que la situación es peor, no se atreven ni siquiera a plantear lo de otro posible tour para el otro lado del orbe terráqueo, debido a que la mayoría opositora en la Asamblea Nacional, le dirá que no se puede, debido a que es necesario recortar los gastos, dado el despilfarro que se materializó en regalías, descuentos, intercambios, garantías y avales financieros, y en fin hasta financiamiento de carreras de Fórmula I que se costeaba con los recursos del Pueblo Venezolano.

Hay quienes dicen, (sin ser profetas del desastre), que quizás el precio del barril se sitúe en los 10 dólares. Y no es para menos. Con la vuelta de Irán a los mercados, es posible que el piso esté muy cerca, cuestión, que por geopolítica, es una arma estratégica, que se está usando, por un lado para cortar el suministro de dinero a ISIS (Estado Islámico), por otro debilitar las economías latinas de izquierda y asimismo desbaratar las ayudas “extras”, a partidos europeos que son apoyados desde la península arábiga.

También rueda por la red un vídeo en el cual Arturo Uslar Pietri, desaparecido intelectual venezolano, advertía que de llegarse a caer el precio del crudo, Venezuela sería el paciente más urgente que tendría la Cruz Roja Internacional.

miangellop@hotmail.com

¿Que opina sobre esta información?