4 tips para salvar tu presupuesto si estás emprendiendo solox

4 tips para salvar tu presupuesto si estás emprendiendo solox

Manejar un negocio tu solo, por emocionante que sea, no es algo fácil. Aprender a manejar los gastos puede ser algo nebuloso que aprender, así como descifrar cuándo pagarte (y cuánto), y planear para cuando no sepas cuánto dinero vas a estar generando. Y no eres el único, Clutch reportó que en 2018, 61% de los pequeños negocios no tenían un presupuesto documentado.

Lea también: wp.me/p6HjOv-28Q

Como estamos empezando un nuevo año, y somos una nueva versión de nosotros mismos, te doy el poder de controlar tus presupuestos, comerciales y personales, de este año con los siguientes consejos para no sentirte fracasar. Si sabes cuánto dinero entra y cuánto sale, te sentirás más seguro, y podrás planear para el resto del año, sorpresas incluidas.

1. Crea un “fondo de emergencias”

El solopreneur estándar tiene una cuenta de cheques, una cuenta de ahorros y tal vez algo de dinero invertido en otros medios, pero hay un fondo que puede facilitar los grandes gastos: el fondo de emergencia. Ashley Feinstein Gertsley, coach financiera y fundadora de Fiscal Femme lo define como un fondo que eventualmente se “agotará” o se gastará. Este es dinero que separas para cosas como una contratación a medio año o un boleto para esa conferencia que no puedes perderte.

“Decide cuánto y cuándo separar ese dinero. Si tenemos una idea de cuánto costará algo, podemos partir de ahí” escribe Gertsley. Este fondo está completamente en tus manos, y depende de ti cuánto ahorrar, cada cuánto hacerlo y cuándo gastarlo. Pero esto hace que los grandes gastos sean mucho más fáciles de planear, y te sentirás más en control cuando tengas que gastarlo.

LEE TAMBIÉN:   Cómo hacer el mejor reclutamiento para tu startup

2. En la medida de lo posible, crea un plan de suscripciones o algo que retenga a tus clientes

Dependiendo del tipo de tu negocio, puede tener sentido que crees ofertas de forma que tus clientes te puedan contratar de forma recurrente o con una suscripción a tu servicio. Esto es particularmente importante cuando no puedes predecir cuántos clientes, transacciones o tratos vas a cerrar en el mes. Esta incertidumbre es la causa de mucha ansiedad y estrés.

Double Your Freelancing recomienda agregar bonos a tus servicios tradicionales para los clientes recurrentes, como llamadas mensuales de consultoría, un boletín especial o entrenamiento virtual. De esta forma, tiene más sentido que te contraten de manera recurrente con el paquete completo, en lugar de que sólo quieran contratarte cuando te necesiten.

3. Crea un método a prueba de balas para llevar un registro de tus gastos

No cometas el error de pensar que te acordarás de todos tus gastos al final del año. Mejor, busca formas sencillas de llevar un registro de todo lo que se gasta en el negocio. Yo uso una app en la que puedo meter fácilmente mis gastos e ingresos (así como fotos de los recibos o facturas) para saber en dónde estoy en todo momento. Hay muchos programas que pueden ayudarte a hacer esto.

Varios de mis amigos tienen un álbum de fotos especial para los recibos, y escriben una nota para saber de qué fue cada gasto. Tener todo esto documentado y organizado te ayudará a estresarte menos a la hora de hacer la contabilidad.

LEE TAMBIÉN:   5 mitos del trabajo a distancia que encontró Slack en la pandemia

Vea también: wp.me/a6HjOv-2vW

4. Contrata un contador que te guste

No deberíamos haber necesidad de decir que debes tener un contador, pero te recomiendo encontrar uno que realmente te guste. Yo tuve la suerte de encontrar uno que resuelve todas mis dudas en cualquier momento del año. No hay duda de que el tema de impuestos y declaraciones es complicado, así que tener a alguien de tu lado, alguien que te ayude a sentirte tranquilo y cómodo, es fundamental.

Si no tienes una buena relación con tu contador, pide que te recomienden a alguien. Yo encontré a mi contador porque alguien me lo recomendó. Pregunta en grupos de Facebook o entre tus amigos.

Aprender a presupuestar será algo que vaya y venga a lo largo de tu vida, pero estas prácticas te servirán indefinidamente.

FUENTE: Entrepreneur/Haley Hoffmann Smith

Comments

comments