90 multinacionales piden acabar con subsidios a combustibles fósiles. 90 multinacionales instaron a las siete economías más industrializadas del planeta, acabar con los subsidios a los combustibles fósiles.

Esto como parte de la carrera para cumplir con los puntos establecidos en el Acuerdo de París de 2015; que buscan acelerar la transición energética y certificar así la reducción, a la mitad, de los gases de efecto invernadero en 2030; y las emisiones netas cero de CO2 a la atmósfera en 2050.

La Alianza de Líderes Climáticos nació hace seis años en la cumbre de Davos, y fue organizada y fundada por el WEF.

De acuerdo con La Patilla, esta agrupación emitió un comunicado conjunto en nombre de sus 90 multinacionales.

En la carta oficial, la alianza de consejeros delegados reclama al G-7, acometer “cambios drásticos y transcendentales” en la transición energética. Porque en caso de “no tomar medidas de mitigación contra el cambio climático más ambiciosas; el PIB global podría contraerse en 18% en las próximas tres décadas”.

Entre los signatarios, se incluyen a los consejeros delegados de BASF, Bayer, Enel, ENGIE, ING, IKEA, Swiss RE, Unilever y BBVA.

Precisamente desde la entidad bancaria española se mencionó que este club corporativo da empleo a más de 7 millones de personas en 21 países del mundo; acaparan 6 billones de capitalización bursátil -similar al PIB de Japón, la tercera economía global-; y obtienen unas ventas anuales de $2,4 billones, cifra que guarda parangón con el tamaño del PIB de Francia, sexto del planeta.

LEE TAMBIÉN:   Desarrollan cerámica capaz de cicatrizar sus grietas

Energía verde generadora de puestos de trabajo

Además, en la misiva la alianza calcula que, de imponerse acciones concertadas y contundentes para producir energía verde; se crearán 18 millones de nuevos puestos de trabajo hasta 2030. Y se protegerán otros 1,2 millones directamente amenazados por riesgos medioambientales y relacionados con la salud; citando las recientes investigaciones de la Iniciativa de Naciones Unidas contra la Acción del clima.

“Las compañías, pero también los gobiernos, deben alinear sus compromisos económicos y energéticos con los análisis científicos”, trasladan al G-7.

La maniobra del club pretende concienciar a las siete mayores economías en un asunto que no protagonizó la agenda de su cita en Reino Unido; en la que los riesgos geoestratégicos; comerciales -por las subidas arancelarias de los últimos años- la relación con China; o la recuperación económica, coparon las negociaciones a la espera de los pormenores de la política medioambiental de EE.UU que ultima la Casa Blanca.

También buscan perfilar cotas más ambiciosas; y una acción concertada global de mayor calado de cara a la cita climática de noviembre en Glasgow, la COP 26.

Supresión del sistema de subsidios

Dominic Waughray, es director gerente del WEF en materia climática y coordinador de la alianza. Y precisó que la reacción de los consejeros delegados revela a los dirigentes mundiales la imperiosa necesidad del sector privado por conocer las metas; y trayecto de una hoja de ruta efectiva y global con el que tomar “iniciativas de mercado” para sus compañías.

LEE TAMBIÉN:   Uso de la IA para detectar el lavado verde

Entre ellas, solicitan la supresión del sistema de subsidios que se mantienen sobre la industria de combustibles fósiles; así como el establecimiento de un mecanismo de precios que impidan que se dispare el coste de las emisiones de CO2.

Y, sin pedir expresamente una cota fija, se declaran partidarios de poner en liza un modelo de fluctuación controlada; que haga oscilar el precio entre los $50 y $100 por tonelada métrica de carbón hasta 2030.

La lucha contra el cambio climático requiere de instrumentos internacionales que ayuden a confeccionar un auténtico mercado energético global. Desafío que pasa por establecer costes estables. Como la exigencia que el G-7 hizo, una vez más, a la OPEP+ sobre el precio del barril de crudo en el mercado que sostiene gran parte de los carburantes fósiles.

Lista de peticiones

La lista de peticiones de la alianza del WEF y de sus compañías asociadas incluye la compilación de todos los negocios de industrias y sectores para establecer objetivos creíbles de descarbonización; rebajar el nivel de riesgos colectivamente; y perfilar una hoja de ruta de oportunidades empresariales bajo una economía global de bajas emisiones hasta 2030.

De igual manera, incluyen los recortes tarifarios a bienes y servicios conciliadores con la sostenibilidad; el aumento de las inversiones en innovación tecnológica en segmentos productivos intensivos; recursos para la adaptación de los patrones de crecimiento a las energías verdes; respaldo global a la prohibición de planes de deforestación e iniciativas paralelas de regeneración de modelos productivos; superar la etapa del carbón; impulsar transportes de baja emisión de CO2 y trasladar este reto a la electrificación; y estimular las finanzas verdes.

LEE TAMBIÉN:   Mercedes-Benz y Svenskt Stal prescindirán del acero fabricado con combustibles fósiles

A esto agregan estrategias de reducción del consumo de agua y la restauración de la biodiversidad natural.

90 multinacionales piden acabar con subsidios a combustibles fósiles

Fuente: La Patilla

Comentarios

Comenta en Facebook

Translate »