Acciones para cuidar el medio ambiente en casa

Acciones para cuidar el medio ambiente en casa

El cuidado del medio ambiente es un tema de gran importancia en la sociedad actual, ya que, nuestro estilo de vida en cuanto al elevado nivel de consumo tanto de recursos como de productos y a la consecuente generación de residuos, vertidos y emisiones han llevado al planeta tierra a una situación de degradación y contaminación que es necesario revertir. Para contribuir a ello existen medidas que podemos incluir en nuestro día a día y poner en práctica en nuestros hogares.

En EcologíaVerde te proponemos algunas acciones para cuidar el medio ambiente en casa.

Ahorrar energía en casa para cuidar el medio ambiente

La producción energética o producción eléctrica conlleva numerosos procesos industriales que implican:

El consumo de recursos naturales.

La construcción de grandes infraestructuras.

Su mantenimiento y la generación de residuos.

Vertidos o emisiones en función del tipo de instalación.

Por ello, cualquier acción por mínima que sea que ayude a reducir el gasto eléctrico reducirá al mismo tiempo su degradación y la explotación de recursos naturales.

Evitar el consumo silencioso:

Es el consumo energético de todos aquellos aparatos que, a pasear de no estar encendidos están conectados a la red eléctrica produciendo un consumo constante.

Es el caso de pilotos encendidos, lámparas y otros aparatos.

Invertir en productos eficientes:

A la hora de elegir los electrodomésticos para nuestra vivienda es mejor apostar por aquellos sostenibles que suponen un menor gasto energético.

Aunque a simple vista su coste pueda ser mayor, son una buena inversión, ya que a la larga suponen un ahorro energético en nuestra factura.

LEE TAMBIÉN:   Prolifera la vegetación en Chernobyl a 33 años del desastre nuclear

Lo mismo ocurre a la hora de reemplazar las bombillas, siempre es mejor optar por fluorescentes o bombillas de bajo consumo.

Optimizar la energía:

Consiste en sacar el máximo rendimiento de la energía consumida.

Por ejemplo a la hora de cocinar, utilizando la energía residual de la vitrocerámica y

El horno o en el caso de los aparatos de aire acondicionado y calefacción, aprovechando las corrientes de aire y los rayos de sol respectivamente.

Ahorro del agua en casa para contaminar menos

El agua es un elemento imprescindible para la existencia de la vida así como para su desarrollo.

No obstante, en lugar de respetar este preciado recurso, el ser humano lo malgasta y contamina impidiendo y limitando su uso de forma considerable.

Por lo que, cada vez es más necesario el aprovechamiento de este recurso.

Estas son algunas acciones para cuidar el medio ambiente en casa relacionados con el ahorro del agua:

Cerrar el grifo:

Este es un hábito muy simple y a simple vista muy obvio.

Sin embargo, en la mayoría de las viviendas se infravalora el tiempo trascurrido con el grifo abierto cuando no se hace uso de él, cuando en realidad en un solo minuto se pueden ir por el desagüe 15 litros de agua potable.

Esto sucede por ejemplo mientras esperamos a que salga el agua caliente antes de ducharnos, desperdiciando litros de agua.

Evitar su contaminación:

Utilizar la taza del retrete como papelera o deshacernos de algunos residuos como es el caso de :

LEE TAMBIÉN:   Salvar la Tierra exige a sus pobladores limitar el consumo de carne

Medicinas caducadas o aceite de cocina usado por el fregadero dificulta los procesos de depuración del agua.

Por lo que, es necesario eliminar estos malos hábitos para conservar la calidad del agua.

Del mismo modo será necesario evitar deshacernos de residuos o desechos en ecosistemas acuáticos como ríos, lagos y playas.

Correcta gestión de los residuos en casa para evitar la contaminación del medio ambiente

El consumismo de la sociedad actual implica una continua generación de residuos, muchos de los cuales son mal gestionados, de modo que se acumulan en vertederos o incluso en entornos naturales contribuyendo, por un lado, a la explotación de los recursos naturales y, por el otro, a la contaminación del medio ambiente. Algunas prácticas para evitar esta situación son:

Reducir la generación de residuos:

En muchas ocasiones sustituimos aparatos o artículos cuando estos aún son de utilidad, simplemente por moda o gusto personal. Aprovechar estos elementos al máximo se traduce en un menor consumo y con ello una menor producción y una menor generación de residuos.

Reciclar:

La correcta separación de nuestros desechos en los contenedores apropiados dispuestos para ello, facilita su gestión y consecuente reutilización gracias a su conversión en productos nuevos y a su vez, permite que otros residuos contaminantes sean gestionados de forma adecuada a través de su disposición en puntos limpios. Descubre más en este otro artículo sobre Cómo reciclar la basura en casa.

Realizar una compra sostenible:

Invertir en productos sostenibles que no presentan envases innecesarios o incluso realizar la compra a granel permite reducir de forma considerable la producción de residuos sobre todo en el caso de envases y plásticos.

LEE TAMBIÉN:   Tardígrados: la especie más resistente del mundo que estaría viviendo en la Luna

FUENTE: Ecología verde/Beatriz González

Comments

comments