Adicción a videojuegos, peligro latente en Baja California

Adicción a videojuegos, peligro latente en Baja California

Adicción a videojuegos es un problema?

Aun cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS), lo ha incluido como una enfermedad, en Baja California aún no se han presentado casos para considerar a los videojuegos como un problema.

Gil Alberto Martínez Aguirre, subdirector estatal de tratamiento en adicciones del Instituto de Psiquiatría del Estado, comenta que las conductas adictivas ya son consideradas como una enfermedad desde el 2013 por la Asociación Psiquiátrica Americana.

Y es que casos como la ludopatía, estrechamente relacionada con la adicción a los videojuegos.

Así como la dependencia a las redes sociales, eran consideradas por muchos médicos como conductas compulsivas, pero ya no es así, se trata de una enfermedad.

Pero poniendo en contexto, no todas las personas que van a un casino son ludópatas, ni todos los jóvenes que juegan videojuegos tienen un trastorno de salud mental, aclara Martínez Aguirre.

La OMS ha presentado  en este 2018 tendrá su edición 11, en la que se incluye la adicción a los videojuegos como una enfermedad.

Sin embargo, esto no significa que un joven en automático adquiera la adicción a los videojuegos.

En este caso, los padres tienen que aprender a poner límites y reglas en cuestión al tiempo, el horario, la cantidad de juego, así como la calidad de éste.

LA DISPONIBILIDAD

“El hecho que un dispositivo electrónico como es un smartphone o una tablet con acceso a internet, ya tienen la posibilidad de jugar los juegos en línea o los juegos que estén preinstalados o también las famosas consolas de juegos de video… igual que cualquier droga, cuando aumenta su disponibilidad aumenta su consumo, igual que cualquier conducta adictiva, pero hay que dejar bien claro que no es culpa de quien hace los videojuegos o de los dueños de los casinos que una persona pueda generar una dependencia”.

En el Instituto cuentan con un programa para ayudar a los jóvenes que tienen tendencia a desarrollar una conducta adictiva.

Hay muchos factores que pueden poner a personas en riesgo de caer en una adicción, como puede ser una predisposición genética para alguna dependencia.

Es decir, la herencia, ya que un hijo de un alcohólico puede tener más posibilidades en desarrollar esa adicción, sobre todo si hay la disponibilidad.

También influye el hecho de un problema mental previo como la dependencia o depresión y encuentren en el videojuego el olvido, así como el placer y la euforia.

Obviamente se van a quedar ahí, ya que se estimula la parte del cerebro donde se genera el placer.

LA ADICCIÓN

Martínez Aguirre destaca que los videojuegos se convierten en problema cuando se empieza a perder el control del tiempo y de la cantidad de juegos.

Ya que llega el momento en el que ya no se usan en los tiempos de hobby o entretenimiento, sino en el horario de sus actividades normales en la casa o en la escuela.

Es decir, descuida todo lo demás por solo andar en esto.

Le van a dedicar demasiadas horas al día a los videojuegos y cuando se les trata de imponer límites tienen una reacción emocional.

Se enojan, además empiezan a tener problemas en sus actividades diarias:

Baja su rendimiento escolar, deja de convivir con sus amigos por estar con el juego de vídeo, aunado a que no duermen o cambien su ciclo de sueño.

Los juegos en línea tienen su propio riesgo, ya que no se sabe con qué persona está entablando relación a través del videojuego.

Todas estas características también las podemos encontrar en un ludópata.

Son personas que ya no tienen una actividad como tal, a lo mejor están jubilados y pensionados que invierten muchas horas en los casinos.

Esto lo que puede provocar gastar mucho dinero, pedir prestado, dejar de pagar servicios.

La adicción a los juegos es considerada una enfermedad por la OMS

La OMS señala que se considera como enfermedad la adicción a los videojuegos cuando se tiene esta conducta entre 6 meses y un año.

Pero también hay quienes dicen que puede considerarse como tal cuando los jóvenes pasan de 25 a 30 horas continúas jugando.

Las personas que ya tengan el problema deben recibir el tratamiento adecuado.

En algunas ocasiones puede ser farmacológico o una adecuada psicoterapia que les ayude a recobrar sus habilidades sociales y pierda esa dependencia o vínculo con el videojuego.

Por el momento no tienen pacientes tratando la adicción a los videojuegos, ni tampoco existen estadísticas al respecto en Baja California.

Ya que se trata de un problema muy nuevo que incluso algunos expertos se negaban a que se considerara como una enfermedad.

Además, otra innovación tecnológica que está surgiendo como problema es el internet y las redes sociales.

Más por su disponibilidad, pero bien usados pueden generar mucha información muy valiosa.

Sin embargo, usado de manera compulsiva y sin ningún control, va a tener serias afectaciones.

FUENTE:

Comments

comments