Agrónomos exigen al Gobierno mayor planificación. La producción agrícola ha experimentado un repunte en los últimos dos años, después de tocar fondo a mediados de 2019. Por tal motivo, los productores se preparan para tomar las riendas de una industria que encara un crecimiento.

Así lo informó la Sociedad Venezolana de Ingenieros Agrónomos y Afines (Sviaa), a través de su presidente, Saúl López.

Según el portal Tal Cual, el gremio de los ingenieros agrónomos reconoció en rueda de prensa, que una mayor libertad de mercado incentivó a los productores a utilizar sus ahorros para invertir en sus unidades de producción.

Sin embargo, la falta de planificación a nivel estatal perjudica el crecimiento y la sostenibilidad de la industria agrícola.

De acuerdo con lo dicho por López, hace falta más información sobre los procesos agrícolas que se llevan a cabo en el país; pues desarrollar políticas y soluciones para atajar los problemas no es posible sin data confiable.

Poca transparencia gubernamental

En este sentido, la escasa transparencia del gobierno chavista impide obtener datos sobre la producción; la importación de productos; y las tendencias de consumo. Por lo cual muchas decisiones acaban por repercutir contra el productor agrícola.

El ejemplo más claro se refleja en la importación de productos agrícolas, principalmente hortalizas, desde Colombia; esto mediante alianzas alcanzadas con el mecanismo de la Ley Antibloqueo.

Aunque las importaciones no son una mala iniciativa, coinciden con la temporada de cosecha para los productores locales; por lo que los productos importados y los nacionales compiten y los precios bajan, afectando los ingresos del productor agrícola.

LEE TAMBIÉN:   Buena penetración de internet: mala calidad de servicio

Estudios de mercado para planificar

López advierte que es necesario elaborar estudios de mercado para tener una mayor base de datos sobre qué se produce; y cuáles son los picos de consumo. Esto a fin de entender las necesidades del mercado e importar en momentos más oportunos.

“Importar en un momento en el que esté en plena cosecha de un insumo es un error. Si el Estado importa maíz justo en octubre, cuando se está cosechando, va a tumbar el precio; pero si la importación es en enero, cuando no hay stock en Venezuela, es necesario. Si no hay datos, si no se conocen las épocas de mayor pico de oferta, va a afectar a los productores”, razonó el ingeniero.

Esta situación afecta principalmente a rubros como el tomate, la papa y la cebolla en mayor o menor medida. “No es que no apoyemos la economía abierta, el problema está en la planificación”, insiste.

Pese a estas dificultades, los productores privados lograron incrementar la producción. Actualmente, el sector satisface entre 25% y 28% del consumo nacional, y se proyecta que en 2021 supere 30%; un avance desde 18% que se registraba en 2019.

Rubros estratégicos como el maíz y el arroz han sido esenciales, cuyas producciones aumentaron de 500.000 a 510.000 toneladas y de 130.000 a 140.000 toneladas, respectivamente.

Propuestas de los agrónomos

En vista de todos estos problemas, la Sviaa propone cuatro puntos para mejorar la planificación; lo que conduciría a la optimización de los procesos y una mejor toma de decisiones.

LEE TAMBIÉN:   Tarifas del transporte marítimo se disparan más de 1.000%

En primer lugar, proponen un plan de ordenamiento territorial por regiones y localidades; con la finalidad de detectar las potencialidades de municipios específicos en función, no solo de sus características geográficas, sino incluso del desarrollo económico local.

Por otra parte, destaca la necesidad de instaurar un programa de desarrollo ambiental sostenible y agricultura climáticamente inteligente; bajo la premisa de que es necesario mejorar el estudio de las condiciones climáticas del país.

Para este punto será esencial las instalaciones meteorológicas remotas que reporten a la Organización Mundial Meteorológica; y que puedan incluso proporcionar datos a los productores.

López asoma que el sector privado podría encargarse de la inversión en estas instalaciones; pero necesitaría el apoyo de las instituciones del Gobierno para procesar y organizar los datos que se recojan en todo el país.

Los otros dos puntos se enfocan en la seguridad alimentaria y el desarrollo lugar; así como en la promoción de cadenas agroalimentarias de exportación enfocado en reducir la pérdida y desperdicios de alimentos, fomentando en su lugar las cadenas de valor de subproductos.

“Hay que promover con experiencias positivas, no solo quedarse en producir maíz sino en buscar un valor agregado. Arroz y maíz tienen más de 100 subproductos que se pueden procesar y exportar. En Venezuela se desperdician más de 60.000 toneladas mensuales de alimento. Podemos mejorar eso”, puntualizó.

Agrónomos exigen al Gobierno mayor planificación

Foto: Cortesía

Fuente: Tal Cual Digital

Comentarios

Comenta en Facebook

Translate »