Arata Isozaki gana el Pritzker, premio Nobel de Arquitectura

Arata Isozaki gana el Pritzker, premio Nobel de Arquitectura

El japonés Arata Isozaki fue elegido el martes ganador del prestigioso premio Pritzker, el equivalente al Premio Nobel de arquitectura. Su trabajo muestra influencias tanto de Oriente como de Occidente. Le gusta crear cosas diferentes.

Con 87 años, Isozaki ha diseñado edificios con muy diferentes destinos y funciones. Desde el enorme arena cubierto Palau Sant Jordi para los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992 hasta el Museum of Contemporary Art de Los Ángeles (1986) y el National Convention Center de Catar (2011), entre muchos otros.

LEE TAMBIÉN Manuel Gallego: “La arquitectura debe conquistar libertad”

Un japones que volvió la mirada hacia Occidente

El galardón le será entregado en mayo en una ceremonia en París. La fecha exacta no ha sido divulgada, según un comunicado publicado el martes.

Consultada por AFP, su firma, Arata Isozaki & Associates, ubicada en Tokio, no respondió de inmediato.

null

Isozaki, es el octavo japonés en recibir este galardón desde su creación en 1979. Es considerado uno de los primeros arquitectos en volver la mirada a Occidente, como resultado de numerosas giras de estudios.

Me preguntaba constantemente: ¿qué es la arquitectura?”, contó, citado en el comunicado acerca de los viajes que lo llevaron a Estados Unidos, China y Medio Oriente.

Explicó que este interés por la diversidad, en parte, había surgido en su juventud, marcada por una mezcla del tradicionalismo japonés y la influencia de la cultura de Estados Unidos, que los soldados de ese país inocularon en el archipiélago durante la ocupación después de la guerra.

Sobre todo, le inquietaba el contraste entre los códigos de estética y la belleza de estos dos países.

Comprende que la arquitectura es global y local

Isozaki ha sido un pionero en su comprensión de que la arquitectura es al mismo tiempo global y local, que estas dos fuerzas son parte del mismo desafío”, declaró el presidente del jurado del Premio Pritzker, Stephen Breyer, citado en el comunicado.

El jurado del premio de este año dijo que el trabajo de Isozaki, desafía la categorización, pues se encuentra en constante evolución, y agregaron que el profesional “demuestra un profundo conocimiento de la historia y teoría de la arquitectura, manteniéndose siempre a la vanguardia y nunca limitándose a replicar el status quo“.

El arquitecto, de cabellos blancos peinados hacia atrás y siempre ataviado con camisas de cuello Mao, ha realizado proyectos en cuatro continentes, desde recintos deportivos hasta edificios de oficinas y museos.

Su filosofía es una extensión de la de su mentor, Kenzo Tange, un arquitecto modernista que también ha sembrado sus construcciones por todo el mundo.

Crear cosas diferentes

Además de su cosmopolitismo, Isozaki es conocido por no haber tratado nunca de afirmarse en un solo estilo, sino de intentar integrar su arquitectura a los lugares donde ha erigido sus obras.

Lo que me gusta es crear cosas diferentes, no repetir lo mismo“, explicó en noviembre de 2017 en el sitio web especializado ArchDaily.

Esas dos grandes premisas de su obra, el cosmopolitismo y el deseo de mezclarse con su entorno, se plasman en el Palau Sant Jordi.

Finalizado en 1990, en el período previo a los Juegos Olímpicos, para los que acogió específicamente las competencias de gimnasia, el recinto está parcialmente enterrado y aparece solo como un elemento del Montjuic, la colina que domina un costado de Barcelona y donde se emplaza el Palau.

LEE TAMBIÉN Nishizawa: “No existe el “centro”, sino muchos centros y pocas periferias”

En cuanto al estilo del edificio, mezcla la inspiración de azulejos invertidos, o “espanta bruixes”, típicos de Cataluña, con una cúpula redondeada, del estilo de las que se usan a menudo en la arquitectura budista.

Las obras de Arata Isozaki

En Japón, entre los grandes monumentos de Isozaki se encuentra el Museo de Arte Municipal de Kitakyushu (1974) y el Salón Municipal de Kamioka (1978), ambos testimonios de su eclecticismo: el primero se configura todo en ángulos y líneas rectas y el segundo es redondeado y curvo.

El arquitecto también está muy apegado al “Ma”, un concepto estético japonés que corresponde al sentido humano del espacio y la percepción de este espacio como la separación o el intervalo entre dos objetos.

Isozaki sucede al indio Balkrishna Doshi, premiado el año pasado a la edad de 90 años.

Arata Isozaki se convirtió así en el 46º arquitecto en obtener el premio, que se le entregará en una ceremonia en mayo en el Palacio de Versalles, en Francia, junto con 100 mil dólares, unos 66 millones de pesos chilenos.

LEE TAMBIÉN Río de Janeiro: Primera Capital Mundial de la Arquitectura

Como una forma de celebrar el premio y el trabajo del arquitecto, en T13 te mostramos algunas de las obras más impactantes y espectaculares de Arata Isosaki.

Palau Sant Jordi

Palau Sant Jordi, Barcelona, España

Palau Sant Jordi, Barcelona, España

Centro Nacional de Convenciones de Catar

Centro Nacional de Convenciones de Doha, Catar

Centro Nacional de Convenciones de Doha, Catar

Torre Allianz

Torre Allianz, Milán, Italia

Torre Allianz, Milán, Italia

Museo de Arte Municipal de Kitakyushu

Museo de Arte Municipal de Kitakyushu, Japón

Museo de Arte Municipal de Kitakyushu, Japón

Segundo edificio de la Sala de Conciertos de Tesalónica

Segundo edificio de la Sala de Conciertos de Tesalónica, Grecia

Segundo edificio de la Sala de Conciertos de Tesalónica, Grecia

Arata Isozaki gana el Pritzker, premio Nobel de Arquitectura

Fuente: TELE 13 – Chile

Comments

comments