Arturo Arenas: Aquí llega el líder correcto y resurgirán todos los valores de los venezolanos

Arturo Arenas: Aquí llega el líder correcto y resurgirán todos los valores de los venezolanos

Arturo Arenas: Aquí llega el líder correcto y resurgirán todos los valores de los venezolanos. Arturo Arenas es un ingeniero eléctrico venezolano, nacido en el estado Táchira y formado en la Universidad de Carabobo.

Enamorado de su país natal, asegura que no se irá. Por el contrario, adelanta una cruzada entre amigos y conocidos para que abandonen la idea de la migración y se queden para participar del proceso de reconstrucción que iniciará muy pronto.

LEE TAMBIÉN GENTE QUE CONSTRUYE lanzó su edición del mes de julio

Muchas razones para quedarse

En lugar de abandonar el terruño, los venezolanos deberían asumir el proceso de cambio con mucha serenidad

En lugar de abandonar el terruño, los venezolanos deberían asumir el proceso de cambio con mucha serenidad

A su parecer, hay muchas más razones para permanecer que para irse de Venezuela, porque la crisis ha abierto espacios que están siendo aprovechados por centenares de emprendedores que han visto en este trance una oportunidad de oro para innovar, crear y sacar a flote su creatividad.

Bajo ninguna circunstancia, transa el compromiso que siente por el país que le brindó todas las oportunidades de ser lo que hoy es: un profesional exitosísimo en el área de la ingeniería. Él lo dice: teniéndolo todo como para irse del país, apuesta todo para quedarse y trabajar por él.

Asegura que es un mito la creencia de que Hugo Chávez acabó con los valores y principios de la sociedad venezolana, pues de ser cierto, el chavismo no contara con 15% de respaldo popular y el gobierno no apelara al miedo, la persecución y la represión para permanecer en el poder.

Aquí llega el líder correcto y resurgirán todos los valores de los venezolanos: la solidaridad, la hermandad. Cambiar la mentalidad de este país no es complicado. Todo depende del líder y de que ese líder sea el correcto”, enfatizó.

Explica que no hay que ser historiador ni sociólogo para saber que en los momentos de crisis surgen líderes correctos. Venezuela no será la excepción. “Estamos en un punto de quiebre donde aparecerá un nuevo liderazgo”.

Hizo hincapié en el hecho de que esos “beneficios” que el gobierno otorga a sus seguidores – apartamentos, cajas Clap, bonos y misiones –, lo único que han hecho es deteriorar la capacidad creativa del venezolano, “pero no la ha eliminado”.

Desestimó la versión según la cual los beneficiarios del gobierno no saben hacer nada. “La mayoría sí sabe hacer cosas. Lo que pasa es que hoy a la gente le sale más barato no hacer nada y vivir de lo que le da el gobierno”.

Descargue gratis aquí Revista Gente que Construye

La oportunidad la pintan calva

Arenas: A la mente hay que darle alimento positivo. Tú decides como alimentar tu psiquis. Hay que ser positivos racional

Arenas: A la mente hay que darle alimento positivo. Tú decides como alimentar tu psiquis. Hay que ser positivos racional

Gente que Construye conversó con Arenas sobre el fenómeno migratorio que comenzó a gestarse en 2015 y se mantiene. Cree que en lugar de abandonar el terruño, los venezolanos deberían asumir el proceso de cambio con mucha serenidad y parafraseando el refrán popular “la oportunidad la pintan calva”, aprovechar la coyuntura para trabajar en la reconstrucción del país: “los espacios están abiertos”.

Está consciente de los problemas que aquejan a la población. Sin embargo asegura que hay más razones de peso para permanecer aquí, pues al estar todo tan deteriorado las oportunidades para trabajar son muchas.

Estamos enfrentando la crisis más importante de nuestra historia. Y precisamente esas situaciones tienen que aprovecharse para reconstruir el país. Hay razones para irse, sí, pero todo depende de la óptica de cada quien”.

Arenas pide a los venezolanos no avivar la mente con cosas negativas. “A la mente hay que darle alimento positivo. Tú decides como alimentar tu psiquis. Hay que ser positivos racionales”, aseveró.

LEE TAMBIÉN:   La anguila eléctrica más potente fue descubierta en la Amazonía

Los profetas del desastre vaticinan que en Venezuela permanecerá el estrato social que el gobierno manipula a través de los “programas sociales”, como ha ocurrido en otros países donde sistemas como el actual intentan permanecer por la fuerza.

En Venezuela hay una diferencia: las clases tradicionales desde el punto de vista social y empresarial no se han ido y eso marca la diferencia. No es tan sencillo desarraigar a la gente. Todas las áreas se han deteriorado y mucha gente se ha ido, pero si lo ves desde otra óptica te encuentras que está quedando mucho espacio para construir”.

Luchar contra la desesperanza, el miedo y la cizaña

Cuando el líder correcto llega, florecen la confianza y la esperanza

Cuando el líder correcto llega, florecen la confianza y la esperanza

El profesional cree que hay que luchar contra algunos monstruos que ha sembrado el gobierno central en la población: la desesperanza, el miedo y la cizaña.

Para él, cuando la desesperanza se empieza a instalar en el individuo es lo más grave. “Allí no hay discurso que valga. Simplemente la gente te oye, pero no escucha”.

Ha visto evolucionar el país y reconoce que Venezuela es distinta en los 23 estados, aun cuando todos somos venezolanos. “No es igual el comportamiento de un llanero, que el de un caraqueño, un maracucho o una persona en San Cristóbal. La visión de los problemas, aunque la calidad del deterioro sea similar para todos, no es la misma”.

En 2009, Arenas participó como director técnico de la Cámara Venezolana de Centros Comerciales (Cavececo), en las mesas técnicas que se instalaron por la crisis eléctrica. Desde allí enfatizó que el Sistema Eléctrico Nacional se había hecho altísimamente inestable por muchas razones.

Para la época ya se hablaba de que el país no iba a tener futuro. El que se va no está resolviendo verdaderamente un problema sino comprando otros problemas diferentes. La opción de crecimiento de la gente en los países a los cuales se va es relativamente baja. La opción de crecimiento en un país donde hay que hacer de todo es altísima”, explicó.

El país no se detiene

La certeza de que el país va a cambiar y para mejor, está en el hecho de que las actividades – aunque minimizadas – se mantienen.

Las industrias de alimentos, las fábricas, los comercios, los centros asistenciales privados siguen operando. Nuestro entrevistado dejó claro que no se puede denigrar a quien apuesta por Venezuela o pensar que es torpe por hacerlo.

Aquí en el país se está construyendo. En Caracas hay muchos edificios que se están levantando. La gente que no quiere ver nada positivo califica a quienes trabajan de corruptos, enchufados, lavadores de dinero, etc. Pero no. Aquí hay mucha gente decente construyendo edificios. Nosotros estamos haciendo la parte eléctrica, de automatización y de comunicaciones a gente decente. No es verdad que somos corruptos”, sentenció.

Desde La California Norte hasta Las Mercedes, incluyendo la avenida Francisco de Miranda al norte de Boleíta y el sur de Los Ruices, hay 82 proyectos, de los cuales la mayoría se está ejecutando.

LEE TAMBIÉN:   Fedecámaras: 370.000 empresas han cerrado en Venezuela desde 1998

Arenas colocó un ejemplo visible para todos los venezolanos: Empresas Polar. “Si nos guiamos por esa visión catastrófica que tienen muchos, grupos tradicionales como la Polar no estarían aquí”.

Hay visionarios que saben que Venezuela no se va a paralizar y mejor aún, conocedores del tamaño de la crisis, deciden quedarse “porque el país nos necesita para reconstruirlo”. He recibido tanto en oportunidades y posibilidades de desarrollo, que lo que menos debo hacer es darle la espalda al país, justamente cuando más me necesita”.

No desmerita a quien trabaja para el Estado, entre otras cosas porque cuando el país cambie “¿a quién se le va a trabajar? Al grueso de las empresas del Estado, porque hoy la calidad de los servicios básicos es pésima”.

En este enlace puede descargar todas las ediciones de Gente que Construye

La irreverencia corre por las venas del venezolano

Consultado sobre la dramática deserción de profesores y estudiantes en todos los niveles del sistema educativo venezolano, Arenas insistió en que “deberían quedarse, porque ahora es que hay que hacer”.

Venezuela sí va cambiar porque este país no tiene caña de azúcar, tiene petróleo; este país no es una isla, está en tierra firme; y este país no fue colonizado por tantos años como ocurrió en Cuba que pasó de un país a otro. Por eso, ese sentido de la irreverencia, de la libertad, del rechazo a lo que quiere hacer este gobierno es tan alto. Si las cosas que el gobierno dice que está haciendo son tan buenas entonces no tuviera niveles de rechazo tan altos”.

Venezuela sí va cambiar porque este país no tiene caña de azúcar, tiene petróleo; este país no es una isla, está en tierra firme

Venezuela sí va cambiar porque este país no tiene caña de azúcar, tiene petróleo; este país no es una isla, está en tierra firme

La experiencia de Colombia y la importancia del líder

Relata el ingeniero que viajó a Colombia hace poco. Mientras hacía cola en un Farmatodo, una señora que estaba detrás y que pertenece a un estrato social elevado, lo escuchó hablar y le preguntó si era venezolano. Al responder que sí, le dijo “pobre país”.

Le respondí lo siguiente: ‘entre el año 1983 y 2002, en Colombia estaban las FARC, el ELN, los paramilitares, el Cartel de Cali, Cartel de Medellín, Cartel del Cauca, Cartel del Norte del Valle, había secuestros por doquier. ¿Usted se fue de Colombia, señora?’, le pregunté. Ella respondió ‘No’. ‘Perfecto’, le dije. ‘En Venezuela no tenemos esa calidad de problemas. Y no por eso voy a abandonarla’”.

Además le preguntó a la señora qué pasó entre 2002 y 2010, durante los ocho años de gobierno de Álvaro Uribe. “Colombia cambió en ocho años. Conclusión: es el líder”.

Por eso, Arenas dice que no es cierto que en el país no sea posible recuperar los valores. “Los valores están ahí, han sido golpeados, que es distinto a no tener valores. Aquí llega el líder correcto y basta que esté el líder correcto para que se retomen todos los valores de los venezolanos”.

LEE TAMBIÉN:   Perú: Producción de gas natural no se recuperará en el corto plazo

Y cuando la persona correcta llega, florecen la confianza y la esperanza.

Antes que Juan Guaidó irrumpiera en el escenario político, cientos de venezolanos colocaron sus propiedades en venta. Cuando se erigió como líder de los poderes Legislativo y Ejecutivo, las ventas se paralizaron. “Esa es Venezuela”, dijo. De allí la importancia del liderazgo.

No conforme con sembrar desesperanza, cizaña y miedo en la población, este gobierno ha sido exitoso en la destrucción del país. “Si eso gustara a los venezolanos se reflejara en las encuestas. Por eso no van a llamar a elecciones, porque en el momento en que las convoquen van a ser arrasados”.

Recuperando la economía

Arenas no duda en señalar que la economía se recuperará primero que otras áreas. El gobierno no ha tenido otra opción que dar ciertas libertades a quienes aún están produciendo alimentos, bienes y servicios en el país.

Y eso se está viendo en la liberación progresiva del control de cambio y de precios. Sin embargo el paso definitivo lo tendrá que dar el gobierno que venga.

Han hecho todo tan mal que han tenido que abrirse. Para ellos no es fácil que 54 países del mundo estén en contra del régimen y apoyando abiertamente a Guaidó. Quitando a Bolivia y a Nicaragua, no hay país de América Latina que no esté con Venezuela. Eso no existía antes. No existió antes un discurso opositor tan abierto como el de Estados Unidos. Lo que se necesita es un poco de serenidad para entender lo que está pasando”, puntualizó.

Recomienda a la gente hacer bien lo que le corresponde hacer, porque esa es la mejor manera de apoyar al país; desentenderse de las redes sociales que no representan el sentir del conglomerado; “y sobre todo, no hacerse eco del discurso desesperanzador de los demás”.

Reforzar la educación

En cuanto a la migración de docentes, Arenas dijo que padres y representantes que decidieron quedarse, deben reforzar la educación de los hijos.

Hay mucha gente que está reforzando la educación de sus hijos en casa ante la ausencia del profesor. Tal vez no es suficiente, pero es importante. La educación venezolana tiene una característica que no tiene la del exterior: es intensiva y extensiva. Un muchacho que sale graduado de una universidad venezolana es muy difícil que no termine un Master, un PhD, porque la educación aquí es muy buena”.

Otro factor importante a considerar es que los niños y adolescentes están manejando a corta edad tantas variables que, cuando lleguen a la adultez, serán ciudadanos completamente diferentes a los de hoy.

La gente tiene que aprender a manejar problemas, a resolver conflictos. Si no educas a los niños para resolver problemas, seguirán pasando en la sociedad cosas como las que nos ocurren en estos momentos”.

Arturo Arenas: Aquí llega el líder correcto y resurgirán todos los valores de los venezolanos

Fuente: Revista Gente que Construye

Comments

comments