ASML: el gigante tecnológico del que dependemos todos. La escasez de chips semiconductores está golpeando fuertemente a empresas de todo el mundo. Incluyendo a la fabricación de automóviles y productos electrónicos como teléfonos inteligentes; computadoras; televisores o consolas de juegos.

Y analistas que rastrean la industria global de chips, creen que esta crisis podría durar hasta 2023; ocasionando interrupciones prolongadas del suministro en varios sectores de la economía.

De esta tormenta parece salir victoriosa una compañía con 37 años de experiencia, pero poco conocida, refiere Yahoo Noticias. Pues es la única del mundo capaz de fabricar máquinas altamente complejas que se necesitan para elaborar los chips más avanzados.

ASML de Holanda

Con un valor de mercado de alrededor de $350.000 millones, ASML, con sede en Holanda, es un gigante tecnológico; enfocado en la producción de las llamadas máquinas de litografía ultravioleta extrema o máquinas EUV.

Estos equipos cuestan aproximadamente $140 millones cada uno; y proyectan haces de luz sobre obleas de silicio que fueron tratadas con químicos “fotorresistentes”.

En resumen, la máquina forma determinados patrones; y la luz entra en contacto con los productos químicos en un proceso que se conoce como litografía.

Según se sabe, ASML vende las máquinas EUV a un puñado de gigantes de fabricación de chips; incluidos TSMC, Samsung e Intel.

De acuerdo con la información de CNBC, cada máquina tiene más de 100.000 componentes; y se necesitan 40 contenedores de carga o cuatro aviones “jumbo” para enviarlas a su destino.

LEE TAMBIÉN:   Piden a las alcaldías informar sobre talas y podas

En 2020, ASML vendió solo 31 de estos enormes equipos.

Longitud de onda de luz

Chris Miller es profesor asistente de la Facultad de Derecho y Diplomacia Fletcher de la Universidad de Tufts. Y dijo a CNBC que los fabricantes de chips quieren utilizar la longitud de onda de luz más estrecha posible en la litografía; a fin de poder colocar más transistores en cada pieza de silicio.

Los transistores son uno de los componentes básicos de la electrónica moderna; pues permiten que una corriente eléctrica fluya alrededor de un circuito. Cuantos más transistores se coloquen en un chip, más potente y eficiente será ese chip.

“La luz EUV que usan las herramientas más avanzadas de ASML tiene una longitud de onda de 13.5 nanómetros; lo que le permite tallar formas extraordinariamente pequeñas en silicio”. Dijo Miller, quien está escribiendo un libro sobre la historia de la industria de los semiconductores.

Los chips TSMC (del fabricante Taiwan Semiconductor Manufacturing Company) en los últimos iPhones de Apple, que fueron creados con las máquinas EUV de ASML; tienen alrededor de 10.000 millones de transistores, agregó.

No hay competencia a la vista

Dado que nadie más puede fabricar máquinas EUV adecuadas para la fabricación en masa; ASML tiene el monopolio de este sector y no hay señales de competencia en el horizonte.

“ASML es absolutamente fundamental para todo el ecosistema de semiconductores”; declaró por otro lado Peter Hanbury, analista de semiconductores de Bain & Co. “Es tan importante como TSMC”.

LEE TAMBIÉN:   MIT inventa dispositivo que convierte el agua de mar en potable

Para el analista, cada chip de vanguardia, a partir de cinco nanómetros, dependerá en gran medida del equipo ASML; que hasta ahora cuenta con más de 31.000 empleados.

Algunos expertos creen que le tomaría alrededor de una década y miles de millones de dólares a otra empresa llegar a una etapa en la que podría comenzar a competir con ASML.

Proveedores

La firma holandesa tiene alrededor de 4.000 proveedores. Componentes que usan en la fabricación, como los espejos por ejemplo, están fabricados por la empresa alemana Zeiss; y son las estructuras más planas jamás hecha por la humanidad.

“Estas estructuras en sí mismas son una especie de maravillas de la ingeniería”, resaltó Miller. En comparación con los espejos normales, los de Zeiss son relativamente reflectantes; lo cual es imprescindible porque los fabricantes de chips no quieren que los fotones se pierdan antes de que los rayos de luz entren en contacto con sus obleas.

En tanto, las máquinas de litografía de ASML se fabrican principalmente en una instalación ubicada en los Países Bajos; pero también hay un sitio en Connecticut donde se producen algunos módulos, que luego se envían a la sede de ASML en Veldhoven.

“Es un proceso loco enviarlos”, dijo Miller. “Y luego hay un gran proceso de aprendizaje para ponerlos en funcionamiento porque las máquinas son muy complicadas. No es ‘conéctelo, enciéndalo y listo’. Es necesario capacitar al personal que los está operando”.

LEE TAMBIÉN:   Cinco megaconstrucciones en las que el mundo está trabajando
ASML: el gigante tecnológico del que dependemos todos

Foto: Cortesía

Fuente: Yahoo Noticias

Comentarios

Comenta en Facebook

Translate »