Avances tecnológicos de Japón no pueden contener desastres naturales

Avances tecnológicos de Japón no pueden contener desastres naturales

Avances tecnológicos de Japón no pueden contener desastres naturales. El tifón que azotó a Japón a mediados de octubre tuvo una velocidad y ferocidad inusual. Dejó viviendas sepultadas bajo lodo. Y sobrevivientes desesperados en los techos de sus viviendas.

Pero nada expresó mejor el caos que las imágenes de los trenes ultrarrápidos y ultramodernos, sumergidos bajo agua en Nagano. Siendo Nagano una región montañosa al noroeste de Tokio.

Los reconocidos avances tecnológicos y la atención al detalle de sus ciudadanos, no pudieron con las catástrofes. Eventos que se incrementan ante el calentamiento global.

Sentido falso de seguridad

Según expertos, los japoneses tienen un sentido falso de seguridad. A pesar de una larga historia de terremotos, tsunamis y erupciones volcánicas.

Hasta ahora el clima en Japón ha sido más bien templado”, opina Toshitaka Katada, experto en cuestiones de desastres y profesor de la Universidad de Tokio.

Las medidas de prevención de Japón para desastres naturales elaboradas hace décadas, están desactualizadas, dijo Katada.

Los daños son aun peores cuando la población asume que su seguridad física es cosa fácil”, agregó.

Ante la proliferación de fenómenos climáticos cada vez más extremos hay que tomar mejores medidas de precaución.

Días después de que el tifón llegara cerca de Tokio y virara al norte, las labores de rescate seguían. Luego se dirigió hacia el Pacífico para convertirse en tormenta tropical.

Trenes sumergidos

Decenas de muertos, desaparecidos y unos 100 heridos en las provincias Nagano, Fukushima y Miyagi, fue el saldo.

LEE TAMBIÉN:   Universidades experimentan cambios acelerados hacia transformación digital

Por lo menos 10 trenes Shinkansen, cada uno de 12 vagones, resultaron dañados por las inundaciones en Nagano. Así lo dijo el vocero de la empresa ferroviaria Yuji Ishikawa.

En ese momento regían órdenes de evacuación. Los equipos electrónicos debajo de los vagones quedaron estropeados, agregó Ishikawa.

Medidas de precaución

La comunidad científica de Japón lleva tiempo advirtiendo sobre la necesidad de protegerse ante los vaivenes del clima.

Muchos estragos causados por los desastres naturales (inundaciones y deslizamientos de tierra) reflejan la vulnerabilidad de las comunidades, empresas e infraestructura. Las condiciones climáticas no eran fuente de preocupación cuando esas estructuras fueron construidas.

A pesar de los avances tecnológicos, es difícil predecir el rumbo de una tormenta. O los daños que pueda causar. La aseveración la hizo Chris Field, director de Instituto Woods de Estudios Ambientales en la Universidad de Stanford.

El mensaje para todas las zonas susceptibles a tifones es que hay que tomar medidas de precaución ante un futuro de tormentas cada vez más fuertes”, expresó Field.

Las tormentas se están volviendo más fuertes como consecuencia del cambio climático. Al respecto urge aumentar las inversiones en prevención, ahora más que nunca”, agregó.

Infraestructura vieja

Japón sufre una crisis debido a su infraestructura vieja y descuidada. Escasean los fondos públicos para construir y mantener túneles, puentes y otras vías. Y mejorar los estándares de construcción para resistir a los sismos y otros desastres.

Urge modernizar el sistema de aviso a la ciudadanía, construir barreras marítimas y ayudar a la gente a mudarse a zonas menos vulnerables, dicen Field y otros expertos.

LEE TAMBIÉN:   Tour virtual de la NASA permite recorrer Marte desde el celular

En Nagano y otras zonas, las viviendas y praderas usualmente ajenas a los desastres quedaron inundadas ante la crecida de ríos y diques. Ellos habían sido construidos en otras épocas cuando las inundaciones no eran tan severas.

En Miyagi circularon camiones desde los que se le exhortaba a la población a evacuar la zona. Mientras sonaban las sirenas y proliferaban los mensajes en los smartphones diciéndole a la gente que se vaya de allí.

Los avisos se emitieron en zonas de millones de habitantes, pero fueron apenas unos miles los que aceptaron evacuar.

Los japoneses deben tomar más medidas por su cuenta. Y depender menos del gobierno para que los salve en casos de desastres, dicen expertos.

Avances tecnológicos de Japón no pueden contener desastres naturales

Fuente: El Sol de Yakima

Comments

comments