Barcelona afronta una de sus peores sequías

Barcelona afronta una de sus peores sequías. Ninguna de las borrascas de esta temporada otoñal ha conseguido aliviar la situación de sequía en Barcelona, España.

Y el área metropolitana de la ciudad condal podría entrar, en cuestión de semanas, en estado de emergencia por la falta de agua; refiere el sitio Xataka.

El preámbulo de la emergencia

Según la nota, las lluvias no están llegando a la costa mediterránea como a otras áreas de la península. Y eso está haciendo mella en la reserva hidrológica de la que dependen la ciudad de Barcelona y su área metropolitana. Así las cosas, la Generalitat podría anunciar a lo largo de este mes la entrada en una fase de emergencia.

Esta implicaría la reducción del consumo per cápita y día a 200 litros de agua de los 230 actuales; además de los planes de contingencia que contemplan la situación de emergencia extrema, que implicaría una reducción adicional a 160 litros por persona y día.

¿Cómo se puede reducir el consumo? Por ejemplo, el plan prevé la posibilidad de reducir la presión en las vías de agua, para evitar posibles cortes.

Agua embarcada

Sin embargo, la solución podría llegar por la costa mediterránea. En barco. Así lo aseguró Samuel Reyes, director de la Agencia Catalana del Agua (ACA); en una entrevista a Catalunya Ràdio de la que se han hecho eco varios medios.

No sería la primera vez que el área metropolitana de Barcelona recibe agua de cuencas vecinas a través de barcos cisternas. La situación actual trae reminiscencias a la sequía de 2008. Las autoridades locales recurrieron a un buque cisterna para reabastecer las reservas de agua del área con agua procedente, en aquel caso, de Tarragona.

Agua de borrascas

Septiembre de 2023 fue el más lluvioso en lo que va de siglo en España. Esto en buena medida por las precipitaciones caídas en el centro de la península; por encima del 300% de la media para ese mes en la Comunidad de Madrid y zonas circundantes.

La historia fue bien distinta en tierras catalanas. En la mitad de su territorio las precipitaciones se mantuvieron por debajo del 75% de la media. Octubre fue un mes más seco, también en términos relativos; con buena parte de la costa mediterránea con precipitaciones por debajo del 25% de la media.

Si quieres leer la nota completa, ingresa a Xataka.

Barcelona afronta una de sus peores sequías

Foto: Cortesía

Fuente: Xataka