En este momento estás viendo Beeple sobre el metaverso: “ya estamos en él”

Beeple sobre el metaverso: “ya estamos en él”

Beeple sobre el metaverso: “ya estamos en él”. Beeple es uno de los artistas más reconocidos que entró en el mundo de los NFT. Su creación, Everydays: The First 5000 Days, se subastó por $69.3 millones.

Nacido como Mike Winkelmann, es una voz más que autorizada para hablar sobre la actualidad de los tokens no fungibles; y su influencia en el metaverso.

Hypebeast conversó con el norteamericano al respecto. En su opinión, “Ya estamos en el metaverso”, así lo reseñó Fayerwayer.

“Creo que (el metaverso) es un poco más sutil de lo que la gente piensa; y no creo que vaya a ser que estés o no estés. Creo que va a ser una de estas cosas en las que la tecnología se va a colar en todos los aspectos de nuestras vidas; como ya lo ha hecho”, apuntó.

El impulso de las grandes empresas a los NFT

Facebook, ahora llamado Meta, impulsó el metaverso en 2021 como una forma de conjugar virtualidad con juego, estudio y trabajo. Desde entonces, varias empresas como Nike, Adidas y Disney, y ciudades como Seúl en Corea del Sur, trabajan para entrar en él.

Hace poco Adidas vendió casi 30 mil NFT para inaugurar su paso al metaverso, un equivalente a 22 millones de dólares. Fueron artes creados por compañías como GMoney, Bored Yacht Club, Mutant Ape Yacht Club y Pixel Vault.

El artista Beeple, nacido en Wisconsin hace 40 años, es un graduado en Ciencias de la Computación que quería crear videojuegos. No obstante se mantuvo en el arte digital, y en los últimos 20 años sumó fanáticos, antes de entrar en el mundo de los NFT.

LEE TAMBIÉN:   CyberDogs: los perros robots que venden en China

Arte digital

Los NFT o tokens no fungibles, son formas de arte digital que tienen un precio establecido en criptomonedas. El token es una unidad de referencia, con un valor determinado a un objeto original único. Por lo tanto, los NFT constituyen, un registro para el que posee una pieza digital única.

Cada token no fungible representa la propiedad, los derechos y los privilegios; sin ser intercambiable con otro auténtico y sin ser divisible.

“Sabía que existía un potencial de ser realmente grande”, apuntó el artista.

Acaparando mayor aceptación

Pero pasó mucho tiempo antes de lograr la aceptación del público en general. Incluso, muchos aún minimizan esta forma de arte.

“El arte digital no era parte del ‘capital A art’, y eso era en realidad, muy similar a muchas otras formas de arte que tuvieron que pasar. La gente lo estaba haciendo, pero no estaba siendo reconocido como arte”.

“Y luego, de repente, las cosas cambian y se convierten en parte de la conversación, la conversación más amplia es lo que hace que el capital sea un arte”.

El más reciente trabajo de Beeple es una escultura generativa vinculada a un NFT, llamado Human One. ¿En cuánto se vendió la obra? En 29.9 millones.

Nada mal para un NFT.

Beeple sobre el metaverso: “ya estamos en él”

Foto: Cortesía

Fuente: Fayerwayer

Comentarios

Comenta en Facebook