Bitcoin convenció en 2020 a gran parte del mundo financiero. El mundo financiero se retracta públicamente. El rally que está viviendo el Bitcoin en este 2020 ha provocado que múltiples inversores que en su día fueron críticos con la criptomoneda, ahora clamen por su valor.

Romper la barrera de los 20.000 dólares ha sido un golpe de efecto y el crecimiento se está disparando si cabe todavía más.

En poco menos de 24 horas, el Bitcoin ya está entorno a los 23.000 dólares. Y los más entusiastas creen que su valor todavía tiene mucho margen.

No es solo la rentabilidad el factor relevante en esta ecuación, sino su naturaleza ajena a los bancos y gobiernos. Un hecho que para algunos inversores convierte al Bitcoin en un importante valor refugio, en lo que sería una especie de sustituto moderno del oro.

Esta es la posición de importantes actores del mundo financiero. Algunos de los cuales consideraban el Bitcoin como una excusa para blanquear dinero y ahora se apuntan al barco.

De “burbuja” a “oro digital”

“El Bitcoin es una burbuja”, aseguraba Ray Dalio en 2017. Las palabras las dijo el fundador de Bridgewater Associates, el fondo de cobertura más grande del mundo.

En su día tuvieron un gran impacto, pero su posición ha cambiado radicalmente. De los “altamente especulativo” y “el bitcoin no sirve para ninguno de los dos propósitos del dinero”, se ha pasado a considerarlo como una alternativa al oro.

LEE TAMBIÉN:   Elon Musk es el hombre más rico del mundo

En un AMA de Reddit, el famoso inversor ha explicado que cree que “bitcoin y otras criptomonedas se han establecido en los últimos diez años como alternativas interesantes de activos similares al oro”.

El inversor sigue prefiriendo el oro al Bitcoin. Pero anima a “diversificar” después de asegurar que “quizás me he perdido algo con el Bitcoin y me encantará ser corregido”.

“Es un índice del blanqueo de dinero”, expresaba en su día Larry Finck, CEO de BlackRock, durante una reunión del Instituto de Finanzas Internacionales.

Pero ahora, el gigante del mundo de las inversiones y principal accionistas de las grandes corporaciones, está cambiando su posición respecto al Bitcoin.

Evolución hacia un mercado global

Según explica CNBC, Larry Fink explica que el Bitcoin “ha captado su atención” y tiene la posibilidad de “evolucionar hacia un mercado global”.

En una conversación con el economista Mark Carney, Fink explica que el Bitcoin “ha llamado la atención de muchas personas y hay gente fascinada con ella”.

Otro importante inversor que ha cambiado su parecer es Stanley Druckenmiller. “No entiendo por qué necesitamos esto. Veo el Bitcoin como una solución en busca de un problema”, explicaba en 2019.

Después de aquello, reconocía que “tengo muchas más veces oro que Bitcoin. Pero francamente si la apuesta de oro funciona, la apuesta de Bitcoin probablemente funcionará mejor”, porque es “menos líquida y tiene mucha más beta”.

Incluso los más acérrimos enemigos del Bitcoin han moderado su discurso. Nouriel Roubini, profesor de economía en la Escuela de Negocios Stern de Nueva York, es uno de ellos.

LEE TAMBIÉN:   Productores agropecuarios preocupados por escasez de diesel

Expresaba que “el Bitcoin es la tecnología más sobrevalorada”. Y comparó la criptomoneda con otras burbujas que acabaron explotando rápidamente.

A principios de noviembre, seguía manteniendo que “no es escalable, no es segura, no está descentralizada, no es una moneda”. Pero luego admitía que podía ser una “reserva parcial de valor”.

Michael Saylor, CEO de MicroStrategy, es quizás el mejor ejemplo de cambio radical de discurso.

Si en 2013 explicaba que “los días del Bitcoin están contados”, ahora es un evangelista declarado. La firma de negocios justo anunciaba esta semana que de los 650 millones de dólares logrados de financiación, los iba a invertir totalmente en Bitcoin.

Incluso los grandes bancos empiezan a rendirse al Bitcoin

Jamie Dimon, CEO del banco JP Morgan, expresaba en 2017 que el Bitcoin era un “fraude que acabará explotando”. Y que los únicos usuarios donde encajaba la criptomoneda eran traficantes o asesinos.

“La moneda no va a funcionar. No puedes tener un negocio donde la gente pueda inventar una moneda de la nada y pensar que la gente que la compra es realmente inteligente”, aseguraba el banquero.

En 2019, Dimon se arrepentía de sus palabras. Ya en 2020, sigue manteniendo que el Bitcoin no está hecho para él. Pero explica que “siempre hemos creído en el potencial de la tecnología blockchain. Y apoyamos las criptomonedas siempre que estén debidamente controladas y reguladas”.

Bancos como el Deutsche Bank o Citibank se han mostrado interesados en el Bitcoin desde hace años. Pero no todas las plataformas han tenido la misma posición. Es el caso de Paypal.

LEE TAMBIÉN:   Harry Abend: el arquitecto y escultor que dejó su huella en Caracas

Para 2018, Dan Schulman, CEO de Paypal, expresaba dudas sobre la volatilidad.

“Creo que en este momento, la volatilidad de la criptomoneda la hace realmente inadecuada para ser una moneda real que los minoristas puedan aceptar. Cuando un bitcoin sube y baja 15% durante un par de semanas, esa puede ser la diferencia entre las ganancias y la pérdida de dinero en cada venta”.

A principios de noviembre, Paypal anunciaba su intención de respaldar las criptomonedas más estables. Ellas son Bitcoin, Ethereum, LiteCoin y Bitcoin Cash. A mediados de 2021, Paypal permitirá al menos en EE.UU, comprar, vender y gestionar criptomonedas.

Bitcoin convenció en 2020 a gran parte del mundo financiero

Fuente: Xataka

Comentarios

Comentarios

Translate »