Cabas: Regresaré a Venezuela a seguir informando sobre la situación del SEN

Cabas: Regresaré a Venezuela a seguir informando sobre la situación del SEN

Cabas: Regresaré a Venezuela a seguir informando sobre la situación del SEN. Momentos de tensión vivió la familia Cabas Sanabria. A uno de sus miembros, Winston Cabas, se le abrió una investigación tras alertar los riesgos de los recientes apagones por el deterioro del Sistema Eléctrico Nacional (SEN).

Él es presidente de la Asociación Venezolana de Ingeniería Eléctrica y Mecánica (AVIEM)

En una entrevista en exclusiva para La Patilla, contó cómo comenzó para él y su familia “la tragedia, la zozobra y la angustia”. Se enteró por las redes sociales y por su nuera de la alocución del teniente retirado Diosdado Cabello.

LEE TAMBIÉN Winston Cabas: Se requieren entre $50 y $80 millardos para recuperar el SEN

Momentos difíciles

Me avisan. Voy y reviso mi teléfono y tengo cualquier cantidad de mensajes. Y desde ese momento empieza la tragedia, la zozobra y la angustia de sentirse perseguido por una dictadura, por un régimen que agobia a los venezolanos. Acto seguido mis hijos optan por sacarme de la casa. Me llevan a un sitio seguro en una zona populosa de Caracas, para posteriormente sacarme del país”.

Cabas cuenta que fueron momentos difíciles y delicados. Para él es sentir el peso del Estado, de la fuerza militar sobre un ciudadano y su familia. Y más cuando considera que su trabajo era alertar sobre la situación que se le venía a Venezuela en cuanto al SEN.

Pese a las adversidades se encuentra bien de salud. Y está contento por estar reunido con su familia fuera del país.

Rescatamos al hijo menor. Le quitamos a la dictadura un trofeo y en ese caso es mi hijo Arnaldo Cabas”.

Secuestrado por las FAES

Arnaldo relató que fue “secuestrado” por efectivos de las Fuerzas de Acciones Especiales de la PNB (FAES).

El martes aproximadamente a las 12 del mediodía funcionarios del FAES me abordaron en la casa donde estaba en una zona popular de Caracas. Llegaron preguntando por mi papá, dónde estaba Winston. Por un momento me confundieron con él. Les expliqué que mi papá no estaba conmigo. Yo estaba con mi hijo y al ver que era el hijo menor me secuestraron”.

Manifestó que lo sacaron de su residencia sin una orden judicial y lo ruletearon por Caracas. En el trayecto fue agredido.

Me dieron vueltas por toda Caracas, dándome golpes, hostigándome y me llevaron al centro del Faes en Petare. Del lugar donde estaba se llevaron a un muchacho y a una joven que también era inquilina. Me enteré después que a ella le robaron 50 dólares. A mí metieron muchos golpes”.

Luego le comunicaron su papa estaba “metido en problemas” y que por tal razón no podía salir del país porque ellos sabían dónde ubicarlo a él y su familia. Le advirtieron que podían hacerle daño.

LEE TAMBIÉN:   Prolifera la vegetación en Chernobyl a 33 años del desastre nuclear

Estamos en una dictadura

El presidente de la AVIEM manifestó que no es fácil ser un perseguido ni abandonar el país. Y aseguró que tal situación no se la desea a nadie.

Estamos en una dictadura. La demostración más contundente de la existencia de esa dictadura es la forma feroz con la cual el gobierno intentó atraparme. Desafortunadamente para ellos y afortunadamente para nosotros logramos escapar del régimen. No sé qué hubiese pasado si llegan una hora antes al sitio donde me encontraba. Hoy estaría en condiciones de aislamiento, torturado, y quizás desaparecido como le pasó al concejal Fernando Albán y al capitán Arévalo”.

Por un momento pensó en volver al país y entregarse para impedir que torturaran a su hijo. Sin embargo, no fue necesario.

Agradeció a diputados, periodistas, dirigentes políticos, abogados y la comunidad internacional por el apoyo brindado. No descarta regresar a la nación cuando haya otro gobierno.

Vamos a volver a Venezuela una vez que caiga la dictadura. Vamos a seguir informando sobre la situación del sistema eléctrico, tenemos la información”.

Cabas dijo que el teniente Cabello es la cara de “la represión de la dictadura, de la tiranía”.

Concluyó precisando que en Venezuela no hay democracia ni libertad de expresión. Y le envío a su verdugo un mensaje de tranquilidad y sosiego para su alma: solo Dios lo va a perdonar.

Cabas: Regresaré a Venezuela a seguir informando sobre la situación del SEN

Fuente: La Patilla

Comments

comments