Campus de Sevilla: primer campus integrado LEED Platino del mundo

Campus de Sevilla: primer campus integrado LEED Platino del mundo

Campus de Sevilla: primer campus integrado LEED Platino del mundo. El campus de la Universidad Loyola en Sevilla, fue reconocido con el certificado medioambiental LEED Platino. La obra está diseñado por luis vidal + arquitectos.

El campus se diseñó como un centro universitario del siglo XXI: tecnológico, accesible, sostenible, responsable y que toma al ser humano como medida.

Todos estos valores han sido claves para diseñar el primer campus integrado 5G del mundo. Y es que además es eficiente energéticamente, un referente medioambiental. Y el primero en conseguir tan alta certificación.

Materiales

Más del 20% de los materiales del edificio son reciclados. Y más del 30% tienen extracción y producción a menos de 800 km.

De esta manera disminuye la huella inherente a los grandes desplazamientos de materiales.

Los arquitectos seleccionaron materiales con bajos niveles de COVs (Componentes Orgánicos Volátiles) para reducir la huella medioambiental de las instalaciones.

Vegetación

Una de las cosas que se hizo fue restaurar la vegetación de la parcela con especies autóctonas, adaptadas con el clima local. Esto redunda en menos riesgos para flora local existente, en menos consumo de agua y una mayor tasa de supervivencia de las especies implantadas.

Las zonas ajardinadas ocupan 12.100 m2. Y en ellas se han plantado 173 ejemplares de 14 especies distintas de árboles, así como 41.736 ejemplares de 63 especies distintas de arbustos vivaces y tapizantes.

Uso eficiente del agua

Otro de los aspectos que destaca es la construcción de un aljibe para la implantación de un sistema de recuperación parcial de aguas grises para el uso en inodoros. Y por supuesto, la correcta gestión del agua de lluvia en la parcela.

LEE TAMBIÉN:   Guri opera más allá de su máximo nivel: José Aguilar

Eficiencia energética

En cuanto el suministro energético, destaca la adecuada orientación del edificio y el control del sol para impedir ganancias excesivas de calor a través de las fachadas.

Cuidaron la envolvente del edificio (cubiertas, fachadas, ventanas) para minimizar las ganancias y pérdidas energéticas excesivas. Incluso los colores de los materiales de cubierta son reflectantes, para evitar la acumulación del calor recibido por radiación.

Mientras que la instalación de paneles fotovoltaicos con una producción máxima de 150 KWp, supone una disminución del consumo energético neto del edificio.

En conjunto, las medidas implementadas suponen que el edificio consume alrededor de 40% menos de lo que consume un edificio similar.

Por último, el diseño del complejo incentiva los desplazamientos a pie, tanto por el interior como por el exterior del edificio. Esto se consigue con el diseño del paisajismo, el protagonismo de las escaleras, o la generación de itinerarios interiores agradable.

Campus de Sevilla: primer campus integrado LEED Platino del mundo

Fuente: Ecoinventos

Comments

comments