Caracas necesita 10 metros cuadrados de áreas verdes por habitante. Las montañas talladas de los Andes son geografía. Las playas del parque nacional Morrocoy son geografía. Por qué Las Mercedes es una “zona rosa” y Antímano es una “zona roja” también es geografía.

En Venezuela decir geografía es decir nombres como el de Antonio De Lisio. Profesor de la UCV, De Lisio es investigador y ecólogo. Venezuela ya siente los efectos del cambio climático, advierte en conversación con Contrapunto.

La tala y poda de árboles influye en el cambio climático, recuerda el geógrafo, profesor universitario, investigador y ecólogo.

El cambio climático convierte a Venezuela en un país más caluroso. “Vamos a tener más sequía en la temporada seca, y menos lluvia en la temporada lluviosa”, advierte.

-¿Ya estamos sintiendo el cambio climático? ¿En qué lo sentimos?

-Sí estamos sintiendo los efectos del cambio climático, pero hay que tener cuidado. Cuando uno dice cambio climático no solo son los calores; también son las lluvias excepcionales, las inundaciones.

Tuvimos en Mérida deslaves importantes, se vino el cerro. También en Vargas a muchos nos preocupó lo ocurrido en Camurí Grande, que se desbordó. Tanto en Mérida como en Vargas había mucha tierra, arcilla y fango.

-¿Cuáles son las consecuencias para Venezuela?

-A principios de la primera década de este siglo el Estado no quiso hacer la actualización del informe, pero la profesora Marteló lo hizo con escenarios que estimó con sensores, radares y capacidad instalada en Canadá, EEUU y Australia.

LEE TAMBIÉN:   Cómo chatear con alguien en WhatsApp sin agregarlo a tu agenda

Efectivamente Venezuela va a ser un país más seco y más caliente y va a aumentar el nivel del mar. Estamos perdiendo nuestro último glaciar en los Andes, y eso es parte del cambio climático.

-¿Por qué más caliente para Venezuela?

-Tendemos a estar más calientes. Estamos en latitud tropical, entre dos regiones que van a sufrir los embates del cambio climático: Caribe y Amazonas. Los Andes también lo sufren, porque se nos derriten los pocos glaciares. En Lima, que toda su fuente de agua es por glaciares, tendrán un problema mayor.

-¿Qué implica?

-La temperatura en Caracas dejará de ser 22 o 23 grados y será 24 o 25 grados. Caracas podría tener la temperatura de Guarenas. Ya lo estamos sintiendo.

Aunque los registros son escasos, los pachecos han sido menos frecuentes, la temperatura ha bajado menos, difícilmente veamos una temperatura por debajo de 11 grados. Recuerdo una madrugada, a mis 20 o 21 años, con 6 grados centígrados. Eso difícilmente se va a poder repetir.

-¿Tendremos temporadas secas más largas?

-Vamos a tener menos lluvia, no sé si temporada secas más largas. En Venezuela la temporada seca por lo general comienza entre diciembre a enero, dependiendo de los años y la ubicación; porque en el norte puede ser un mes lluvioso el de diciembre.

Nuestra temporada seca va de diciembre-enero hasta marzo o abril. Quizá eso no se modifique, pero vamos a tener más sequía en la temporada seca, y menos lluvia en la temporada lluviosa.

LEE TAMBIÉN:   Consecomercio: 50% de las empresas se ajustó al IGTF

-¿Lo sentimos ya?

-En agosto estábamos preocupados porque había mucha lluvia. Fue 40% más de lluvia en agosto respecto al promedio histórico. En septiembre, de acuerdo con la estación hidrometeorológica de la UCV, llovió 50% menos. Octubre, que debería ser un mes húmedo, no ha sido muy lluvioso.

De Lisio sostiene que el cambio climático llegó al país, ya es una realidad.

“Es importante tener el sexto informe del Panel Intergubernamental, que advierte que lo que eran supuestos en 2013 ya se constataron. El cambio climático llegó, en el mundo se están registrando aumentos de temperaturas, han sido uno tras otro los años más calientes desde el año 2000. No hemos tenido un año que refleje una tendencia distinta. El cambio climático llegó, está presente y hay que considerar qué hacer para evitar sus consecuencias. Sí podemos paliar las consecuencias”.

No deje de leer la entrevista completa en Contrapunto.

Caracas necesita 10 metros cuadrados de áreas verdes por habitante

Foto: Cortesía

Fuente: Contrapunto

Comentarios

Comenta en Facebook

Translate »