Casa para caminar en el aire y en el agua

Casa para caminar en el aire y en el agua

Casa para caminar en el aire y en el agua

Fran Silvestre Arquitectos ha diseñado una casa en un acantilado cerca de la ciudad española de Calp. El terreno extremadamente empinado ofrece espectaculares vistas al mar, invitando al relajamiento máximo.   En general, sus proyectos se basan en tres factores principales: modulación, seriación y uso de luz.

Fuente: Buscador de Arquitectura


Para muestra, esta vivienda. Los espacios de la Casa del acantilado se distribuyen en cuatro plantas que se adaptan a la topografía del lugar para respetar el entorno natural.

La casa se desplanta un terreno escarpado y mira hacia el mar Mediterráneo, por lo que parece que surge de entre las rocas.  Dada la fuerte pendiente del terreno y la voluntad de desarrollar la vivienda en una sola planta, se optó por una estructura tridimensional de pantallas y losas de concreto armado que se adapta a la topografía, realizando el mínimo movimiento de tierra posible.    Recubierta con estuco de cal blanca, así el proyecto se identifica con la arquitectura tradicional de Calp.

DE INTERÉS: ¿Sabía usted que existen Programas de Arquitectura 3D gratuitos?


Esta estructura monolítica anclada a la roca genera una plataforma horizontal, en la cota de acceso desde la calle, en la que se ubica la vivienda.

La casa consta de tres niveles: a nivel de calle (nivel 10.60), el acceso principal y garaje. En la planta de arriba (nivel 13.52) se desarrolla toda la casa, que consta de 3 habitaciones, estancia-comedor-cocina.

LEE TAMBIÉN:   Dragonfly: el helicóptero que viajará a Saturno buscando vida en Titán

Por debajo de la planta baja se llega a la piscina y terraza, en la parte más profunda del terreno y con vista directa al Mediterráneo.

La zona de la piscina se encuentra a una cota inferior, en una zona plana existente en el predio.

La circulación principal entre estos niveles se resolvió mediante un elevador, lo que evitó que se concediera espacio a tramos de escaleras, a excepción de la que conduce a la piscina.


La estructura de concreto se aísla térmicamente por el exterior mediante un acabado de cal liso, flexible y blanco.

El resto de los materiales, muros, pavimentos, grava de la cubierta, etcétera, mantienen el mismo color enfatizando el carácter unitario.


En conjunto, la casa es un interesante ejemplo de cómo abordar un terreno con una gran pendiente y una espectacular vista. Gracias a un cantiliver, la forma se dramatiza para crear un mirador ininterrumpido.

En 2013, Casa del acantilado ganó el Premio Red Dot: Diseño de producto, en la categoría arquitectura y diseño urbano, y el Premio MHK (Berlín).






































Arquitectos: Fran Silvestre Arquitectos
Proyecto: Casa del acantilado
Ubicación: Calp, España
Fran Silvestre Arquitectos

Comments

comments