Casi 50% de las plantas de carbón del mundo no serán rentables este año

Casi 50% de las plantas de carbón del mundo no serán rentables este año

China y otros países podrían estar planeando la construcción de más plantas de carbón para estimular sus economías a raíz de la nueva pandemia de coronavirus, pero casi la mitad de las plantas de carbón en el mundo funcionarán con pérdidas este año, según muestran algunas investigaciones.

Descargue GRATIS nuestra revista digital “Gente que Construye” AQUÍ

China tiene más de 1.000 gigavatios (GW) de energía a carbón, lo que representa alrededor del 60% de la capacidad total de generación instalada del país y unos 100 GW en construcción.

El grupo de investigación ambiental Carbon Tracker, con sede en Londres, analizó la rentabilidad del 95% de las plantas de carbón en funcionamiento o planificadas en todo el mundo.

Examinó 6.696 plantas en funcionamiento y 1.046 en proyecto y descubrió que el 46% no será rentable este año, frente al 41% en 2019, basándose en los ingresos estimados de los mercados de energía al por mayor, los servicios auxiliares y de equilibrio y los mercados de capital, así como los costos de funcionamiento, los precios del carbono y las políticas de contaminación.

Esto aumentará al 52% para 2030, ya que las renovables y el gas más barato superan al carbón.

China, que produce y consume cerca de la mitad del carbón del mundo, podría estar considerando la construcción de más plantas de carbón para estimular su economía a raíz de COVID-19, después de que la Administración Nacional de Energía anunciara que estaba dispuesta a relajar las normas sobre la inversión en energía de carbón, según el informe.

LEE TAMBIÉN:   Colombia inaugura el túnel más largo de Latinoamérica

Casi el 60% de las plantas de carbón existentes en China está funcionando con pérdidas.

China tiene 99,7 GW de carbón en construcción y otros 106,1 GW en varias etapas del proceso de planificación, pero el 61% de eso entraría en el mercado con un flujo de caja negativo.

China y otros gobiernos pueden verse tentados a invertir en energía de carbón para ayudar a sus economías a recuperarse después de la pandemia de COVID-19, pero esto corre el riesgo de encerrar la energía de carbón de alto coste que socavará los objetivos climáticos mundiales.

Matt Gray, co-director de energía y servicios públicos en Carbon Tracker.

Los gobiernos e inversores que construyen nuevo carbón pueden no recuperar nunca su inversión porque las plantas de carbón suelen tardar de 15 a 20 años en cubrir sus costes, según el informe.

Un informe de los grupos ecologistas en marzo afirmaba que los 106 GW de capacidad de energía a carbón registrados en China en el desarrollo de la pre-construcción el año pasado marcaron un aumento del 46% a partir de 2018, lo que indica que el país planea añadir más plantas de carbón en el próximo período de Plan de Cinco Años.

El uso mundial de carbón en la generación de electricidad debe disminuir en un 80% por debajo de los niveles de 2010 para 2030 para limitar el calentamiento global, según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas.

LEE TAMBIÉN:   La gasolina solo para unos pocos

Los inversores institucionales están deshaciéndose cada vez más de las empresas de combustibles fósiles debido al riesgo de que sus activos queden varados a medida que los objetivos de reducción de emisiones más estrictos desalientan su uso y la energía renovable se vuelve aún más barata.

Casi 50% de las plantas de carbón del mundo no serán rentables este año

Más información: carbontracker.org

Comments

comments