Claves para prepararse antes de escalar un negocio

Claves para prepararse antes de escalar un negocio

En sus inicios, Henry Ford trabajó para Thomas Edison, pero sólo lo hizo hasta que pudo juntar el suficiente dinero para echar a andar su propia compañía, la cual comenzó la producción de autos en masa y cambió al mundo. Al construir un automóvil por primera vez, la humanidad pudo recorrer distancias largas en un tiempo relativamente corto y se originó la necesidad de “caminos reales” para que los autos pudieran viajar. Así, un vehículo democratizador para las clases medias provocó cambios acelerados en varias industrias y en la forma de vivir de miles, tanto en las zonas urbanas como en las rurales.

Lea también: wp.me/p6HjOv-1EW

La llegada del vehículo de motor en el siglo XX y el impulso acelerado de la electricidad sirvieron como propulsores de lo que hoy se conoce como el Siglo de las Maravillas, en el que lo único constante fue el cambio en todos los sentidos. Hoy, en pleno siglo XXI, los cambios constantes son parte esencial de los negocios, y nuevas formas de desarrollarlos transforman a los actores empresariales mas rápido que nunca en la historia.

Crecer en “X”, y no en porcentajes, ahora es posible; es así como el escalamiento de empresas vive un momento emocionante, similar al lanzamiento del modelo T en el mercado a principios del siglo pasado; sin embargo, y a pesar de las nuevas herramientas y conocimientos que existen en el mundo del emprendimiento y los negocios, hay un adagio que se ha mantenido: “Si metes basura en un sistema, obtendrás basura al final del proceso”. Por esto, es importante que antes de iniciar el escalamiento, se reflexione en estas cinco recomendaciones:

1.- Para escalar, hay que tener la voluntad de crear equipos autónomos.

Crear equipos autónomos es esencial en los inicios del escalamiento de cualquier negocio, porque la restricción en el crecimiento de la firma será la agenda de los fundadores. Aunque hay muchas organizaciones que tienen equipos profesionales, en algunos casos de tamaños considerables, estos no cumplen con sus funciones, ya que el fundador no los deja trabajar o interfiere con sus labores constantemente.

LEE TAMBIÉN:   Un ex jugador de la NBA nos ofrece 3 tips para los emprendedores que van por su segundo intento

El concepto de “no hacer todo por tu cuenta” va de la mano de la implementación de los mecanismos para que los emprendimientos o empresas puedan funcionar solas. Los equipos deben diseñarse para dicho fin y éste es uno de los principios básicos de la escalabilidad.

2.- Establecer procesos alineados a la oferta de valor de la organización.

La flexibilidad debe de ser un péndulo para el crecimiento. Puede ser difícil admitirlo, pero “administrar las operaciones mediante la participación directa de los fundadores eventualmente limitará el crecimiento”. Si se va a escalar un negocio, los gerentes deben implementar procesos estandarizados y repetibles, con la delegación de tareas adecuada. Además de saber lo que el emprendedor quiere que logren sus equipos, se necesita un marco de implementación; éste se define con cómo vas a obtener resultados y cómo vas a medir el éxito.

3.- Rendición de cuentas (accountability).

Los procesos por sí mismos no son suficientes; se necesita responsabilizar a las personas por esos procesos. Según Wikipedia, accountability es la responsabilidad que está en la conciencia, que permite reflexionar, administrar, orientar y valorar las consecuencias de los actos. El término de ‘rendición de cuentas’ puede parecer complejo de entender, y más aún, al aplicarse en las organizaciones; pero éste puede ser interpretado como la responsabilidad asumida para el logro de resultados.

Actualmente, son pocas las firmas que pueden consolidarse y persistir sin parámetros de medición, y es que esto se traduce en desconocimiento del desempeño interno, lo cual puede llegar a tener consecuencias muy graves como la quiebra.

4.- Lo opuesto al éxito no es el fracaso, es la inmovilidad. 

Cuando los equipos tienen miedo de fallar siembran la semilla del fracaso. Esto es parte de la naturaleza humana. El fracaso puede ser embarazoso y desmoralizador; pero no debe verse como lo contrario al éxito, porque implica intentarlo y con un poco de suerte obtener respuestas que después pueden ser la base del éxito. La inmovilidad es el verdadero opuesto del éxito.

LEE TAMBIÉN:   5 frases inspiradoras para emprendedores

Vea también: wp.me/p6HjOv-1tW

5.- La filosofía de Amazon: Siempre es el primer día del negocio. 

El fundador de Amazon, Jeff Bezos, cada año envía una carta a sus accionistas. Invariablemente, adjunta una copia de la carta original de Amazon de 1997, con la firma de que aún es el “Día 1”. Para Bezos, ser una firma en el Día 2 significa su declive y su muerte, porque empieza a enfocarse demasiado en los procesos y se mueve muy lentamente. Ser una empresa en el Día 1 significa: “Una obsesión por el cliente, la impaciente adopción de tendencias externas y la toma de decisiones en alta velocidad”.

Sin duda, repensar el negocio y desarrollar nuevas ventajas competitivas mediante el escalamiento es una de las herramientas más potentes de la próxima década. Es muy relevante entender que el juego de la “X”, la reflexión, el análisis, la experiencia, el acompañamiento y el contar con un equipo del más alto nivel van hacer la diferencia entre el escalamiento y la desaparición… Ya lo decía Andrew Carnegie hace más de 150 años: El secreto de mi éxito fue rodearme de personas mejores que yo.

FUENTE: Liderempresarial/Antonio Martín del Campo

Comments

comments