Cómo detectar a psicópatas y sanguijuelas en los negocios y en la vida. Hacer negocios es un juego muy delicado donde cada paso en falso puede significar el derrumbe de un proyecto importante. Por ello, es indispensable siempre avanzar con precaución; y aprender a detectar los riesgos antes de que estos afecten tu visión de éxito.

Judy Robinett, una verdadera autoridad en el mundo de los negocios, comparte en un capítulo de su libro “Networking Estratégico” cómo detectar a las sanguijuelas, los psicópatas y los malos actores.

Las sanguijuelas

Ella dice que este tipo de personas son aquellas que siempre toman, pero nunca dan. Reclaman tu atención por más tiempo del que parece cómodo. Ansían ser elogiados por el menor de los esfuerzos. Requieren tu ayuda para encontrar clientes y resolver lo que anda mal. Ellos te cuentan sus dolencias, te piden el auto prestado, varios favores y lo hacen de forma tan incesante como si estuvieran cometiendo un abuso.

Robinett hace hincapié en que hay que ser precavido, pues las sanguijuelas siempre intentarán aferrarse a ti para sacar algo de provecho, robarte tu tiempo y dinero. Estos pueden ser subordinados, jefes, amigos u asociados, ¡incluso miembros de tu propia familia!

La única manera de deshacerse de este tipo de gente tóxica es suspender el contacto completamente con ellos.

Cuidado con los psicópatas

Los psicópatas, por otro lado, pueden ser encantadores, atractivos y logran manipular sagazmente tu criterio. Se dice que las cárceles están llenas de psicópatas; pero también se pueden encontrar en la industria del entretenimiento, en los gobiernos y en las empresas.

LEE TAMBIÉN:   WhatsApp: llega el modo desaparición

De hecho, los directores ejecutivos tienen mayor probabilidad de presentar rasgos psicopáticos que los que ejercen otro cargo, según el libro The Wisdom of Psychopaths.

Estos psicópatas son egocéntricos, deshonestos, irresponsables e incapaces de sentir culpa, empatía o amor. En pocas palabras, son depredadores. Su arma principal es la mentira, hacen trampa y roban. No están dispuestos a ayudar, al contrario, siempre desean aprovecharse del prójimo.

Los malos actores

Finalmente, están los malos actores, aquellos que pueden tener fortalezas y gran experiencia; pero al final no honran sus compromisos y estafan a las personas, ya sea extrayéndoles dinero, tiempo o poder.

Carecen de humildad, tratan mal a los demás y si se les confronta se enojan o asumen una actitud defensiva. No se puede confiar en ellos, pero esto solo se descubre cuando se ha tenido la mala suerte de sufrir un desagravio al tratarlos.

Si te topas alguna vez con alguna de las personas anteriores en tu círculo de negocios o de amistad, aléjalos inmediatamente y adviérteles a los demás contactos para que no les pase lo mismo.

Manteniendo tus redes libres de tales sujetos, garantizas el éxito de tu proyecto, negocio o plan, pues solo compartirás con aquellos que quieren lo mejor para ti y que te llevarán a buen puerto.

Cómo detectar a psicópatas y sanguijuelas en los negocios y en la vida

Fuente: Yahoo Noticias

Comentarios

Comenta en Facebook

Translate »