Crisis no da tregua: UNET justifica pago de matrícula en dólares. La Universidad Nacional Experimental del Táchira (UNET) iniciará sus actividades académicas de pregrado el 28 de junio, informó La Prensa de Táchira.

Lo hará tras aprobar la iniciativa presentada por representantes estudiantiles ante el Consejo Universitario de solicitar a la institución académica el aporte económico de $4 por unidad de crédito.

La crisis política, económica y social que vive el país obligó a dirigentes y alumnado a buscar alternativas para mantener la universidad de abierta. A esto se suma la negativa del gobierno de Nicolás Maduro de entregar presupuestos a las universidades.

Después de tres meses de estudio se realizó un plan para tomar acciones destinadas a lograr el objetivo de toda la comunidad universitaria: reiniciar clases.

Dicha evaluación quedó a cargo de una comisión presidida por el vicerrector académico Alexander Contreras; y demás actores universitarios (profesores, estudiantes y expertos de distintas áreas).

Satisfacer necesidades mínimas

Raúl Casanova, rector de la UNET informó que durante las mesas de reuniones se buscó lograr satisfacer las necesidades mínimas de la institución para realizar el trabajo.

“La gratuidad de la enseñanza vista como está en la Constitución ya es insoportable para las instituciones; pues el Estado no está cumpliendo con su parte. En mis manos la universidad no se va a cerrar. Yo diría que en las manos de este equipo de trabajo; debemos buscar la forma de mantener a la UNET como institución”, manifestó Casanova.

LEE TAMBIÉN:   Israel desarrolla eNoses para detectar el SARS-CoV-2 y otros virus

Estructura financiera

Estos ingresos serán destinados en 70% a los docentes y 30% al personal administrativo; de apoyo en planificación, organización, ejecución y monitoreo de los lapsos académicos.

Los conocimientos serán impartidos de manera virtual a través de la plataforma de la institución; y serán monitoreados por las autoridades del campus para no empobrecer la calidad de la enseñanza.

La idea es impulsar nuevos métodos pedagógicos a fin de mantener los estadales académicos. 

Nueva realidad académica

El inicio de las actividades será el 28 de junio, de forma virtual y en dos lapsos académicos paralelos. Uno de 7 semanas y el otro de 16 semanas que dependerá de la complejidad y requerimientos de cada materia.

Los estudiantes deberán cancelar un aporte de $4 por unidad de crédito (U.C) con un máximo de 10 U.C; y solo tendrán la posibilidad de inscribir tres unidades curriculares, para el periodo más corto.

En cambio en el periodo de 16 semanas será posible cursar hasta 20 U.C o lo equivalente a seis materias.

La crisis universitaria no da tregua

De igual forma, el rector contó que desde 2012 los presupuestos universitarios han disminuido progresivamente; e inclusive modificaron los métodos para depositar los recursos.

En un inicio se planificaban los gastos de todo el año y de esa forma se solicitaba el presupuesto. Pero cuando empezaron los recortes por parte del Ministerio de Educación Superior los pagos llegaban en tres partes; y la más sustanciosa llegaba al final del año cuando la devaluación de la moneda había mermado los recursos.

LEE TAMBIÉN:   Transporte público en Venezuela: sin efectivo y sin combustible

Posteriormente empezaron a enviar recursos vía proyectos, lo cual no solventaba los gastos operativos y de mantenimiento. Ya al final era por vía de créditos adicionales, que duraban tres meses y había que pedirlos constantemente.

Además resaltó que el Ejecutivo les adeuda cifras incuantificables.

“No solo es la docencia, en especial la infraestructura. La UNET tiene siete sedes en todo el estado y están en condiciones lamentables”.

Apadrinamiento educacional

Pensando en los estudiantes con menos posibilidades económicas, el rector Raúl Casanova tiene un plan de apadrinamiento por parte de empresas privadas y egresados de la universidad; muchos han manifestado a través de comunicados, redes sociales y correos su intención de ayudar.

Manifestó que es un proyecto ambicioso que está en conversaciones; pero es algo que se hará realidad.

También indico que elegirán a los estudiantes beneficiarios sobre la base de su situación socioeconómica y mérito académico.

¿Qué opinan los estudiantes?

Beatriz Méndez representante estudiantil de Ingeniería Ambiental, manifestó que esta estrategia será una forma de reactivar la universidad.

De igual forma considera que el pago de la educación no es el deber; pero hasta tanto lleguen recursos del Estado es la única alternativa para mantener la academia abierta y en funcionamiento.

También confirmó que “el aporte económico fue una propuesta que nació del estudiantado; y nos sentimos motivamos en estar nuevamente en la aulas, en este caso virtuales por motivo de pandemia. Además se ha visto el entusiasmo de las personas que están fuera del país; quienes se vieron obligados a parar sus estudios y ahora tendrán la oportunidad de retomar sus carreras”.

LEE TAMBIÉN:   Estas son las apps que están matando tu smartphone

Zuleika Meneses, presidenta FCU-UNET, manifestó que esta fue la única solución consensuada a la que se pudo llegar para reactivar las clases. También inculpo al “régimen de Nicolás Maduro” por llevar a la universidad a una crisis extrema; donde la única forma de salir adelante es cobrando un pago a los estudiantes.

Crisis no da tregua: UNET justifica pago de matrícula en dólares

Fuente: La Prensa del Táchira

Comentarios

Comenta en Facebook

Translate »