Dar respuestas sostenibles e inteligentes al crecimiento exponencial de las ciudades. El mundo debe seguir enfrentándose a uno de sus mayores desafíos: dar respuestas sostenibles e inteligentes al crecimiento exponencial de las ciudades.

Hoy, 55% de los habitantes del planeta -4.200 millones de personas-, vive en ciudades y núcleos urbanos.

La cifra alcanzará casi 70% de la población total en 2050, según datos de la Organización de Naciones Unidas.

La amenaza del cambio climático y la demanda de energía resultarán claves para gestionar las ciudades. Pese a que tan solo representen 3% de la superficie del planeta.

Estas consumen la mayor parte de la producción mundial de energía. De hecho, 75% de todas las emisiones de gases de efecto invernadero procede de los núcleos urbanos.

El compromiso ecológico es claro: cumplir con el Programa de Desarrollo Sostenible de la ONU para 2030. Junto con los objetivos de la Unión Europea en materia de protección del clima.

La transición, la eficiencia y la innovación energética, además del consumo responsable, conforman la agenda de las ciudades. Algunas de ellas megalópolis con más de diez millones de habitantes.

Mitigar la huella ambiental

El futuro pasa por lograr ciudades seguras y resilientes. En las que la industria sea más inclusiva y respetuosa con el medio ambiente, con infraestructuras sostenibles y un uso eficiente de los recursos naturales, apuntan los expertos.

Para ellos es prioritario promover nuevas formas de generar, distribuir y utilizar la energía como medio para reducir los costes energéticos y mitigar la huella ambiental.

LEE TAMBIÉN:   China utiliza robot para hacer pruebas de coronavirus

Los gobiernos locales están inmersos en la consecución de esta meta con la energía como punta de lanza de sus ciudades inteligentes.

Sin embargo, no solo las administraciones públicas abanderan este objetivo. Comunidades, ciudadanos y organizaciones han tomado nota de los nuevos retos mundiales.

Es el caso de Endesa X, que acelera la transición energética hacia smart cities más eficientes, habitables, sostenibles y digitales.

Planteamos diferentes soluciones tecnológicas dirigidas a ciudades inteligentes para que esa transformación también haga de las urbes espacios sostenibles en los que vivir”, explica Josep Trabado, director general de Endesa X.

Un plan integral adaptado a cada ciudad

Para Trabado, “hay dos cosas que reflejan a la perfección la idea de que todo está absolutamente conectado en este mundo: el medio ambiente y la energía”. Y ambas se interrelacionan.

No se puede alterar, modificar o mejorar ningún eslabón en esas cadenas sin que se altere el resto. Eso hace que tengamos que ser especialmente cuidadosos en lo primero, el medio ambiente. E innovadores en lo segundo, la energía”, remarca.

Endesa X ofrece servicios encaminados hacia el transporte sostenible y las urbes eficientes y conectadas.

Solo 17% de los autobuses urbanos de todo el mundo son eléctricos y la gran mayoría están en China. La compañía se ha adelantado a la electrificación del transporte en España –ya ha instalado 2.000 puntos de recarga en vías públicas–. Y propone a los ayuntamientos un plan integral adaptado para la electrificación de las flotas de autobuses urbanos, facilitando el proceso mediante la interlocución solamente con un proveedor en este caso Endesa X, y sin inversión inicial.

El cliente solo paga un fee mensual para disfrutar, no solo de la infraestructura de recarga, sino también de los propios autobuses eléctricos”, explica Juan Garrigosa, director de e-City en Endesa X sobre el Mobility as a Service.

En España, 75% de la energía consumida se produce en las ciudades, 31% procede del transporte y 19% de la iluminación.
Nos adaptamos a cada ciudad porque somos facilitadores de la solución”, añade Garrigosa.
Y si la ciudad se beneficia, también sus habitantes. Ciudadanos y administraciones públicas pueden sacar partido de servicios innovadores como el alumbrado público inteligente, con farolas que incluyen cargadores para vehículos eléctricos. Y una iluminación arquitectónica que permite un ahorro de hasta 80%.

Urbes más conectadas y mejor gestionadas

La ciudad, como centro de un ecosistema digital, debe aprovecharse de los datos exactos que muestren su comportamiento y que puedan ser explotados a través de analítica avanzada y técnicas de Big Data.

LEE TAMBIÉN:   Richard Casanova: Activemos a las comunidades en la defensa de su derecho a disfrutar servicios públicos de calidad

Es lo que se logra con soluciones como City Analytics. Mediante un mapa de calor que enseña el movimiento anónimo de los ciudadanos, los gestores pueden planificar el alumbrado público, reduciendo su intensidad cuando no hay nadie, optimizar el transporte público, calcular la demanda turística de una zona o saber cuándo enviar efectivos policiales si se ha de reordenar el tráfico.

Otras herramientas digitales como YoUrban, permiten a los ayuntamientos llevar a cabo una gestión orquestada. Y utilizar la inteligencia artificial para los distintos servicios municipales, como el alumbrado público, la gestión eficiente de los semáforos o evaluar la calidad del aire.

La aplicación también facilita la comunicación directa con los ciudadanos, dándoles la posibilidad a través de la app móvil de reportar incidencias en la ciudad a tiempo real para que sean atendidas o gestionadas de manera más eficiente.

Dar respuestas sostenibles e inteligentes al crecimiento exponencial de las ciudades

Fuente: La Vanguardia

Comentarios

Comentarios

Translate »