Descubren un súper planeta con la ayuda de un radiotelescopio

Descubren un súper planeta con la ayuda de un radiotelescopio

Descubren un súper planeta con la ayuda de un radiotelescopio. Recientemente el telescopio europeo Low-Frequency Array (LOFAR) descubrió lo que apuntaba a ser una enana marrón en la constelación de Hércules a unos 212 años luz de nosotros.

Posteriormente, astrónomos del Observatorio Internacional Gemini en Maunakea (Hawaii) confirmó el descubrimiento.

Enanas marrones (también conocidos como super planetas) hay muchas descubiertas y muchas más en el Universo. Pero esta tiene algo de especial. Es la primera que se descubre utilizando sólo un radiotelescopio (como el famoso Arecibo).

Bajo el nombre de BDR J1750+3809, este super planeta puede ayudar considerablemente al descubrimiento de nuevos exoplanetas habitables.

Hasta ahora se pensaba que tan sólo era posible observarlos en el cielo infrarrojo por sus cualidades. Sin embargo este primer descubrimiento con un radiotelescopio abre todo un abanico de posibilidades.

Gigantescos astros a medio camino entre planeta y estrella

Las enanas marrones se desarrollaron como concepto en la década de 1960, cuando se teorizó sobre la existencia de estos astros con un tamaño intermedio entre planetas gigantescos gaseosos y estrellas.

Tienen una composición atmosférica similar a los gigantes gaseosos como Júpiter y Saturno, pero son mucho más grandes. De hecho, un súper planeta puede tener fácilmente decenas de veces más masa que Júpiter por ejemplo.

El extremadamente gran tamaño que alcanzan, sin embargo, no es suficiente para que consiga provocar fusión nuclear y convertirse así en una estrella enana. Se quedan simplemente a un paso intermedio con algunas características propias de las estrellas, pero sin llegar a ser una.

LEE TAMBIÉN:   Bosques densos pueden disminuir el calentamiento global

Por ejemplo, liberan calor y por lo tanto emiten en infrarrojos, pero también tienen una masa enorme como para tener campos magnéticos.

Las dos características mencionadas previamente hacen que podamos saber la de existencia de estas enanas marrones.

Hasta ahora, la forma más habitual de estudiarlas era detectándolas analizando el espacio infrarrojo. Una vez se detectase la enana marrón se apuntaba hacia ella con radiotelescopios para poder estudiar su campo magnético. Esta vez se han saltado el primer paso y fue detectada por primera vez por el Low-Frequency Array de Países Bajos.

¿Qué aporta esto? Según los astrónomos, la capacidad de poder encontrar objetos en el espacio exterior que a menudo pueden ser demasiado “fríos” como para que un telescopio infrarrojo pueda detectarlos.

Desde la Universidad de Hawaii dicen que “tal vez incluso detectar exoplanetas gigantes de gas flotantes”. Las enanas marrones frías son las cosas más cercanas a los exoplanetas que los astrónomos pueden detectar actualmente con radiotelescopios.

Descubren un súper planeta con la ayuda de un radiotelescopio

Fuente: Xataka

Comments

comments