Deterioro de empresas básicas de Guayana es irreversible. El deterioro en las empresas básicas de Guayana es prácticamente irreversible.

Así lo aseguró a Hispanopost el dirigente sindical de la Siderúrgica del Orinoco, Yunis Hernández; en una extensa entrevista en la que lamenta el panorama de los otrora polos de desarrollo del estado Bolívar.

Cementerios. Así calificó Hernández, las empresas de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG); tras 22 años de funcionarios chavistas que las sometieron a falta de mantenimiento, desidia, corrupción y abandono.

Hernández es dirigente sindical, con una carrera laboral de más de 35 años en la Siderúrgica del Orinoco (Sidor).

“El deterioro de las empresas básicas de Guayana es enorme. Y tal como están los inversionistas serios no las quieren ni regaladas”, sostiene el sindicalista.

Por ello, calificó de propaganda la visita del ministro de Industria y Producción, Jorge Arreaza, a las plantas de las empresas básicas de la CVG.

Están por el suelo

“Arreaza reiteró por enésima vez la promesa de reactivar las empresas, de traer inversiones. Cuando en realidad es que ellas están por el suelo como el resto del país”, expresa el dirigente. Advierte que las operaciones han caído “al mínimo del mínimo”.

Por ejemplo, en Sidor, el oficialismo resalta una producción acumulada de 126.069 toneladas métricas entre enero y octubre de 2021; cuando en el pasado ese volumen se lograba en diez días.

El también representante del movimiento Unidad Matancera alerta la situación insostenible del personal debido a los bajos salarios.

LEE TAMBIÉN:   Gobierno chino busca reactivar la economía

Además, los operarios de las plantas carecen de la dotación adecuada de uniformes e implementos de trabajo. “Los trabajadores parecen pordioseros con los pantalones y camisas hechos jirones y las botas rotas”, deplora.

Más importancia al modelo ideológico que al productivo

-Hay quienes sostienen que las empresas de la CVG están en su peor momento.

-La caída de las actividades de las empresas fue sostenida en la administración de Hugo Chávez; y más profundamente en la de Nicolás Maduro. Al punto de que las plantas operan al mínimo del mínimo.

El gobierno le hecha culpa a las sanciones económicas de Estados Unidos. Pero ese declive viene desde mucho antes por la falta de mantenimiento, de inversión y la corrupción; acompañada de las malas políticas aplicadas por las distintas directivas que han pasado.

Ellas le dan más importancia al modelo ideológico cubano comunista que al manejo eficiente de la administración y las operaciones.

-El ministro de Industria y Producción, Jorge Arreaza, recorrió recientemente las empresas y anunció el interés de inversionistas.

-Como los ministros anteriores, esa visita fue pura propaganda. Y retomar las promesas incumplidas de que vienen inversiones y ejecutarán nuevos proyectos. Las plantas están por el suelo y las operaciones al mínimo del mínimo.

Empresas del aluminio las más graves

-El boletín Sidor Informa señala que la acería produjo 10% de su capacidad.

-Igual que el resto del país, las empresas de Guayana se caen a pedazos. No es motivo de celebración que Sidor produjo 126.026 toneladas entre enero y octubre de 2021.

LEE TAMBIÉN:   Rusia corta suministro de gas a Polonia y Bulgaria

En el pasado -cuando operábamos a plena capacidad instalada de 4,8 millones de toneladas al año- ese volumen se producía en diez días.

Lo más grave es la casi paralización de las empresas -además de Sidor- del aluminio (Alcasa, Venalum y Bauxilum); y los problemas de la explotación de mineral hierro de Ferrominera del Orinoco.

-Eso impacta la actividad económica de la región…

-Por supuesto. Muchas medianas y pequeñas empresas metalúrgicas y siderúrgicas transformadoras han cerrado; y las zonas industriales pujantes se han convertido en cementerios con la pérdida de miles de empleos.

Puerto Ordaz, ejemplo de ciudad bien planificada, y otras poblaciones de Guayana tienen serios problemas de servicios; fundamentalmente por el agua que Hidrobolívar manda “cruda”, sin potabilizar.

Debido a la contaminación de los ríos por los desechos de las plantas CVG y la explotación incontrolada del oro y el diamante; el estado Bolívar encabeza los índices nacionales de casos de autismo. La malaria y otras enfermedades campean en la región.

Miles de trabajadores emigraron

-Volviendo a las empresas básicas: ¿cómo están los trabajadores?

-Primero hay que aclarar que una parte importante de la nómina original de 20.000 personas emigró buscando mejorar la calidad de vida.

Con la caída de las operaciones, las empresas decidieron enviar 70% del personal a sus casas; pagándoles menos sueldo y recortando beneficios para un ingreso de entre 25 y 30 dólares al mes.

Mientras que el 30% restante labora en las plantas y se les paga completo el salario y los beneficios; obteniendo así un ingreso mensual de 40 y 50 dólares.

LEE TAMBIÉN:   Nasa reveló el sonido aproximado de dos agujeros negros

De todas maneras, ambos grupos enfrentan la realidad de que los ingresos no alcanzan para cubrir las necesidades del grupo familiar; en una región donde la inflación es más alta que el resto del país.

Por ello, los trabajadores acuden al rebusque e incluso han vendido aires acondicionados y muebles de sus hogares, además de los carros, para subsistir.

Si quieres leer la entrevista completa, ingresa a Hispanopost.

Deterioro de empresas básicas de Guayana es irreversible

Foto: Cortesía

Fuente: Hispanopost

Comentarios

Comenta en Facebook

Translate »