Drones repartidores, nuevo negocio de IBM

Drones repartidores, nuevo negocio de IBM

La multinacional estadunidense IBM pasó gran parte de la última década alejándose de sus raíces en el hardware para enfocarse hacia las nuevas tecnologías de rápido crecimiento como la inteligencia artificial y la computación en la nube.

Una nueva patente que presentó sugiere que la siempre presente compañía de computación de 107 años de antigüedad busca adaptar otra tendencia tecnológica para divertirse y obtener utilidades: drones inteligentes para entregar café.

Lanzamiento

La presentación del 7 de agosto pasado ante la Oficina de Patentes de Estados Unidos describe un sistema que une a los drones.

Que actualmente están en todas partes con cámaras y sensores biométricos que podrían:

Entregar la cafeína a empleados agotados y clientes con ganas de café incluso antes de que ellos lo soliciten.

La tecnología, que de acuerdo con el documento podría utilizarse en oficinas para mantener a los empleados alertas o en las cafeterías para incrementar las venta.

Utilizaría los sensores para buscar a las personas que piden una bebida, tal vez solamente al agitar la mano o a través de una aplicación.

Así como a las personas que parecen estar en un “estado cognitivo predeterminado” que requieren un café.

Como trabajan?

Los sensores, que pueden sentir la dilatación de las pupilas y las expresiones faciales, tendrían el respaldo de los datos sobre:

La calidad de sueño de los clientes potenciales y los calendarios de reuniones para determinar sus necesidades de un café espresso o de un café con leche.

La aplicación deja en claro que cualquier información personal que se recopile se va a utilizar “de acuerdo con los reglamentos de privacidad o con el permiso de los usuarios”.

La compañía, cuyo sobrenombre Big Blue, reflejaba el dominio que tenía sobre el mundo de la tecnología en la era de la computación con servidores.

Alguna vez fue sinónimo de productos de vanguardia, después de ser el pionero de los discos duros, la cirugía ocular con láser y los códigos de barras.

Más recientemente, su computadora Deep Blue para jugar ajedrez y el sistema Watson fueron maniobras que ayudaron a atraer la atención sobre la llegada de la inteligencia artificial.

Pero la compañía ha tenido problemas para mantenerse al día con las acometidas a los servicios en línea.

Y apenas este año acaba de regresar a registrar un crecimiento en los ingresos por primera vez desde 2012.

Aunque sus ingresos por la computación en la nube crecieron, todavía representan solamente alrededor de una cuarta parte de sus ingresos totales.

IBM no quiso hacer comentarios sobre si la presentación de la patente es parte de su cambio hacia nuevos negocios.

Pero la presentación revela cómo la empresa busca unir su experiencia tradicional en hardware con su nuevo enfoque en la inteligencia artificial.

Proyecto de drones

El investigador principal del proyecto de drones para servir café, Thomas Erickson, un científico de IBM Research, ya también presentó patentes para “colmenas móviles autónomas”.

Así como para un dron controlado por una extremidad prostética combinada con los comandos de voz de un usuario.

Al tener en cuenta que beber café “puede ser una actividad considerada casi como un ritual”.

Los drones observarán a los grupos para evaluar si podrían necesitar sustento, con base en factores como:

Qué tanto tiempo han estado hablando en el grupo y si la conversación parecía tranquila o estaba en una situación de alta presión.

Los planes también incluyen la programación de drones con la capacidad de:

Reconocer a las personas dentro de un grupo que son las “populares” o son “famosas” y por lo tanto entregar sus cafés primero.

Uso de las preferencias

A medida que los drones recopilan los datos también van a poder:

Aprender acerca de las preferencias de una persona, como a qué hora alguien quiere su tercer flat white (un tipo de café similar al capuchino o al café con leche pero con menor volumen y mayor proporción).

O si debe servirse con leche descremada o de soya.

Si la idea de que un líquido hirviendo viaje por encima de su cabeza, teléfono o laptop es causa de preocupación, pueden estar tranquilos:

Los planes incluyen que las bebidas se entreguen con un empaque a “prueba de fugas” en caso de que ocurra algún tipo de accidente a medio vuelo.

IBM es una entre una serie de empresas que tienen la intención de aprovechar el poder de los drones y la tecnología inteligente.

A principios de este año, Vodafone hizo el anuncio de que desarrolló un sistema de detección de drones para ayudar a la protección de ubicaciones sensibles como son los aeropuertos o las prisiones, mientras que desde hace mucho tiempo Amazon alberga planes para realizar las entregas de productos por medio de drones.

Drones repartidores, nuevo negocio de IBM

FUENTE: Milenio:México/Camilla Hodgson

Comments

comments