EE.UU guarda su reserva estratégica de petróleo en cuevas

EE.UU guarda su reserva estratégica de petróleo en cuevas. La invasión de Rusia a Ucrania ha obligado al gobierno de Estados Unidos a mirar hacia sus cuevas en Luisiana y Texas, en el sur del país.

Los precios del barril de petróleo superan los $139 en un mercado volátil que responde al conflicto en Europa. Comportamiento que supone un 70% más caro que hace un año.

Ante esto, EE.UU anunció que sacará de sus reservas 180 millones de barriles, la mayor cantidad de la historia, tratando de contener el alza de precios.

Según un reportaje de la BBC Mundo que reseñó Yahoo Noticias; la liberación de petróleo a esta escala no tiene precedentes en la historia de la reserva estadounidense, creada en 1974.

El propio presidente de este país, Joe Biden, indicó que ese crudo estará a disposición del mercado por un período de seis meses; hasta que EE.UU aumente su producción interna.

A principios de marzo, el gobierno estadounidense y otros países de la Agencia Internacional de Energía indicaron que extraerían de sus reservas otros 60 millones de barriles. De estos, 30 millones correspondían al país norteamericano.

La reserva estratégica de petróleo (SPR, por sus siglas en inglés), es un depósito que está bajo tierra; y es tan abundante que le ha permitido a Estados Unidos sostener su consumo en momentos difíciles y aportar al mercado en situaciones como la actual.

Sal y petróleo

Físicamente, el crudo de la SPR está almacenado en un sistema de 60 cavernas subterráneas perforadas en roca salina que se extienden desde Baton Rouge (Luisiana) hasta Freeport (Texas).

La sal es útil para proteger el crudo porque ambas sustancias no se mezclan; así que estos depósitos salinos son considerados como un almacén perfecto.

Tiene capacidad para albergar más de 700 millones de barriles de crudo. Hasta el pasado 25 de febrero había 580 millones de barriles, según el Departamento de Energía de EE.UU.

A nivel del suelo no hay mucho que ver, simplemente algunas cabezas de pozos y tuberías.

Los ductos se extienden por miles de metros por el subsuelo; y mediante ellos se puede empujar agua a alta presión para extraer el petróleo a través de un simple proceso de desplazamiento.

Las cavernas de sal no son completamente estables. A veces pueden desmoronarse por las paredes o el techo, causando daños a la maquinaria, que debe ser reemplazada con cuidado.

Por ende, su mantenimiento, tiene un importante costo: $200 millones por año.

Pero a cambio, Estados Unidos ha salido airoso en numerosos incidentes que involucraron interrupciones de las importaciones de petróleo.

Así que el país podría pasar varios meses sin otras fuentes de petróleo si llegara a requerirlo.

¿Cómo se creó?

El depósito fue creado en la década de 1970 tras la crisis económica causada por el embargo petrolero que los países árabes impusieron a gobiernos occidentales por su apoyo a Israel durante la guerra de Yom Kippur (1973).

Como consecuencia de este cese en el flujo petrolero, los precios del crudo se cuadruplicaron para 1974; y hubo problemas de escasez de combustible en Estados Unidos.

Entonces, la gente tuvo que hacer largas filas para reabastecer sus autos. Algunos temían que les robaran la gasolina que tenían y empezaron a protegerse portando armas de fuego.

Y parte de la infraestructura industrial de ese país -diseñada para funcionar con combustible barato- quedó al borde de la obsolescencia.

Fue así como en 1975 se estableció esta reserva estratégica con el fin de proteger a Estados Unidos de los vaivenes del mercado petrolero mundial; y blindar al país de los problemas que puedan surgir en el abastecimiento de crudo.

Esa función la cumplió durante la Guerra del Golfo en 1991 y luego del huracán Katrina de 2005; que al afectar a parte de la infraestructura energética estadounidense hizo que se usara el petróleo de la reserva estratégica para compensar la caída.

EE.UU guarda su reserva estratégica de petróleo en cuevas

Foto: Cortesía

Fuente: Yahoo Noticias